Conmovió al mundo|La historia de ‘la gata más triste del mundo’ tiene un final feliz

Tucker, quien recientemente recibió la atención de los medios a nivel global por su apariencia permanente de tristeza, ha sido adoptada por un nuevo dueño, según anunció el refugio para gatos Purrfect Pals de Arlington, Washington, en su página de Facebook.

«¡Muchas lágrimas de felicidad se derramaron esta mañana en Purrfect Pals!», escribió el refugio.

Apodada «la gata más triste del mundo» por varios medios, Tucker tiene anormalidades genéticas que han grabado en su rostro una expresión de abatimiento. A la gatita de un año de edad que también tiene la piel muy delgada, se le hacen moretones con facilidad y pierde pelo, así que usa una variedad de camisetas protectoras.

Pero el refugio señaló en varios artículos que a Tucker le gusta ser acariciada, que le gusta sentarse en el regazo de la gente, le gustan los juguetes de cuerda, y que es genial con los niños.

Dada en adopción por su antigua familia, el felino de apariencia triste cautivó corazones en todo el mundo. El refugio dijo en Facebook que recibió muchas peticiones sobre la gatita, y que finalmente decidieron dársela a una mujer llamada Katie, una empleada de una clínica veterinaria quien junto a su esposo es dueña de su propio gatito con necesidades especiales.

«¡No podríamos soñar con una mejor opción para Tucker!», exclamó Purrfect Pals en Facebook el pasado 30 de agosto.

Tucker ya ha sido llevada a su nuevo hogar, y deseamos que esté sonriendo –en su interior.

Fuente/Contexto.com.ar
Fotos/Archivo