La Administración Obama sostiene a grupos de la “sociedad civil”|Estados Unidos destina más de 6,4 millones de dólares a financiar oposición en países del ALBA

La Administración Obama mantiene su apoyo a organizaciones opositoras

La agencia Fondo Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés), organización del Gobierno de Estados Unidos, ha destinado más de 6,4 millones de dólares a financiar a organizaciones opositoras en países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, denunció la investigadora venezolano-estadounidense Eva Golinger.

“Venezuela es el país donde la NED más ha invertido dinero en grupos opositores en América Latina durante el año 2009, con 1.818.473 dólares, más que el doble del año anterior. De segundo está Cuba, con una inversión por encima de 1,5 millones de dólares, destinados a grupos y medios contrarrevolucionarios y sus contrapartes en Estados Unidos”, detallando Golinger.

La abogada venezolano-estadounidense suma, además, “1,36 millones de dólares que fueron otorgados a organizaciones y medios de comunicación bolivianos que están en contra del gobierno de Evo Morales”. Además, “entre Ecuador y Nicaragua, fueron invertidos más de 1,7 millones de dólares en grupos políticos, medios y la llamada “sociedad civil”.

ENTREGARON RECURSOS A GRUPOS DESCONOCIDOS

Golinger denunció que la NED, “en un burdo intento de censurar el destino de sus fondos en Venezuela”, excluyó de su informe anual “una mayoría de nombres de las organizaciones venezolanas que reciben su financiamiento”. No obstante, en otros documentos oficiales de la entidad estadounidense, tales como sus declaraciones de impuestos y algunos informes internos solicitados con base en la Ley de Acceso a la Información (FOIA por sus siglas en inglés), “se ha podido conocer cuáles son los principales recipientes de sus fondos multimillonarios”.

Investigadora Eva Golinger

La mayoría de los más de 2,6 millones de dólares otorgados a grupos venezolanos por la NED durante los 2008 y 2009, fueron entregados a organizaciones desconocidas. Con la excepción, acota la investigadora, “de grupos como Liderazgo y Visión, Cedice, Instituto de Prensa y Sociedad, Súmate, Consorcio Justicia y el Centro al Servicio de la Acción Popular (Cesap)”, los entes financiados mayoritariamente en Venezuela “parecen ser fachadas y canales para distribuir fondos a sectores antichavistas”.

Grupos desconocidos, como el Centro de Formación de Liderazgo para la Paz y el Desarrollo Social, “recibieron 39.954 dólares (año 2008) y 39.955 dólares (año 2009) para “fortalecer la capacidad de líderes comunitarios para participar en los procesos democráticos…Este proyecto identificará líderes emergentes de comunidades pobres y de clase media, para suministrarles un programa de capacitación sobre la democracia, los procesos políticos y el desarrollo”.

Otras organizaciones, como la Fundación de los Derechos Humanos, recibieron 32 mil dólares (2008) y 35 mil dólares (2009) para “promover un entendimiento sobre los derechos humanos de las familias y víctimas de abuso a manos de las fuerzas policiales”.

La investigadora denunció que, durante varios años, “la Asociación Civil Kapé Kapé, ente que no se conoce en Venezuela, ha recibido aportes de 45 mil dólares (año 2008) y 56.875 dólares (año 2009) para trabajar con “comunidades indígenas y fortalecer su conocimiento sobre los derechos humanos, la democracia y las organizaciones internacionales y mecanismos para protegerlos”.

Incluso, “en un claro ejemplo de injerencia extranjera, el dinero de la NED fue utilizado para crear un documento detallando las violaciones de derechos humanos contra ellos y denunciarlo ante organizaciones internacionales”.

Esta organización “también facilitó un intercambio entre líderes de Venezuela y el movimiento indígena de Ecuador”. Durante el último año, acotó, “ciertas tendencias en el movimiento indígena, financiadas por la NED y USAID, han estado promoviendo protestas y acciones contra el gobierno de Rafael Correa”. Para Golinger, esto no es casual.

DINERO PARA MOVIMIENTOS ESTUDIANTILES

Una gran parte del dinero de la NED en Venezuela “ha sido invertido en los últimos años en la ‘formación de jóvenes’ y la ‘construcción del liderazgo democrático de los jóvenes‘, incluyendo programas en los que se capacita a estudiantes universitarios y jóvenes líderes comunitarios sobre los valores democráticos, el liderazgo y la comunicación”, destacó la abogada.

Otros grupos, como la Fundación Cultural Miguel Otero Silva (51.500 dólares en 2008 y 60.900 dólares en 2009) y la Asociación Civil Propuesta Jurídica (30.300 dólares en 2008), “dos organizaciones desconocidas, han promovido programas para fortalecer la capacidad de liderazgo juvenil y estudiantil y coordinar una red de observadores para las elecciones venezolanas”.

Otros 32.100 dólares fueron invertidos “en un proyecto de conducir una campaña comunicacional vía periódicos locales, emisoras de radio y mensajes de texto, y a través del internet, afiches y volantes”.

La analista recuerda que en los últimos años “ha sido formado un movimiento estudiantil de la oposición en Venezuela que ha recibido fondos multimillonarios de diferentes agencias estadounidenses y europeas”.

Más de 32% del financiamiento anual de la Agencia del Desarrollo Internacional de Estados Unidos (Usaid) en Venezuela, que sobrepasa los 6 millones de dólares, “ha sido invertido en la capacitación de jóvenes y estudiantes para utilizar las redes sociales y medios de comunicación innovadores, como Twitter y Facebook, para intentar consolidar un movimiento antichavista en el país”.

RECURSOS PARA MEDIOS

Según Golinger, otras organizaciones “han recibido fondos multimillonarios de la NED, el Departamento de Estado y la Usaid para trabajar con medios de comunicación y diseñar mensajes y propaganda contra el gobierno venezolano.

El Instituto Prensa y Sociedad, “entidad creada en Perú con dinero de la Usaid y NED, y luego establecida en Venezuela en 2003, recibió 49.975 de la NED en 2009 para promover y defender la libertad de expresión y libertad de prensa en Venezuela”.

El YPyS “también recibió más de 821 mil dólares en 2008 directamente del Departamento de Estado de Estados Unidos, junto a la organización venezolana Espacio Público, para un proyecto de dos años para promover la libertad de expresión en Venezuela, financiar planes de estudios sobre periodismo en universidades venezolanas y capacitar cientos de periodistas en el uso de los medios innovadores”, enumera.

“La desconocida Asociación Civil Libertad Ciudadana recibió 35.390 dólares de la NED en 2009, y 44 mil dólares en 2008, para capacitar a los periodistas venezolanos para poder cubrir asuntos de seguridad y defensa de una perspectiva de derechos humanos y democracia”, puntualiza Golinger.

Según el informe anual de la NED, los talleres de Libertad Ciudadana “suministrarán información práctica sobre los radios comunitarios, periódicos comunitarios y maneras en que el Internet puede ser utilizado…Libertad Ciudadana también capacitará a estudiantes universitarios sobre la importancia de los medios comunitarios…”.

FINANCIAMIENTO PARA PARTIDOS

A través del Centro para la Empresa Privada Internacional, fueron invertidos 310.638 dólares “en la organización venezolana Cedice (Centro de Divulgación del Conocimiento Económico), grupo empresarial de la extrema derecha, para fortalecer la comprensión de valores democráticos entre trabajadores y empresarios y construir un marco que promueve la cultura del mercado dentro de las empresas venezolanas”.

Súmate, la organización política de María Corina Machado, actual candidata a la Asamblea Nacional, “recibió 90 mil dólares en el año 2008 para promover la consolidación de una red nacional de voluntarios comprometidos con los ideales de liderazgo, valores democráticos y la participación cívica”. Desde su fundación, en el año 2003, Súmate se ha beneficiado de los recursos de la NED y la Usaid.

Golinger apunta que otros 600 mil dólares “fueron canalizados en 2009 a partidos políticos y gobiernos regionales de la oposición a través del Instituto Republicano Internacional (IRI)”. Según el informe de la NED, este Instituto trabaja con “dos gobiernos municipales y un gobierno regional” para promover sus “políticas y prácticas”. También está trabajando con “partidos políticos” para ayudar construir sus “plataformas nacionales”, reporta la abogada. Cabe descatar que el IRI tradicionalmente ha financiado partidos políticos venezolanos de derecha, como Primera Justicia, Un Nuevo Tiempo y Copei.

SÚMATE LO RECONOCE

La semana pasada, organización opositora Súmate reconoció que recibe financiamiento internacional.

“Rechazamos que se diga que Súmate es ilegítima por supuestamente recibir recursos de otros países, que aunque es legal no ha sucedido este año. Llama la atención que se utilice ese argumento cuando en este año no hemos tenido financiamiento internacional”, expresó el director ejecutivo de la organización, Ricardo Estevez, en declaraciones que ofreció a la emisora privada Unión Radio y que fueron reseñadas por AVN.

En la entrevista, Estevez también descalificó el argumento que el pasado jueves 22 de julio utilizó el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para rechazar la demanda que Súmate interpuso hace más de un año contra el referendo en el que la mayoría del pueblo aprobó una enmienda constitucional que permite la postulación continua a cargos de elección popular.

“La declinación por parte del TSJ se debe en parte a que los poderes públicos controlados por la Asamblea Nacional (AN) aplican como estrategia electoral el diseño y control como ventajismo”, aseguró.

En su fallo número 796, del pasado 22 de julio, la Sala Constitucional puso en duda la legalidad de las actividades de la asociación civil, luego de que uno de sus integrantes reconociera que sus planes y proyectos son financiados por la National Endowment for Democracy (NED).

CON LA IMPRONTA DE RONALD REAGAN

El Fondo Nacional para la Democracia, recuerda Eva Golinger, “es una entidad creada por el Congreso de Estados Unidos el 6 de noviembre de 1982, con el objetivo de ‘promover la democracia’ en países estratégicamente importantes para Washington”.

Su mandato original, agrega, fue anticomunista y antisocialista. “Su primera misión, mandada por el entonces presidente Ronald Reagan, fue lograr sacar al gobierno sandinista del poder en Nicaragua. Su presupuesto anual, que sobrepasa los 132 millones de dólares, es aprobado por el Congreso y supervisado por el Departamento de Estado”.

Golinger calcula que la NED trabaja actualmente “en más de 70 países alrededor del mundo”. Allen Weinstein, uno de sus fundadores, “reveló hace años al periódico The Washington Post, quelo que hacemos hoy fue hecho de manera clandestina hace 25 años por la CIA…”.

En mayo de 2010, “la NED financió un informe preparado por la Fundación Fride en España, evaluando el financiamiento y apoyo a sectores antichavistas en Venezuela durante los últimos ocho años”. En el documento “revelaron que, anualmente, agencias internacionales de Estados Unidos, Canadá y Europa invierten entre 40 a 50 millones de dólares en partidos políticos, organizaciones y medios opositores en Venezuela”.

Este esfuerzo, alerta la investigadora, “forma parte de una estrategia de desestabilización y subversión dentro de Venezuela que busca socavar al gobierno de Hugo Chávez y provocar su salida del poder”.

T/ Redacción CO (con información de Eva Golinger y AVN)
F/ AFP