Hace 162 años falleció la heroína independentista Manuelita Sáenz

Hace 162 años falleció la heroína independentista Manuelita Sáenz, la Libertadora del Libertador, recordó este viernes el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros.

A través de su cuenta en Twitter, el jefe del Estado venezolano subrayó que la Generala victoria de Ayacucho es una de las grandes referencias históricas de Nuestra América.

“La Patria Grande rinde homenaje a la Generala victoriosa de Ayacucho, Manuela Sáenz. A 162 años de su paso a la eternidad, exaltamos la valentía de una mujer que luchó por la libertad y por el amor de nuestro Padre de la Patria. ¡Qué viva la Libertadora del Libertador!”, escribió a través de la referida red social.

Biografía mínima

Fueron sus padres Simón Sáenz Vergara, español, y María Joaquina Aizpuru, ecuatoriana. Su infancia transcurrió en Quito, donde rápidamente se hicieron sentir los ideales de los movimientos independentistas, organizándose grupos revolucionarios. En tal sentido, Manuela y su madre se identificaron con la gesta emancipadora; no así su padre quien permaneció fiel a la Corona española, por lo que fue hecho preso al estallar dicho movimiento, aunque posteriormente recuperó su libertad al ser sofocado en 1810.

Debido a su apoyo al proceso de independencia americano, Manuelita fue internada en el convento de Santa Catalina donde aprendió a leer, escribir y rezar. Según una leyenda que circuló por mucho tiempo, siendo muy joven fue raptada del convento por un oficial de nombre Fausto D’Elhuyar; lo cual no obstante ha sido desmentido por la historiografía.

En 1856, contrae difteria, enfermedad que acaba con su vida; su cadáver fue incinerado a fin de evitar contagio en la población, lo mismo que sus pertenencias, entre ellas gran parte de la correspondencia de Bolívar para ella, que guardaba celosamente. En agosto de 1988, fue localizado el lugar donde se encontraban los restos de Manuela Sáenz en el cementerio de aquella población. La identificación fue posible gracias a que se encontró la réplica de la cruz que siempre portaba la cual la identificaba como la compañera del Libertador.

T/CO, Venezuela Tuya
F/@NicolasMadura