Se incrementó la cifra de incautaciones|Fin de convenio con la DEA permitió a Venezuela intensificar lucha contra el narcotráfico

“La DEA no es absolutamente necesaria para la lucha en contra del tráfico de drogas”, de esta manera el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, puso fin al convenio que mantenía Venezuela con la oficina de Administración Federal de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, el 7 de agosto de 2005, haciéndose efectiva esta decisión al día siguiente.

Hace 10 años, el Estado venezolano rompió relaciones con esta organización internacional en defensa de la soberanía venezolana, pues como lo indicó el comandante Chávez, la DEA apoyaba el narcotráfico en Venezuela y hacía inteligencia contra el Gobierno Bolivariano.

La agencia antidrogas del gobierno norteamericano “estaba usando como máscara la lucha contra las drogas para, incluso, apoyar al narcotráfico y hacer inteligencia contra el gobierno (…) La DEA no es absolutamente necesaria para la lucha en contra del tráfico de drogas”, denunció el Jefe de Estado a los medios de comunicación nacionales e internacionales, después de ejercer su derecho al voto en las elecciones para escoger integrantes de las juntas parroquiales, alcaldes de Miranda, Carabobo y de la ciudad de Achaguas, en Apure, así como al gobernador del estado Amazonas.

Además, el Ejecutivo comprobó que había infiltración de agentes de ese organismo en asuntos internos y que ni aún las autoridades nacionales tenían acceso a los resultados de operaciones coordinadas por la DEA en el país.

Esta organización norteamericana funcionaba dentro de la sede de la Oficina Nacional Antidrogas venezolana (ONA), espacios a los que no tenía acceso ningún servidor público venezolano vinculado a la lucha contra las drogas, así lo denunció Néstor Reverol, quien para ese entonces era presidente de la ONA.

INCAUTACIÓN SE DUPLICÓ

Durante estas labores de “inteligencia” de la DEA en Venezuela, no se registraron capturas de capos, ni personas vinculadas en menor o mayor medida a organizaciones internacionales del narcotráfico así como disminución en la movilización de drogas a otros países.

Sin embargo, una vez que el comandante Chávez decidió, en 2005, suspender la colaboración con la DEA, la incautación de drogas en Venezuela se duplicó así como se obtuvo un mejor control y proceso para desarticular bandas criminales, a través de la creación del Plan Nacional Antidroga.

Las autoridades de seguridad del Gobierno venezolano han logrado capturar a más de 110 personas o capos ligados al tráfico de droga y legitimación de capitales. Entre los más buscados estaban Diego Pérez Henao; Maximiliano Bonilla, alias “El Valenciano”; los hermanos Héctor y Nelson Buitrago Parada, alias “Martín Llanos” y “Caballo”, el colombiano Daniel Barrera Barrera, alias “el loco” y el italiano Genco Fara Vito, acusado de ser uno de los integrantes de la mafia siciliana, la Cosa Nostra.

Además, el Gobierno Nacional ha logrado incautar un promedio de 55,7 toneladas de droga al año, para totalizar la cantidad de 557,74 toneladas de estupefacientes de distintos tipos que pretendían transitar por territorio venezolano. Esta estadística configura un aumento del 60% en la efectividad de la incautación promedio por año, en comparación al momento en que la DEA mantenía las operaciones en el país suramericano.

Además, Venezuela es el único país en el continente que ha promulgado una ley para intercepción, inutilización, inmovilización y disuasión de aeronaves que sirven al tráfico internacional de drogas. Entre los años 2012 y 2015 se han neutralizado 92 aeronaves producto de la aplicación eficiente del Sistema de Exploración y Vigilancia contemplado en ese instrumento legal, impidiendo el tránsito de 180 toneladas de droga desde territorio venezolano.

Por esta política la Organización de Naciones Unidas (ONU) realizó un reconocimiento a Venezuela, nación que se ubica entre los seis países de mayor confiscación de estupefacientes.

La ruptura con la DEA no aisló a Venezuela de la lucha antidroga, pues mantiene en ese ámbito alrededor de 50 acuerdos internacionales con 37 países, colabora plenamente con la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (instancia que depende de la Organización de Estados Americanos), con la comisión de Estupefacientes de la ONU y la Interpol.

Fuente/AVN
Foto/Archivo