Informó la revista Nature|Hallazgo ratifica hipótesis de origen africano de monos de Sudamérica

Un reciente hallazgo en el valle del río Ucayali, en la Amazonía peruana, corrobora la hipótesis del origen africano de los simios sudamericanos, que llegaron al continente hace más de 36 millones de años, reflejó la revista Nature.

Según la fuente, los paleontólogos dataron un fragmento de mandíbula con tres muelas encontrada en la selva ecuatorial amazónica, y al compararlos con restos óseos de distintas especies de primates de África, concluyeron que tienen la mayor semejanza con un mono extinto que vivió en el territorio de la actual Libia.

Ese primate amazónico recibió el nombre de Perupithecus ucayaliensis, para dejar en su nombre taxonómico una alusión a la zona donde hallaron los restos, casi 10 millones de años más viejos que los anteriores más antiguos descubiertos en América del Sur, un macaco que vivió hace 26 millones de años en la actual Bolivia.

Este hallazgo ayuda a entender el origen y la evolución temprana de los primates platirrinos modernos, pues tienen poco parentesco con cualquier primate sudamericano extinto o vivo, aunque si vínculos con antropoides africanos del Eoceno, indica la sinopsis del artículo científico.

Para los expertos, aunque el análisis filogénico sugiere una relación genética con el taxón africano, es preciso reunir más pruebas para que su hipótesis sea confirmada.

Ahora los paleontólogos buscan explicar cómo esos animales atravesaron el océano Atlántico para expandirse luego por América. La versión más probable, según creen, es que los simios viajaron en troncos de árboles caídos al agua y acabaron en las costas sudamericanas con las corrientes oceánicas.

Texto e imagen/Prensa Latina