El alero venezolano forma parte de la representación austral presente en Margarita 2014|Juan Fontena: “En Chile recibí la oportunidad que no tuve en mi país”

Juan Fontena está en su país, pero como visitante. El alero nacido en el estado Sucre participa en el Campeonato Suramericano de Baloncesto Margarita-2014 representando a Chile.

Esta vez, como él mismo dice, en suelo austral tuvo una posibilidad que en Venezuela no consiguió: ser llamado a la selección nacional.

Nacido en Carúpano, pero de padre chileno, Fontena creció con un gran amor hacia el deporte de los gigantes y en más de una ocasión representó a su entidad en campeonatos nacionales.

Con la selección del estado Sucre tuvo la posibilidad de jugar y enfrentar a quienes ahora visten la Vinotinto; sin embargo, como el mismo dice, “dentro del campo somos rivales, pero afuera somos grandes amigos”.

Desde que ingresó a la primaria, un balón de baloncesto se convirtió en uno de sus principales juguetes. Con el paso de los años la disciplina pasó a ser su modo de vida y de trabajo. Su salto al profesional lo dio con Marinos de Anzoátegui en el que militó por cuatro años.

SEGUNDO HOGAR

En abril de este año recibió la llamada del equipo Deportes Castro, quien lo contrató y lo hizo viajar a Chile. La doble nacionalidad le facilitó el camino y el tener tanto tiempo esperando una convocatoria para representar a Venezuela lo impulsó a tomar la decisión de irse y probar suerte.

Casi de inmediato fue incorporado a la delegación chilena. El director técnico, Cipriano Núñez, depositó su confianza en un jugador que mostró sus potencialidades en el tabloncillo.

“Me siento muy bien de vestir la camiseta chilena y eso no me quita lo venezolano. Cuando llegué y me recibieron con música típica la emoción me embargó. Yo soy venezolano, pero en Chile recibí la oportunidad que no tuve en mi país”, señaló el jugador.

En Venezuela vistió la camiseta de Marinos de Anzoátegui, luego de ser visto en un try out.

En la ronda regular de la temporada 2013 fue poco el tiempo que tuvo Fontena para jugar, el promedio fue de 4,9 minutos por juego, con 0,7 rebotes por partidos, 0,3 asistencias y 1,3 puntos.

En los tercios de final el promedio de minutos jugados fue de 12,3 minutos, con 3,3 rebotes por partido y cuatro puntos por juego.

“Marinos me dio la oportunidad y es mi equipo en Venezuela, pero aunque no lo crean Venezuela es un país donde el baloncesto se encuentra muy consolidado. Ganarte un puesto es complicado. Con ellos estuve las cuatro temporadas que jugué en Venezuela y es mi equipo favorito”, resaltó Fontena.

AMISTAD

Mientras entrena es observado por sus compañeros. Los chilenos lo hacen reír llamándolo el venezolano, en tanto que los criollos lo saludan y abrazan con efusividad.

Hoy Venezuela se enfrentará a Chile en el segundo partido para ambos equipos en el Grupo B del Campeonato Suramericano de Baloncesto Margarita 2014 y para él será un partido de suma relevancia.

“Es un emoción, porque es jugar contra mi país, pero en el deporte esto sucede. Soy el rival de mis amigos en el tabloncillo, pero afuera somos los más grandes amigos. A ellos les deseo lo mejor, son un grupo muy competitivo que puede ganar el torneo. En nuestro caso, venimos a demostrar que estamos creciendo como selección y podemos enfrentarnos de tú a tú cualquier rival”, refirió el jugador.

Fontena confiesa que extraña la alegría y forma de ver la vida del venezolano. Esos días en los que de niño corría a orillas de las playas en las costas sucrenses, además de saborear una arepa es una de las mejores cosas que puede hacer, pero reconoce y agradece que Chile lo recibió con los brazos abiertos.

“Me siento más venezolano que nunca y extraño mi país, pero a Chile le debo mucho de lo que soy en este momento. No guardo rencor con nadie, no diré que la federación no me dio la oportunidad, pero en algún momento llegué a sentir que no me vieron cómo se debía”, aseguró Fontena, quien llegó para colocar su aporte a la causa chilena, pero desea a Venezuela el mayor de los éxitos.

NOSTALGIA CERO

En el choque de hoy, el jugador se sentirá extraño. El público que bien lo pudo aplaudir ahora estará en su contra, aún teniendo la misma nacionalidad.

Fontena dijo que tratará de concentrarse en lo que debe hacer en el tabloncillo, antes de dejarse llevar por la nostalgia de jugar, por primera vez, en contra de su selección.

El jugador comparó la situación como cuando un jugador de forma y juega con un equipo y este lo cambia a otro, para luego jugar contra la franquicia en la que creció como deportista.

Prefiere tomar las cosas con el mayor profesionalismo posible, antes de hacer una pausa y buscar razones para saber por qué nunca fue convocado a la Vinotinto. Esta vez “la Roja” de Chile espera mucho de él.

Texto/Juan Pablo Azuaje
Foto/Avelino Rodrigues