Informó el ministro de Cultura|Falleció el poeta venezolano Ramón Palomares

A los 80 años de edad, falleció el poeta venezolano Ramón Palomares, uno de las grandes poetas actuales en lengua castellana, informó el ministro para la Cultura, Freddy Ñañez.

“Con mucho dolor informo al país que Ramón Palomares el más grande de nuestros poetas, acaba de fallecer. ¡Hasta siempre viejo lobo!”, escribió Ñañez en su cuenta en Twitter, @luchaalmada.

“Viejo Lobo contigo todo era alegre reencuentro como cuando logramos distraer la tristeza. ¡Nos vamos quedando solos!”,escribió en otro mensaje, que acompañó de un extracto del poema Saludos, perteneciente al libro El Reino, escrito por el autor en 1958.

Palomares — quien nació el 7 de mayo de 1935 en Escuque, estado Trujillo— fue integrante de los grupos El techo de la ballena y Sardio, ambos caracterizados por irrumpir las formas clásicas de la literatura en el país, además fue merecedor del Premio Nacional de Literatura en 1974 y el Premio Internacional de Poesía Víctor Valera Mora en 2006.

En sus publicaciones destacan Adiós Escuque (1975), Alegres Provincias (1988), Elegía 1830 (1980), El viento y la piedra (1984), Mérida, elogio de sus ríos (1985) y el más reciente es Vuelta a casa, editado en 2007.

Fuente/AVN

2 Comentarios

  • Nunca estaremos solos. Estaremos con el viento, con la gota de agua y el calor, con el sudor franco y el amor presente en todo lo que lleno de Vida vibra y trémulo tiembla. Seremos siempre una breve sombra de lo divino, presente en el árbol, en la hoja y en su caída. Seremos un recuerdo eterno de los que están tristes frente a la presencia del amigo que parte y aun así se queda con una voz próxima, recordatorio de todos los ríos y los caminos andinos.
    Nunca estaremos solos, estaremos buscando la esperanza en el viento y en la entrada de la noche oscura.
    Nunca, nunca estaremos solos.

    En homenaje a Ramón Palomares, por su partida

    Rosa Trujillo B.

  • Y SON LOS VERDADEROS POETAS LOS QUE EL MUNDO NECESITA EN LOS ACTUALES MOMENTOS EN QUE LA OSCURA SOMBRA DEL FASCISMO SE EXTIENDE COMO PLAGA CONTAGIOSA.
    ¡HONOR A QUIEN SE LO MERECE!