Inicio » Avances, Impacto, Investigación, Judiciales y Seguridad, Memoria

Salió de Chile con la ayuda de la organización Amnistía Internacional

Asesinan en México a activista chileno perseguido por régimen de Pinochet

28 febrero 2016 | Haga un comentario

La Fiscalía descartó que el móvil del atentado haya sido el robo, pues los agresores abandonaron el lugar sin llevarse objetos de valor

El médico y activista chileno Venancio Queupumil Cabrera, quien fue perseguido por el régimen del dictador Augusto Pinochet, fue asesinado durante un ‘asalto’ a la clínica de su propiedad ubicada en Cuautitlán Izcalli, Estado de México, donde radicaba hace algunos años.

La Dirección de Seguridad Pública del municipio mexiquense reportó la muerte del médico de 60 años en la clínica Santa Isabel, en la colonia Santa Rosa de Lima.

Queupumil Cabrera fue asesinado el pasado jueves, 25 de febrero, cuando dos sujetos que se hicieron pasar por pacientes entraron al nosocomio, lo amarraron y le dispararon en múltiples ocasiones.

La Fiscalía descartó que el móvil del atentado haya sido el robo, pues los agresores abandonaron el lugar sin llevarse objetos de valor.

El médico militó en el Partido Comunista de Chile y fue integrante de Rumbo Proletario. Salió de ese país con la ayuda de la organización Amnistía Internacional.

El médico además fue candidato a la alcaldía de Cuautitlán Izcalli en 2012 por el partido Movimiento Ciudadano.

En su cuenta de Twitter, Queupumil indicaba que era médico cirujano formado en La Habana, mapuche de sangre y mexicano por adopción. Jubilado del IMSS.

A través de esa red social, el sacerdote Alejandro Solalinde condenó el homicidio del activista.

El médico fue velado en su domicilio en la colonia Santa Rosa y será sepultado este domingo, 28 de febrero.

Hasta el momento las autoridades mexiquenses no cuentan con pistas sobre los homicidas ni han realizado alguna detención por este caso.

F/Revista Proceso
F/Twitter

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000