Inicio » Avances, Impacto, Comunicación y Cultura, Memoria

Una instalación del artista y activista chino Ai Weiwei

Un teatro de Berlín despliega cientos de chalecos salvavidas de refugiados

14 febrero 2016 | Haga un comentario

La obra es parte de una exposición del artista chino Ai Wei Wei para llamar la atención sobre los millones de personas que huyen de la guerra

Cientos de los chalecos salvavidas naranjas usados por los refugiados para alcanzar las costas europeas cubren este domingo las columnas del teatro Konzerthaus de Berlín, como parte de una instalación del artista y activista chino Ai Weiwei en recuerdo a las millones de personas que huyen de la guerra.

La obra, en la céntrica plaza de Gendarmenmarkt, recibirá el lunes a los invitados a la gala de “Cinema for Peace” (Cine por la paz), iniciativa que, coincidiendo con la Berlinale, entregará un año más sus premios a una selección de películas de contenido social, crítico o humanitario.

Según avanzó la organización, la actriz Charlize Theron será la encargada de entregar el galardón principal a la película elegida por el jurado, que en esta edición ha tenido a Ai como presidente de honor.

El artista se encuentra enfrascado en un nuevo proyecto centrado en los refugiados en la isla griega de Lesbos y estará presente en la gala del lunes a través de su instalación, en la que ha incluido un bote salvavidas junto a los chalecos.

Cientos de los chalecos salvavidas naranjas usados por los refugiados para alcanzar las costas europeas cubren este 13 de febrero las columnas del Konzerthaus de Berlín, como parte de una instalación del artista y activista chino Ai Weiwei en recuerdo a millones de personas que huyen de la guerra.

El destino de quienes se ven obligados a abandonar su hogar se ha convertido en los últimos meses en una constante en el trabajo de Ai, que a principios de mes cubrió en Praga su obra “Cabezas del Zodiaco” con mantas térmicas doradas para protestar por el sufrimiento de los refugiados en su camino a Europa.

En enero decidió cerrar una exposición en Copenhague y retirar una obra suya del museo de Aros, en el oeste de Dinamarca, en protesta por las nuevas leyes de asilo danesas, que permiten expropiar bienes a los demandantes de asilo para cubrir su asistencia, entre otras medidas.

Las autoridades chinas devolvieron el pasado julio su pasaporte al artista, autorizadolo a salir del país por primera vez en cuatro años.

Desde entonces Ai, conocido por sus críticas al gobierno chino, es un habitual de Berlín, donde ejerce como profesor invitado de la Universidad de las Artes (UdK).

F/eldiario.es
F/EFE

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000