Por Tulio Monsalve|Entender el problema (Opinión)

Si hay que escoger entre un hereje o un devoto prefiero el primero. Me interesa ver y entender el problema, no apoyarme con la simpleza de un devoto dispuesto a aceptar cualquier solución que se le proponga.

Por decenas de años apoyé a alumnos a cumplir ese trauma de enfrentar sus tesis de grado. Por cierto, uno de los pocos momentos de su carrera en que escogen por propia voluntad. Intervenimos para discutir metodologías para llegar a resolver su problema. Se inicia una mínima especialización.

En la Universidad la mayoría de las materias solo fortalecen la memoria. Hay poco espacio para desarrollar el raciocinio o disposición para resolver problemas.

Es claro: resolver problemas tiene que ver con la producción de conocimientos objetivos. Esto es asunto que solicita especialización.

Materia que necesita de la doctrina, observación de los hechos, y valoración acertada y buen juicio. Si este proceso se distorsiona obvio surge la confusión y los errores.

No es materia ideológica. O devoción a causas políticas. Es profesionalidad. ¿Es lo mismo un problema de transporte que uno de salud o igual a otro de educación? Respuesta: no.

¿Resolverá un especialista de ingeniería un problema comunicacional? ¿Uno de educación un problema de salud?

Aquí pareciera que todos los funcionarios son pluriaptos. Comienzan en un rumbo y el azar los coloca en cualquier puesto. Nadie es especialista en nada sino genio en la improvisación de todo.

Esto explica muchos de nuestros problemas irresolutos.

T/Tulio Monsalve
Etiquetas

Agregar comentario

Haz clic aquí para hacer un comentario