Las piezas de la FMN se integraron al paisajismo del lugar|Las esculturas tomaron el Eje del Buen Vivir

En el Eje del Buen Vivir, en Caracas, se colocaron este martes cinco esculturas de instituciones de la Fundación Museos Nacionales (FMN), para ofrecerle al público que visita este espacio remozado una galería a cielo abierto, constató ayer el equipo del Correo del Orinoco en un recurrido por el lugar.

En la entrada del corredor por el Museo de Ciencias y la Universidad Nacional Experimental de las Artes, las personas será recibidas por una parte de la escultura 49+una (1990), de Michele di Lalla, elaborada con hierro, latón modelado y soldadura, que pertenece a la colección del Museo de Arte Contemporáneo. En este mismo jardín se ubica también una creación de Ángel Lobo, conocida como El grillo, hecha en hierro forjado y resguardada por el Museo de Bellas Artes.

Más adelante se ubican tres piezas de la colección de la Galería de Arte Nacional: Muchacho con perro, de Zitman Cornelis, una fundición de bronce y patinado del año 1973; también se destaca Lucrecia, del escultor Andrés Pérez Mujica, una de las obras más grandes hecha de bronce patinado de 1905. Finalmente, se ubica muy cerca de la entrada al Teatro Teresa Carreño una fundición de bronce pulido y patinado de Francisco Narváez, titulada Volumen, del año 1972.

Las esculturas se colocaron para integrarlas a los trabajos de paisajismo y embellecimiento del Eje del Buen Vivir, luego de que el despacho de Cultura decidiera cerrar el lugar durante un mes aproximadamente para realizar labores de mantenimiento, así como llegar a acuerdos con las arrendatarias y los arrendatarios de los locales comerciales que operan en el corredor.

Estas cinco obras se cambiarán cada dos meses, y la muestra servirá para el desarrollo de un programa educativo de socialización del arte, señaló un trabajador de la FMN que no quiso ser identificado.

MÁS BONITO

Ayer en la tarde, estaba previsto que se reinaugurara el Eje del Buen Vivir con sus espacios remozados. En el espacio se pudo observar en la mañana que los trabajadores terminaban de hacer arreglos en las luminarias, realizaban labores de jardinería o limpieza, y todavía olía a la pintura y los solventes que se usaron para cambiarle el color a los locales. Asimismo, se intervino un mural que conduce al anfiteatro y se colocó una infraestructura en sustitución de los kioscos que se encontraban en la entrada del TTC.

Días atrás, el titular de la cartera de Cultura, Reinaldo Iturriza, informó en su cuenta Twitter que como parte de las labores de mantenimiento se había colocado un nuevo sistema de riego, se sustituyeron las tuberías de agua potable, se repararon los postes de luz y se instalaron nuevos desagües.

Con la apertura de ayer, está previsto que el Eje del Buen Vivir estrene un nuevo horario de atención al público. El corredor abrirá sus puertas de martes a jueves desde las 12:00 del mediodía a 10:00 pm. Los días viernes y sábado de 12:00 del mediodía a 12:00 de la noche y el domingo, de 12:00 del mediodía a 8:00 pm, precisó María de Los Ángeles Querales, del Café Kafunga, uno de los locales del Eje.

La trabajadora dijo que quienes regentan los locales acordaron ofrecer menús a la hora del almuerzo. “En el caso del Café Kafunga será comida vegetariana, lo vegano será nuestra punta de lanza”, acotó.

Con el anunció del cierre del Eje hace varias semanas, el ministro Iturriza mencionó que se revisarían los precios de cada local. Respecto a este tema, Querales indicó que hacen un esfuerzo para “mantener los precios más asequibles, de abaratar los costos”.

“Todos hemos trabajado arduamente para ofrecer un mejor servicio, para que la gente que venga a visitarnos se sienta satisfecha con la reapertura”, afirmó la representante de Café Kafunga.

NUEVO ACUERDO

María de Los Ángeles Querales precisó que las arrendatarias y los arrendatarios de los locales del Eje del Buen Vivir también llegaron a un nuevo acuerdo con la cartera de Cultura respecto al costo del alquiler de los locales y el tiempo del contrato, que se extenderá por un año, con una prórroga de seis meses. “Si se paga a tiempo, se ofrece un buen servicio” se podrá renovar el alquiler.

“Es interesante la oportunidad que se nos brinda, porque nos escucharon, nos dieron el lugar que merecíamos y aquí estamos, echándole pierna, para que pueda ser el Eje del Buen Vivir otra vez”, declaró.

T/ Várvara Rangel Hill
rangel-v@correodelorinoco.gob.ve
F/ Roberto Gil
Caracas