Encuestas estiman derrota del partido del presidente Obama | Elecciones legislativas muestran disminución de apoyo popular a demócratas en EEUU

Los sondeos estimaban un 41,3 % de participación

Este martes se realizaron en Estados Unidos comicios legislativos donde se eligieron la totalidad de los integrantes de la Cámara de Representantes y 37 de los 100 integrantes del Senado.

Además, se votó para renovar 37 de las 50 gobernaciones del país. Los resultados oficiales se conocerán este miércoles debido a que las mesas de votación en Alaska y Hawai cerrarán esta jornada.

Sin embargo, los sondeos predicen una caída en el apoyo popular a las fuerzas demócrata, tendencia política del actual mandatario Barack Obama, lo cual se traduciría en la representación dentro de los entes legislativos.

Tras menos de dos años del gobierno del primer presidente afroamericano, los republicanos podrían ganar como mínimo el control de la Cámara de Representantes y recuperar un terreno sustancial en el Senado.

OBAMA EN CAMPAÑA

Para intentar revertir las proyecciones que indicaban las encuestas, el primer mandatario estadounidense tuvo una gran participación en la campaña electoral del Partido Demócrata.

Además de haber realizado una gira en los últimos 15 días, donde recorrió 20 estados y que culminó el pasado 1 de noviembre en Ohio, llamó en todo momento y por diversas vías a la participación del electorado.

La invitación a votar a los 218 millones de personas que están habilitadas la hizo vía Internet, Twitter, teléfono móvil, redes sociales, blogs y llamadas de teléfono a líderes estudiantiles y sociales.

“Aunque mi nombre no esté en las papeletas, mi agenda va a depender de si la gente acude a votar”, explicó Obama en la mañana del martes a la radio KPWR-FM de Los Ángeles.

Uno de los sectores al que apuntó su discurso, fue a los jóvenes latinos y afroamericanos. Participó en programas radiales y televisivos conducidos por referentes de esas comunidades como el presentador de American Idol, Ryan Seacrest y Harvey y Yolanda Adams, íconos del gospel y el hip hop.

De confirmarse los sondeos, la participación sería de 41,3%, lo que se consideraría un nivel alto, teniendo en cuenta que para los comicios presidenciales acudieron aproximadamente un 55% de las personas habilitadas.

PROYECCIONES

Tradicionalmente el partido en la Casa Blanca en Estados Unidos pierde escaños en el Congreso en las elecciones de medio mandato, como las que se llevaron adelante este martes.

Pero la derrota en esta ocasión podría ser amplia, la peor desde 1974 según las encuestas. La firma de sondeos Gallup prevé que los republicanos ganarán con un de 55% los votos contra 40% para los demócratas.

De esa manera los republicanos podrían ocupar la mayoría de los asientos en la Cámara de Representantes y ganar también la mayoría, o al menos reducir la diferencia de escaños actualmente existente, en el Senado, donde actualmente poseen 41 escaños sobre 100.

Esa tendencia política indica que si cuentan con los votos suficientes, revocarán la reforma de la salud, recortarán fuertemente el presupuesto para acotar el déficit público y frenarán el avance en otros temas conflictivos como la reforma migratoria y la aprobación de una amplia ley energética.

¿INCONFORMIDAD?

Diferentes analistas internacionales han definido como un “voto castigo” el apoyo que los republicanos recibirían en estas elecciones después de dos años de mandato del actual mandatario demócrata.

La Administración Obama ha tenido problemas en un año electoral donde la tasa de desempleo se mantiene cerca del 10%, en una economía que apenas está saliendo de una recesión profunda. Millones de estadounidenses han perdido sus casas por embargos hipotecarios, dejándolos sin los ahorros de toda su vida.

Según el sondeo de Gallup, la mayoría de los entrevistados dijeron que votarán para mandarle un mensaje a Obama: el 24% dijo que votará para apoyarlo, el 35% para oponerse y sólo el 37 % dijo que el voto que emitirá no contendrá mensaje alguno.

Sin embargo durante la campaña Obama recordó una y otra vez que “fueron las políticas de George W. Bush las que condujeron al borde del colapso”.

En tanto, el presidente analizará hoy, en conferencia de prensa los resultados de las elecciones legislativas, informó la Casa Blanca, y será la primera oportunidad para el mandatario reaccione lo que se prevé será una derrota de los demócratas.

COMICIOS DE ALTO COSTO

Los 3 000 millones dólares gastados en estas elecciones parciales estadounidenses las convierten en las más caras de la historia de este país, abocado a una profunda crisis económica.

El Centro de Política Responsable en su sitio en Internet publicó este 2 de noviembre la cifra, que supera los 2 800 millones de dólares invertidos en los sufragios de 2006.

Los candidatos republicanos recaudaron 502 millones de dólares y gastaron 461 millones en el proceso previo a los sufragios.

Entretanto los demócratas recolectaron 407 millones de dólares e invirtieron 397 millones.

Los grupos de poder American Crossroads y Crossroads GPS, encabezados por George W. Bush y el consultor político Karl Rove, superan los 50 millones de dólares en recaudaciones.

Asimismo la agrupación Americans for Prosperity gastó unos 35 millones de dólares en promover a 60 candidatos del Partido Republicano.

T y F/Agencias