Fascistas en Bolivia destruyen busto de Evo Morales

Primero quemaron la Whipala (símbolo de los pueblos originarios que luchan por su emancipación), luego manifestaron a sangre y fuego su odio contra el indígena boliviano, y ahora los derechistas -respaldados por soldados subordinados al gobierno de facto y pro-yanqui de Jeanine Áñez- destruyen un busto de Evo Morales, ubicado en los alrededores de un polideportivo en la localidad de Quillacollo, en el departamento de Cochabamba.

«Cuando destruyen el busto con mi imagen, quieren hacer desaparecer al movimiento indígena popular. No lo hacen con las imágenes del dictador Banzer o del neoliberal Víctor Paz», escribió el presidente constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia  y líder aymara, a través de su cuenta en Twitter.

Minutos después, el mandatario constitucional señaló que el candidato a la elección presidencial en Bolivia, Tuto Quiroga, es un dirigente político arrodillado a los intereses de Washington, así como responsable de masacres contra el pueblo boliviano durante las décadas del neoliberalismo en el hermano país.

«Quiroga es el heredero del dictador Bánzer y responsable de la masacre de Sacaba (2002) y de los mercenarios que organizó para sembrar muerte en Chapare, es y será el eterno perdedor de elecciones», sentenció.

T/Luis Lovera Calanche
F/@evoespueblo