Piden a potencias emergentes ajustes a sus divisas|G-20 recomienda a países ricos reducir su deuda fiscal

La cumbre de Toronto constató las profundas divergencias que todavía existen entre los países ricos y subdesarrollados

Los países del G-20 que aglutina las economías más sólidas y pujantes del mundo recomendaron a las naciones ricas reducir el déficit fiscal y la deuda pública, mientras que alentaron a los gobiernos de los países emergentes a estimular su crecimiento y a realizar ajustes a sus divisas en clara alusión a China.

La declaración aprobada en la cumbre incluyó prácticamente todas las propuestas, expuestas durante los debates, y su texto final quedó como una especie de menú en que cada gobierno puede elegir el plato que más le conviene.

El documento es considerado por analistas, una especie de solución salomónica, teniendo en cuenta que las medidas propuestas por la Unión Europea en materia de política fiscal pueden afectar el crecimiento de las economías de los países emergentes y viceversa.

El G-20 está formado por Alemania, Canadá, Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Italia, Japón, Rusia (países del G8), la Unión Europea y 11 economías emergentes: Sudáfrica, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México y Turquía y sus economías suponen el 85 % del Producto Interno Bruto (PIB) mundial.

Conscientes de los efectos de cualquier manifestación proteccionista, el G-20 acordó prolongar hasta el 2013 cualquier prohibición a comercio, las barreras a las inversiones y a la exportación

La cumbre de Toronto constató las profundas divergencias que todavía existen entre los países ricos y subdesarrollados en materia de comercio exterior y se manifestó a favor de una pronta conclusión de las conversaciones de Doha en el marco de la OMC.

T/Redacción CO