Este sábado se cumple una semana de victoria popular constituyente por la paz

No es arte de magia, se llama Poder Originario. A tan solo una semana de su instalación y primera sesión, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) realizó la labor necesaria para el fortalecimiento institucional a fin de garantizar la paz y la justicia en el país pese a las adversidades que se presentaron en estos siete días.

En su primera jornada de trabajo, la ANC el sábado 5 de agosto aprobó por unanimidad la destitución de la entonces fiscal Luisa Ortega Díaz, tras recibir el informe del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que la suspendió de su cargo para que se someta al proceso judicial que se le sigue.

De inmediato, designó provisionalmente a Tarek William Saab como nuevo máximo representante del

Ministerio Público y ordenó la reestructuración de esta instancia de administración de justicia que se encontraba inerte y puesta al servicio de los sectores más radicales y violentos de la derecha venezolana.

Conformó una comisión para definir su funcionamiento y extendió a un máximo de dos años el lapso para su labor.

Designó a Delcy Rodríguez como presidenta de la Comisión de la Verdad, Justicia y Reparación de las Víctimas, encargada de investigar los crímenes cometidos bajo las acciones sediciosas de la derecha y procedió a instalar este mecanismo.

Rechazó de manera categórica la írrita e ilegal declaración injerencista emitida por países miembros del Mercado Común del Sur (Mercosur) contra Venezuela.

El domingo 5 de agosto se produjo el ataque terrorista al Fuerte Paramacay, en el esatdo Carabobo, que fue “mostrado” a la prensa internacional como una supuesta rebelión militar en contar de la ANC. El atentado fue rápidamente repelido por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), que develó además una conspiración para desestabilizar la democracia y cerró filas con la institucionalidad y el Gobierno Bolivariano.

En su segundad sesión, el martes 8 de agosto, la ANC aprobó un acuerdo en respaldo al presidente de la República, Nicolás Maduro, ante las medidas unilaterales impuestas por el Gobierno de Estados Unidos (EEUU) y un acuerdo en solidaridad con la FANB tras el ataque terrorista perpetrado en su contra, así como la Ley de la Comisión por la Verdad, Justicia y Paz y un decreto que fija los lineamientos para la coexistencia con los cinco Poderes Constituidos que conforman el Estado venezolano.

De esta manera se resolvió el conflicto entre los poderes generados por factores desestabilizadores dentro de las instituciones del Estado. Ese día una anonadada oposición que amenazó con incediar el país de producirse la elección y la instalación de la ANC, aceptó entrar en el carril democrático y anunció su participación en las elecciones regionales de este año, lo que echó por tierra la teoría del “fraude Constituyente” y el llamado a las “calles sin retorno”.

Voceros como Gerardo Blyde, alcalde de Baruta y representante del partido derechista Primero Justicia (PJ), aseguró el fin de los trancazos y las marchas opositoras. Después de convocar un enfrentamiento pueblo contra pueblo para aupar una guerra civil y derrocar al Gobierno, la oposición “toma el camino electoral”.

Grupos radicales y fascistas continuaron intentando captar a seguidores para acciones violentas. No tuvieron ningún respaldo. La MUD había decretado de esta manera el fin de su liderazgo y la superación de la guarimba y la violencia política como estrategia.

Esta semana se anunciaron juicios y destituciones de alcaldes relacionados con actividades vandálicas en estos más de 100 días de violencia opositora. Para hoy, la MUD convoca a una “marcha” en respaldo a los burgomaestres que partirá desde Chacao hacia El Hatillo. La movilización puede resultar en otro fracaso, toda vez que ya sus voceros anunciaron el fin de las marchas para inmediatamente organizar otra. Cabe destacar que ni en los mencionados municipios, no se ha visto ninguna acción de la comunidad en respaldo a sus autoridades locales, toda vez que estas han sido cuestionadas por abandonar sus tareas como gerentes municipales para dedicarse al activismo político ahogando a los vecinos con basura y malos servicios.

En su tercera y cuarta sesión, la ANC tocó el tema económico y político abriendo importantes debates sobre las medidas necesarias para la derrota del boicot de los grandes grupos comerciales y financieros contra la capacidad adquisitiva del pueblo venezolano.

La esperanza del pueblo está puesta en la ANC, cuyos resultados empiezan a verse con claridad, muy contrariamente a lo que sucedió hace dos años. En 2015, un electorado confundido y angustiado, dio la mayoría a la oposición en la Asamblea Nacional (AN) para que intentara buscar soluciones principalmente a los problemas económicos. Esos votantes se quedaron sin respuesta. En su primera semana, la ANC cumplió con su primer objetivo: garantizar la paz y neutralizar la posibilidad de una guerra fratricida.

“NO QUEDA TAN LEJOS”

El presidente estadounidense Donald Trump dijo ayer que no descarta “una posible opción militar” en Venezuela, tras haber impuesto nuevas sanciones unilaterales contra funcionarios y dirigentes venezolanos esta semana y el pasado 30 de julio contra el presidente Nicolás Maduro, como forma de presión para coaccionar a la ANC.

“Tenemos muchas opciones para Venezuela, incluyendo una posible opción militar si es necesario”, expresó Trump desde el club de golf en Bedminster (Nueva Jersey), donde pasa sus vacaciones.

Durante una declaración a la prensa, el Mandatario gringo enfatizó que no descarta hacer uso del recurso militar puesto que “una opción militar es algo que, ciertamente, podemos perseguir”.

“Tenemos tropas en todo el mundo, en lugares que están muy lejos. Venezuela no está muy lejos”, señaló Trump en una actitud amenazante.

BAJÓ EL DÓLAR PARALELO

Como parte de la guerra económica y psicológica en contra de la población venezolana, las mafias cambiarias inflaron el precio del dólar paralelo los días previos y posteriores a la elección de la ANC, para hacer creer a la población que la Constituyente era el origen de la espiral inflacionaria.

Pero a menos de una semana de empezar a funcionar la ANC, el llamado dólar guarimbero bajó su costo en 50%, pasando de más de 20 mil bs a 10 mil, aproximadamente.

¿Por qué? Porque la ANC dio contundentes demostraciones de la existencia de un Estado fuerte con la capacidad de tomar las riendas de los asuntos económicos y políticos para frenar las mafias de cualquier índole que pretendan desestabilizar la nación. Es decir, la sensación de inseguridad jurídica y política mermó y los especuladores perdieron su mejor herramienta para jugar al hundimiento de la moneda: la incertidumbre y el pánico.

Muchas personas cayeron en la trampa de “comprar divisas” porque “no se sabe lo que pueda pasar” y fueron víctimas de delincuentes financieros cuando salieron desesperadamente a buscar “dólares” porque supuestamente con la ANC vendría un golpe de Estado o una guerra civil.

SUBIERON LAS RESERVAS INTERNACIONALES

El Banco Central de Venezuela (BCV) anunció el jueves que las reservas internacionales del país aumentaron $3 millones ubicándose en $9.945 millones. Un hecho que se debe sin dudas, entre otros factores, a la mejora en el clima político con la derrota de la violencia fascista que ha quedado reducida a focos fácilmente controlables por los cuerpos de seguridad.

También al anuncio de sectores radicales de la oposición, de su participación en los comicios regionales para gobernadores y Consejos Legislativos, hecho que significó un reconocimiento tácito del Poder Electoral, del Consejo Nacional Electoral (CNE) y de la legitimidad de la elección de la ANC que al inicio fue puesta en tela de juicio por un show mediático y una estrategia de fake news que utilizó a empleados de la compañía Smartmatic para intentar posicionar la matriz de opinión internacional de la existencia de un fraude en Venezuela.

Todo esto fue desmontado con pruebas y argumentos por las autoridades del CNE y el reconocimiento de la ANC por parte de la mayoría de los gobiernos democráticos del mundo. Desde la Casa Blanca, la administración Trump, siguiendo la hoja de ruta trazada por Obama, anunció sanciones individuales esta semana contra 8 funcionarios y dirigentes políticos venezolanos por “organizar” la elección constituyente.

Venezuela recibió el respaldo de los países que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América y de todos los gobiernos progresistas del continente. Ayer, el relator especial de la ONU sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas contra los Estados en la población, rechazó las sanciones unilaterales impuestas al Gobierno Bolivariano por parte de EEUU.

Hoy se espera que la ANC tome nuevamente importantes decisiones que contribuyan a la estabilidad política y económica del país, a pesar de las agresiones del imperialismo estadounidense y sus aliados en la región.

Sanciones unilaterales de EEUU
ocasionarán mayor sufrimiento al pueblo venezolano

Las sanciones no son la respuesta a la situación de crisis en Venezuela y la comunidad internacional no debería imponerlas, advirtió el Relator Especial de las Naciones Unidas (ONU), Idriss Jazairy.

“Las sanciones empeorarán la situación del pueblo venezolano, que ya está sufriendo una inflación agobiante y una falta de acceso a alimentos y medicinas”, dijo Jazairy al referirse a los efectos que el bloqueo financiero no declarado impuesto desde Estados Unidos a la nación suramericana ha generado en la vida cotidiana de los ciudadanos.

El experto destacó que este tipo de iniciativas, que afectan negativamente la economía, solo conducirán a violaciones de los derechos humanos de la gente común, al restringir el acceso a la salud y a la alimentación por ejemplo.

“Las sanciones son perjudiciales para cualquier Estado y pueden tener un impacto particularmente devastador en los ciudadanos de los países en desarrollo cuando perjudican a la economía”, resaltó Jazairy.

“El diálogo es la base de la solución pacífica de las controversias”, reiteró Jazairy. “Los Estados deben entablar un diálogo constructivo con el Gobierno de Venezuela para encontrar soluciones a los retos muy reales que se enfrentan”, prosiguió en claro llamado a los gobiernos de derecha que han mencionado la posibilidad de imponer sanciones de manera arbitraria para “presionar” a Caracas.

La declaración Jazairy sintetiza la posición del Portavoz oficial del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, quien señaló que “está convencido de que la crisis venezolana no puede ser resuelta mediante la imposición de medidas unilaterales, sino que requiere una solución política basada en el diálogo y el compromiso”.

El experto recordó el contenido de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los principios del derecho internacional relativos a las relaciones amistosas y la cooperación entre los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, que insta a los Estados a que resuelvan sus diferencias mediante el diálogo y las relaciones pacíficas y a evitar el uso de medidas económicas, políticas o de otro tipo para coaccionar a otro Estado con respecto al ejercicio de sus derechos soberanos.

“Es vital que los Estados observen estos principios, especialmente en tiempos difíciles”, subrayó Jazairy.

“Insto a todos los países a que eviten aplicar sanciones a menos que sean aprobadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, como lo exige la Carta de las Naciones Unidas”, concluyó el Relator Especial.

PRIMER RELATOR ESPECIAL
SOBRE EL IMPACTO DE MEDIDAS COERCITIVAS

Idriss Jazairy fue nombrado por el Consejo de Derechos Humanos como el primer Relator Especial sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos. Asumió el cargo en mayo de 2015. El señor. Jazairy tiene una amplia experiencia en el campo de las relaciones internacionales y los derechos humanos con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argelia, el sistema de derechos humanos de la ONU y las ONG internacionales. Tiene un magister (Oxford) en Filosofía, Política y Economía. También se graduó de la Escuela Nacional de Administración (Francia). Es autor de libros y de un gran número de artículos en la prensa internacional sobre desarrollo, derechos humanos y asuntos de actualidad.

Los Relatores Especiales forman parte de lo que se conoce como Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos, que es el grupo más grande de expertos independientes en el sistema de derechos humanos de la ONU, forman parte de los mecanismos independientes de investigación y monitoreo del Consejo para abordar situaciones específicas del país o temas específicos en todas partes del mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan voluntariamente, no son funcionarios de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y sirven en su capacidad individual.

T/ Modaira Rubio
F/ Archivo CO
Caracas