Inicio » Avances, Entrevistas, Nacionales

Representar a Venezuela es algo "único y mágico"

Esgrimista Alejandra Benítez: Me veo trabajando en el ámbito social

1 mayo 2012

La esgrimista aseveró que el siguiente paso en su carrera, es trabajar para impulsar la disciplina en Venezuela, por ello se preparan para postularse a la Federación Venezolana de Esgrima, a fin de impulsar la especialidad

Para la esgrimista venezolana Alejandra Benítez representar a Venezuela en unas olimpiadas es algo “único y mágico”. ¡Te sientes embajadora de tu país!”, dijo risueña la destacada deportista que disputará este año en Londres sus terceros Juegos Olímpicos.

La sablista, residente de la populosa parroquia Antímano consideró “increíble” llevar sobre sus hombros la responsabilidad de brillar fuera del país en unos Juegos Olímpicos. “Es algo indescriptible y estar allí se te aguarapan los ojos”, relató emocionada.

“Te vienen todas las sensaciones de emoción y de orgullo”, expresó.

Alejandra Jhonay Benítez Romero, de 31 años, y con más de 15 en la selección nacional de sable femenino, descartó asegurar que ganaría una presea para nuestro país, empero si afirmó que luchará por llegar al éxito.

“Son más de 15 años queriendo eso, pero por el trabajo que estoy haciendo tanto psicológico como físico, me reservo eso, y ese día veremos que será lo que sucederá”, señaló con madurez.

“Soñaba con ser atleta de la selección, viajar, ser campeona mundial, aunque las victorias me llegaron muy rápido. En mi primera presentación internacional llegué campeona mundial juvenil”, recordó la criolla, que inició en la especialidad guiada por su tía paterna.

En vista de que las victorias le llegaron a muy temprana edad, se motivó y se dijo: “¡No, Me hace falta más!”. Y se propuso ser más ambiciosa.

Necesitaba alargar su sueño y obtener más triunfos. “Es cuando comienzas a pensar en unas olimpiadas y en más y más medallas. Luego viene la ambición de ganar y ganar y ser mejor”, recalcó.

La esgrima la atrapó

Desde muy niña empezó sus entrenamientos en la Sala Rodolfo Bartha de la Universidad Central de Venezuela, ya que allí entrenaba la selección nacional, y le “llamaba la atención verlos en prensa y todo eso”, rememoró con alegría.

La olímpica, a quien siempre le inculcaron practicar deporte para desarrollarse integralmente, narró que desde niña probó a ver si le gustaba, y cuando se dio cuenta había sido “atrapada” por el deporte de combate.

Antes de decantarse por la esgrima, hizo ballet, natación, judo, entre otras disciplinas, y como toda niña, a veces se levantaba sin ganas de entrenar, porque le “dolía todo”, pero su familia la motivó a que continuar, pues si le gustaba la esgrima y quería ser buena, debía hacer sacrificios.

Contó con esmero que Marlene Arteaga, una ex esgrimista, a quien observaba entrenar, sirvió de inspiración para que siguiera y no abandonara las prácticas. A ella le debe mucho de los lauros que ha conseguido en su carrera deportiva.

“Me veo trabajando en el ámbito social”

Luego que culmine su participación en la cita británica se visualiza invirtiendo su tiempo ayudando a los demás. Le encanta actuar como servidora social.

“Me veo trabajando de lleno en el ámbito social, que me llama muchísimo la atención y me encanta. Ahí en la Asamblea, trabajando, soy diputada suplente y debo asumir mi responsabilidad”.

Añadió que así como ella, varias esgrimistas en situación de retiro tienen claro que el siguiente paso en sus carreras, es trabajar para impulsar la disciplina en Venezuela, por ello se preparan para postularse a la Federación Venezolana de Esgrima, a fin de impulsar la especialidad.

Atletas luchadores

Afronta seriamente ser imagen y ejemplo para los niños y jóvenes venezolanos. “Nosotros como atletas deberíamos ser esa cara alentadora del país”, indicó.

“Pienso que nosotros deberíamos ser luchadores, trabajar en una campaña de concientización infantil. A Alejandra Benítez le encantaría colaborar para fomentar eso, de que Venezuela viera a sus atletas como ejemplos a seguir”, puntualizó, quien viene de un barrio caraqueño.

A corto plazo espera formar una familia. “Tengo el deseo de ser madre, eso es parte de mis proyectos personales y en lo profesional también soy odontóloga y me gustaría ejercer mi carrera, aunque sea dos o tres horas a la semana”.

“Trabajar con más seriedad”

“Mi visión del deporte venezolano es la de la esperanza, el deporte nacional ha crecido muchísimo, por la gran inversión que le han dado. Los que hemos vivido el antes y el después lo podemos decir con mucha base y es muy esperanzador el futuro de Venezuela en el deporte”, manifestó la esgrimista.

Sin embargo, propuso: “hay que trabajar con más seriedad, con verdaderos planes de masificación, de trabajo de selecciones, y con una visión más amplia de lo que significa el alto rendimiento”.

Igualmente, Benítez coincidió con los testimonios de sus colegas, Silvio Fernández y Johanna Fuenmayor, quienes criticaron el bajón de la disciplina en el país.

“Cuando hablamos de una generación de relevo de alto rendimiento ahí si hay un escalón bien grande ¿ y porqué sucede eso? , porque se han enfrascado en nada más apoyar a la élite, a los nombres que se conocen y después de allí para abajo, les cuesta porque no hay organización”, acotó con su característica amabilidad.

“¿Qué ha pasado con la esgrima en Venezuela?”, cuestionó. “El trabajo de la Federación ha sido a corto plazo, entonces ahora que está un grupo en retiro (Johanna Fuenmayor, Mariana González y ella) que estamos diciendo hasta luego, cuando vemos hacia atrás, vemos mucho talento, pero sabemos que cuando vengan las competencias internacionales de alto nivel le va a costar un poquito a las más jóvenes”, dijo a modo de crítica.

“Hay que estudiar”

Con tono firme resaltó que es “fundamental que seamos seres humanos integrales”, porque si bien es cierto que “el deporte es parte de nuestras vidas, que lo amamos”, también es verdad que se debe fomentar el estudio en los niños. “Pero, hay que estudiar, prepararse, ser profesional”, comentó convencida.

Para terminar nuestro encuentro con una de las atletas de mayor atención mediática en el país, la sablista pidió a los venezolanos que la vean como una aliada, y que confíen no sólo en ella, sino en todos los atletas criollos que viajarán a la capital londinense. “Aquí tienen una persona que va a luchar por todo, que va a querer ver esa bandera allá arriba”, manifestó.

“No es fácil ser atleta, no es fácil estar en esta posición”, indicó, pues “de la población mundial sólo 10.500 somos atletas que vamos a los Juegos, es un grupo muy reducido, y que por lo menos estén orgullosos que hay venezolanos”.

Fuente y Foto/AVN
2 Comentarios
Luis Emilio Acevedo B. dijo:

Éxitos en sus nuevas tareas… Deseo y espero que: su labor social trascienda el esgrima, su nombre alcance nuevos horizontes y su trabajo en la Asamblea Nacional se convierta en un jardín para la siembra de semillas que fecunden en las tierras nobles y en las más infértiles.

angel londres dijo:

Alejandra por Dios como se te ocurre decir que luchas contra la corrupción si metiste en SUNAHIP, al SR. Idrobo que lo que ha echo hasta ahora es votar personal contratado para reemplazarlos por sus amiguitos de deportes, a parte los Hermanitos Camaute ejercen altos cargos alli y son sobrinitos de Hector Davila quien firmo el contrato con la empresa privada Iptote que se lleva la mayor parte del dinero de las apuestas y en su momento prácticamente quebró al INH, causa que condujo a que se disolviera el INH para poder eliminar ese bendito acuerdo, es de imaginar que para haber participado de esa atrocidad debe haber tenido muchos intereses de por medio, así que Ministra atienda esas cosas, y no todo el que quiere hacerle ver la realidad es escuálido al contrario usted sin saber metió la oposición en pleno a gobernar en estas instituciones, por que el escuálido no solo se identifica por haber firmado contra el Presidente eterno Chavez, si no por su conducta y por vociferar su oposición a