Inicio » Avances, Judiciales y Seguridad, Multipolaridad

Defensores de los derechos de los ciudadanos temen que se expanda el espionaje

Aprueban en Canadá controversial ley contra el terrorismo

7 mayo 2015 | Haga un comentario

La nueva ley incrementa las facultades para el intercambio de información de seguridad a nivel federal, amplia las listas de personas a las que se les prohibe viajar en avión y prevé una nueva figura delictiva para reprimir a quienes se acuse de estimular a otra persona a llevar a cabo ataques

La Cámara de los Comunes de Canadá aprobó la controversial ley contra el terrorismo, conocida como Proyecto C-51, con una votación de 183 a 96 gracias al apoyo de la mayoría oficialista y de los liberales.

La legislación, que recibió el aval de los diputados fácilmente este miércoles en su tercera lectura, otorga al Servicio de Inteligencia y Seguridad de Canadá (CSIS) poderes inéditos con el pretexto de combatir supuestos complots de los extremistas en el país.

La C-51 incrementa las facultades para el intercambio de información de seguridad a nivel federal, amplia las llamadas listas de personas a las que se les prohibe viajar en avión y prevé una nueva figura delictiva para reprimir a quienes se acuse de estimular a otra persona a llevar a cabo ataques terroristas.

Además, la ley facilita a las autoridades policiales la restricción de movimientos de los sospechosos y la extensión del tiempo que estos pueden estar detenidos sin necesidad de presentarles cargos oficialmente.

Activistas y organizaciones defensoras de los derechos civiles denunciaron desde hace varios meses que la nueva legislación permite al CSIS ir más allá de la obtención de información y lo faculta a tomar medidas represivas inconsultas para contrarrestar los planes de los involucrados en acciones criminales.

Quienes rechazan esta legislación se quejan de que el intercambio de datos que prevé puede ser utilizado por el Gobierno para abusar contra los ciudadanos y violar la privacidad de aquellos que nada tienen que ver con las actividades delictivas contra las cuales se aprobó la C-51.

Según el diario The Globe and Mail, los defensores de los derechos de los ciudadanos temen que estas reglas permitan a las agencias de espionaje canadienses expandir las prácticas ya establecidas de compartir datos con sus similares estadounidenses a la luz de la firma reciente de acuerdos bilaterales sobre el tema.

Fuente/Prensa Latina
Foto/Archivo

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000