Promueven reformar la Ley Patriota|Gana apoyos en Congreso de EEUU ley para limitar espionaje

Una iniciativa que limitaría el poder del gobierno para recopilar datos telefónicos y de Internet de los ciudadanos y reformaría la Ley Patriota acapara hoy la atención y nuevos apoyos en ambas cámaras del Congreso estadounidense.

El Comité Judicial de la Cámara de Representantes aprobó el jueves una legislación que restringiría la recolección masiva de registros telefónicos de los estadounidenses, develado hace dos años el exagente de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Edward Snowden.

La reforma a la también conocida como Ley de Libertad de Estados Unidos exigiría que los datos de las comunicaciones sean recopilados por compañías telefónicas en lugar del gobierno federal y puedan ser accedidos por agencias de inteligencia solo después de la aprobación de la corte secreta FISA (Ley del Servicio de Inteligencia Extranjero).

También crearía un panel de expertos para asesorar a FISA en asuntos de privacidad, libertades civiles y tecnología.

La iniciativa, que busca establecer un equilibrio entre la seguridad nacional y las libertades civiles, deberá ahora ser puesta a consideración del plenario de la Cámara baja donde pudiera estancarse debido al liderazgo republicano en esa instancia y en el Comité de Inteligencia, destacó el diario digital The Hill.

Una legislación idéntica también avanza en el Senado con respaldo bipartidista, a pesar de las objeciones del líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, quien la semana pasada propuso una extensión por otro lustro de la polémica legislación.

La ley acaba con la recolección masiva, acaba con la ley secreta. Aumenta la transparencia de nuestra comunidad de inteligencia y lo hace sin comprometer la seguridad nacional, aseguró el representante republicano Jim Sensenbrenner.

Organizaciones como la Unión Americana de Libertades Civiles sostienen que pese a las restricciones propuestas, la Ley Patriota debería dejar de existir por completo cuando expire el próximo 1 de junio y que la nueva legislación no hace lo suficiente para evitar el espionaje en contra de los estadounidenses.

La llamada Ley Patriota fue firmada el 26 de octubre de 2001 bajo la administración de George W. Bush (2001-2009), un mes después de los ataques terroristas del 11 de septiembre en Nueva York, y ha sido criticada por violentar las libertades fundamentales de los estadounidenses.

Algunos de sus acápites facultan a las autoridades a realizar escuchas telefónicas a sujetos sospechosos, el decomiso de registros y propiedades, y la vigilancia a ciudadanos de otras nacionalidades considerados peligrosos, en nombre de una supuesta guerra global contra el terrorismo.

El año pasado el senador demócrata por Vermont, Patrick J. Leahy, junto a otros correligionarios, patrocinaron una iniciativa similar que buscaba limitar las prerrogativas de la NSA, proyecto que fue abortado por la negativa de los republicanos.

La idea de redactar la propuesta de ley surgió después que se difundieron las escandalosas revelaciones de Snowden, ahora refugiado en Rusia, acerca del espionaje telefónico y por Internet a los ciudadanos estadounidenses y de otras naciones, incluidos a más de 35 jefes de Estado y Gobierno.

F/PL
Etiquetas

Agregar comentario

Haz clic aquí para hacer un comentario