Por José Gregorio González M|Enfrentar la guerra económica (Opinión)

Derrotar la guerra económica no ha sido sencillo. Las complicidades de muchos individuos infiltrados en la Revolución Bolivariana contribuyen con su miseria a ahondar los problemas de escasez. Se les entregó responsabilidades y jamás adquirieron compromisos con el pueblo. La administración de los Abastos Bicentenarios es muestra de ello. La miseria humana que campea en algunos círculos no tiene compasión con los venezolanos. Robarse, desviar artículos de primera necesidad para entregarlos al bachaqueo o para la venta a comerciantes inescrupulosos no puede verse como una simple falta; es un delito grave y por lo tanto, hay que sancionarlo.

Los ciudadanos que madrugan a adquirir sus alimentos son víctimas de estos traidores. En mala hora se designaron como garantes de la seguridad alimentaria. Fauna de ladrones que se enriquecen a costa del dolor de los desposeídos y los que sufren para adquirir sus alimentos.

Quienes fomentan la guerra económica buscan salir del presidente Nicolás Maduro y su Gobierno. Son tan evidentes sus intenciones que algunos de ellos no temen confesarlo en público; mientras la mayoría sabotea la economía de bajo perfil. Reducir la producción desestabiliza a Venezuela.

Se hace necesario la aplicación de la ley. Cada vagabundo que se dedique a bachaquear debe ser encarcelado. De esta plaga es fácil salir si no les compramos nada. Asimismo, debemos luchar contra la corrupción cualquiera sea su tipo. Los funcionarios corruptos hay que denunciarlos, no podemos seguir siendo cómplices por omisión.

La riqueza de Venezuela, la misma que el comandante Hugo Chávez obligó a redistribuir equitativamente, no puede pasar a manos del capitalismo. Las Misiones Sociales benefician a todos por igual; pero desaparecerán si los representantes de las grandes corporaciones que hoy hacen vida en el Parlamento, deciden con leyes o sin ellas borrarlas del panorama nacional. Sabemos que cuentan con la anuencia de muchos venezolanos, incluso ayudados por el Gobierno.

La batalla se seguirá dando en todos los espacios. Tenemos que vencer al enemigo del pueblo. La conciencia nos salvará. Enfrentemos con valor las injusticias que pretende instaurar la derecha en nuestro territorio.

caminosaltair@hotmail.com

Agregar comentario

Haz clic aquí para hacer un comentario