Fecha prevista para el fin de la misión de la OTAN|España anuncia disposición a seguir en Afganistán después de 2014

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, manifestó este sábado la disposición de este país de extender su presencia en Afganistán más allá de 2014, cuando está previsto el fin de la misión militar de la OTAN.

Así se lo trasladó este sábado al presidente afgano, Hamid Karzai, durante una visita no anunciada a las tropas españolas destacadas en la nación centroasiática, invadida en 2001 por Estados Unidos y sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

En concreto, el jefe del Ejecutivo ibérico expresó su interés en que una parte del contingente de Madrid, integrado por unos mil 400 soldados, permanezca en la provincia afgana de Herat.

Según el diario El País, Rajoy no cuantificó cuál será la presencia militar dentro de dos años, pero reveló que España negocia con sus aliados quedarse en la base de Herat, en la cual tiene 369 efectivos y donde gestiona el aeropuerto civil y militar y un hospital de campaña.

Esa será una de las bases de la futura misión de asesoramiento e instrucción del Ejército afgano, que ya planea la Alianza Atlántica, indicó el cotidiano en un artículo de su enviado especial a Kabul con motivo del viaje del presidente del Gobierno, primero desde su llegada al poder hace un año.

«Tenemos por delante una tarea difícil, que es cimentar las condiciones para completar la transición antes de finales de 2014 y llevar a cabo el repliegue», afirmó durante un discurso en Herat.

Acompañado por su ministro de Defensa, Pedro Morenés, el jefe del Ejecutivo español visitó, además, la base de Qala i Naw, en la provincia de Badghis, que junto a la de Herat acogen a los mil 369 militares hispanos desplegados en Afganistán.

Su estancia coincidió con el repliegue de las tropas, iniciado el pasado mes con una reducción del 10 por ciento -de mil 521 a mil 369 soldados-, y que continuará con la retirada del 40 por ciento a lo largo de 2013 y del restante 50 por ciento en 2014.

Sin embargo, según ha reiterado en sus últimas declaraciones, España podría acelerar el repliegue y, «si no hay algo que dé la vuelta a la situación» de forma radical, estar en 2013 fuera de Badghis.

De esta forma, el próximo año la nación ibérica abandonaría su principal base de Qala i Naw y se cerrarían los dos puestos de combate en Moqur y Ludina.

Casi un centenar de españoles han muerto en Afganistán desde el inicio del despliegue de las tropas en ese país en 2002.

Fuente/PL