Será determinante la oferta de candidatas y candidatos|ICS: Hay 35,6% de indecisos para elecciones parlamentarias

La encuestadora Internacional Consulting Services (ICS) determinó que, si las elecciones parlamentarias se realizaran hoy, por las diputadas y los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados votaría 39,1% de la población y que por los de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y sus aliados sufragaría 25,3%. Pero Pedro Sotillo, antropólogo, docente y director de investigación y estadística de ICS desde hace unos cuatro meses, afirma que hay 35,6% de indecisos que definirán el retrato final de los comicios.

“En teoría hay un rosario de posibilidades abiertas, pero hay que considerar que, de acuerdo con las cifras que arroja el estudio de campo, al PSUV le bastaría con conquistar 11% de los indecisos para obtener una mayoría simple en la Asamblea. A la oposición le es necesario un porcentaje significativamente mayor”, desmenuza.

“Algunas encuestadoras de la competencia han sobreestimado, en este caso, los márgenes que favorecen a la Mesa de la Unidad. A eso atribuyo la diferencia entre ICS y otras encuestadoras. En algunos casos están tomando partido como si ellos fuesen a participar en la contienda”, plantea Sotillo al ser consultado sobre la diferencia entre los resultados que arroja este sondeo y los que exhiben otros. “Nos basamos en estudios de campo, no introducimos elementos de subjetividad”, aclara.

En su apreciación, el amplio umbral de indecisos “se va a ir decantando y dos días antes de la elección, o en el momento del acto de votación, la gente tendrá su escogencia definida”. Los indecisos “no se van a abstener, sino que se pronunciarán el día de las elecciones”.

En la medida en que las ofertas de candidatas y candidatos ganen adeptos “se va reduciendo el margen de indecisión”, adelanta Sotillo en conversación con el Correo del Orinoco.

OFERTA CUERPO A CUERPO

Según el estudio que Sotillo presenta, la votación a favor del chavismo se divide en: 41,6% a favor del PSUV, 1,6% por el PCV y 0,4% por el PPT.

En lo que respecta a la MUD, enumera que 17,1% opina que votará por Primero Justicia, 5,2% por Acción Democrática, 2,8% por Un Nuevo Tiempo, 2,8% por Copei, 1,5% por Voluntad Popular, 0,8% por el MAS, 0,4% por Podemos y 0,4% por Proyecto Venezuela. Bandera Roja tiene una intención de voto de 0,4%. “Por la MUD y sus aliados 31,4%”.

“Todavía mucha gente desconoce cuáles son los candidatos”, enfatiza el analista; diagnostica que “va a ser determinante el proceso de campaña, de oferta de los candidatos y el trabajo que realicen en las circunscripciones para determinar hacia dónde se van a orientar estas preferencias”.

“La naturaleza de las parlamentarias es totalmente diferente de la de las presidenciales, y este es un factor que muchas encuestadoras no han tomado en consideración, ya que tratan de equipararlas con una elección de carácter presidencial”, insiste. “Incluso, lo han planteado como un plebiscito y no como elecciones parlamentarias”.

INSEGURIDAD Y DESABASTECIMIENTO

Como parte del sondeo de ICS se plantearon seis interrogantes: problemas del país, cómo se evalúa el aumento salarial decretado por el presidente Nicolás Maduro, dónde se realizan las compras de alimentos, conocimiento del proyecto de país de la MUD, conocimiento del proyecto de país del PSUV y sus aliados y por quién votaría en las elecciones parlamentarias (por partido y candidatos).

Los principales problemas del país: la inseguridad ocupa 38,3% y se ubica en el primer lugar. El desabastecimiento es señalado por 24%. La inflación se ubica en 14%, la corrupción en 9,7%, el estado de los servicios públicos en 3,2%, el desempleo en 2,8%, electricidad 0,8%, vialidad 0,6%, educación 0,8%, salud 0,6%, infraestructura 0,2% y otros problemas 3,2%. “Esto refleja la situación problemática que presenta la economía nacional en este momento”, expone.

En cuanto a seguridad, “se mantiene la percepción del electorado con relación a otras encuestas”, relata. Se puede considerar la inseguridad como un problema estructural cuya solución no es tan fácil “y requiere del concurso de toda la sociedad, porque atraviesa transversalmente la estructura de la familia y del Estado”.

El aumento salarial genera reacciones positivas y negativas. Un 12,1% de los encuestados lo califica de excelente, 24,3% estima que es bueno, 26,5% lo evalúa como algo bueno. “En términos generales hay una apreciación positiva de 62,1%”, asevera. En cambio, 6,4% lo ve como algo malo, 15,5% como malo y 10,6% como pésimo, lo que da “una apreciación negativa de 32,5%”. Sotillo resalta que la apreciación positiva le gana a la negativa, pero que el monto es visto como insuficiente por la parte de la población que lo califica negativamente.

COLAS Y REDES PÚBLICAS

La gente, según el estudio, compra sus alimentos en Pdval (17,8%), en Bicentenario (16,5%) y en Mercal (15,6%). Por lo tanto, “en las redes de distribución pública se está abasteciendo prácticamente la mitad de la población”, destaca Sotillo. La otra parte compra en Central Madeirense (9,5%), Unicasa (4,3%), Líder (2,2%), Plaza’s (2%), Excelsior Gama (1,6%), Pdvalitos (1%) y locales independientes (24,3%).

“Hay un cambio radical en el sistema de distribución alimenticio, lo que produce, en el corto plazo, una distorsión del sistema; a eso se pueden atribuir, en parte, las colas”, anticipa, “porque las redes de distribución están en formación y no totalmente consolidadas. La mayoría de la población acude a la red pública por los precios. “Observamos que en el sistema de distribución privado los precios son hasta 10 veces mayores que en el público”, señala. “En el corto plazo no hay posibilidad de cambiar, pero en el mediano plazo es un tema pendiente de resolución por parte del Gobierno y del sector privado”.

Sotillo indica que en los servicios privados las colas se presentan por la búsqueda de productos subsidiados.

PREGUNTAS DE RIGOR

La ficha técnica de la encuesta precisa que el trabajo de campo se efectuó en hogares entre el 15 de octubre y el 1 de noviembre, con 1.600 encuestas a escala nacional, 95% de nivel de confianza y un margen de error de 2,5%.

¿Es ICS una encuestadora “gobiernera”? ¿Todo lo que difunde es favorable para un sector, para propiciar un clima de opinión pública determinado? No debe ser la primera vez que Sotillo escucha reclamos similares, y tampoco será la última.

“Hemos tenido altas y bajas”, recalca al preguntarle sobre la seriedad de la empresa. “Pero nuestra encuestadora cuenta con un personal técnico permanente” y multidisciplinario, lo que “garantiza que sea una encuestadora con criterio científico”, defiende.

Tienen previsto hacer un sondeo más, de cierre de campaña, a escala nacional y con más énfasis en las circunscripciones, que estará listo antes del cierre de la campaña electoral.

T/ Vanessa Davies
F/ José Avelino Rodrigues

4 comentarios

Haz clic aquí para hacer un comentario
  • ¿Es ICS una encuestadora “gobiernera”?…Sera o no sera?…. estuve riendome durante toda la encuesta pero el final fue la cerecita el postre… Nos ven caras de idiotas, IDIOTAS SON LOS DE ICS Y SU MAMACITA…VAI PUES,,,