Industria petrolera tiene su Comando Nacional de Control de Emergencias

Con la misión de fortalecer la atención y el control de eventos no deseados en las distintas áreas operativas de la industria petrolera a escala nacional, el Comité Técnico Nacional de Prevención y Control de Emergencias trabajó en la concepción de un ente encargado de consolidar toda la información pertinente a la capacidad de respuesta de la industria en dichos casos. Así nació el Comando Nacional de Control de Emergencias (Conace).

Este comité está formado por líderes de áreas operativas y negocios de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), de las direcciones ejecutivas de Exploración y Producción (E y P), Faja, Oriente y Occidente, así como de los circuitos refinadores El Palito, Centro de Refinación Paraguaná (CRP), Pdvsa Gas, Pdvsa Intevep, Dirección General de Mercado Nacional y Costa Afuera.

El Conace surge con la misión fundamental de monitorear al personal disponible en cada área de trabajo, el estatus de los sistemas contra incendio, las unidades de emergencias, el personal de guardia, unidades operativas, capacidades de concentrado disponible y todos los recursos con los que cuenta la industria para atender cualquier evento no deseado y coordinar y minimizar los tiempos de respuesta de atención de emergencias.

Actualmente, los equipos multidisciplinarios en las áreas operativas los integran en gran parte jóvenes que son la base principal para motorizar todos los procesos de respuesta en las áreas de trabajo, con su talento humano en crecimiento que garantizará el relevo a futuro gracias a la formación, capacitación y un equipamiento adecuado.

SIEMPRE RESPONDER

En el marco del proceso de fortalecimiento y capacitación del personal, el comité ha ejecutado una serie de ejercicios de simulación de eventos no deseados con la finalidad de poner a prueba los sistemas de atención de emergencias en todo el territorio nacional y activar de esta manera las funciones del Conace.

En este sentido, según lo establecido en el Código Internacional para la Protección de los Buques y de las Instalaciones Portuarias (PBIP), que plantea la actuación ante las posibles amenazas, daños o destrucción de una instalación portuaria, la Refinería El Palito (REP), conjuntamente con el Comando de la Guarda Costa de la Armada Bolivariana, simularon un ejercicio de incendio provocado por sabotaje o vandalismo.

Igualmente, durante un simulacro de ignición, la Dirección Ejecutiva de Producción Oriente activó los protocolos de atención para controlar de manera inmediata un incendio presentado en los tanques 150006 y 150008 ubicados en el Centro de Almacenamiento y Transporte de Crudo (CATCJ) del Complejo Operativo Jusepín, municipio Maturín del estado Monagas.

En ambos casos, siguiendo los planes de emergencia contemplados en las normativa de seguridad de la Corporación, se abocaron a estas acciones los equipos de Seguridad Industrial e Higiene Ocupacional (SIHO), Ambiente, Salud, Seguridad Integral, Coordinación Operacional, bomberos de la empresa y organizaciones de apoyo que hicieron posible el cumplimiento exitoso de los ejercicios.

La activación de este tipo de simulacros conlleva a la movilización de fuerzas vivas que participan en esta acción mancomunada, la cuales son monitoreadas desde la industria petrolera por el Centro Local de Operaciones de la Emergencia (CLOE), el Centro Local de Monitoreo de la Emergencia (CLME), Centro Nacional de Monitoreo de la Emergencia (CNME) y el mencionado CONACE.

PROTOCOLOS

Este protocolo de seguridad forma parte de las acciones que ejecuta Pdvsa a través de la Gerencia de SIHO, para asi fortalecer los procesos de actuación definidos en el plan de emergencia para la atención de este tipo eventos, lo cual permite además medir los niveles de respuesta de todas las organizaciones y equipos bomberiles propios de la Industria, así como el de los equipos de las entidades del Estado ante una emergencia especifica.

El trabajo conjunto con entes gubernamentales permite coordinar distintos roles de trabajo, accionar planes de emergencias, corregir posibles desviaciones y poner de manifesto el potencial de un equipo altamente competente y organizado para cualquier amenaza externa que se presente, además de proporcionar la tranquilidad a las comunidades aledañas.

En cada actividad, las trabajadoras y los trabajadores de la principal Industria del país demuestran su talento y capacidades ante este tipo de eventualidades, priorizando la seguridad del personal y la protección ambiental, así como la integridad de los activos y la continuidad de las operaciones.

T/ Redacción CO
F/ Cortesía Pdvsa
Caracas