Inicio » Avances, Judiciales y Seguridad, Multipolaridad

Tras el anunció de la ejecución de 47 personas

Ban Ki-moon pide a Arabia Saudita eliminar la pena capital

3 enero 2016

Ante la ejecución de 47 personas, el secretario general de la ONU, insta a las autoridades saudíes a escuchar el creciente llamado de la comunidad internacional

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki Moon, solicitó este sábado al Gobierno de Arabia Saudita que conmuten todas las sentencias a muerte impuestas y eliminen la pena capital en esta nación.

Tras el anunció de la ejecución de 47 personas, entre ellas el clérigo chií saudí Nimr al Nimr, el máximo representante de la ONU señaló que todos los condenados han estado en “juicios que levantan serias preocupaciones sobre la naturaleza de los cargos y la imparcialidad de sus procesos”.

En un comunicado del organismo, Ban reiteró su postura en contra de la pena de muerte y ha pedido a las autoridades saudíes que escuchen el “creciente movimiento en la comunidad internacional hacia la abolición de la pena capital”.

En este orden, pidió calma a la comunidad internacional que ha reaccionado por la ejecución del clérigo chií y pidió a los líderes regionales que trabajen para evitar la exacerbación de las tensiones sectarias ya existentes en la zona.

El representante de Naciones Unidas también condenó “la violencia de los manifestantes contra la Embajada saudí en Teherán”.

Arabia Saudí anunció este sábado la ejecución del misionero chií Nimr Baqir al Nimr y otras 46 personas que habían sido condenadas por presunto terrorismo.

En los últimos meses, autoridades iraníes advirtieron a Arabia Saudita por la condena del clérigo, sin embargo el país árabe rechazó tales llamados.

Sólo en el 2015, Arabia Saudita realizó cerca de 158 ejecuciones, alcanzando su nivel más alto en dos décadas.

El clérigo había sido detenido en 2012 durante unas protestas en el este del país. Dos años después una corte saudí le condenó a la pena de muerte por instigar a la violencia, desobedecer al rey y supuestamente crear una célula terrorista para atacar a las fuerzas del orden.

Texto/telesur
Foto/Archivo