Inicio » Avances, Judiciales y Seguridad, Multipolaridad

A raíz de la muerte de 26 guerrilleros de las FARC-EP

Colombianos claman por cese de hostilidades y fin del conflicto

24 mayo 2015 | Haga un comentario

La líder de los movimientos Poder Ciudadano y Marcha Patriótica, Piedad Córdoba, pidió un sepelio digno para los combatientes fallecidos tras la arremetida de los contingentes militares

Activistas colombianos, políticos y voces de pueblo de Colombia claman por el cese el fuego bilateral y por una solución concertada al conflicto armado que castiga al país desde hace más de 50 años.

“No nos engañemos, se está bombardeando la paz”, escribió la abogada Piedad Córdoba en su cuenta de Twitter, a raíz de la muerte de 26 guerrilleros de las FARC-EP durante un ataque aéreo del ejército contra uno de sus campamentos en el departamento de El Cauca.

La líder de los movimientos Poder Ciudadano y Marcha Patriótica, pidió un sepelio digno para los combatientes fallecidos tras la arremetida de los contingentes militares.

Tal suceso motivó que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), decidieran abandonar la tregua decretada de manera unilateral desde diciembre pasado.

“Asesinados bajo la profunda noche y en pleno sueño, con bombas de 250 kilos sin oportunidad de combatir, es un acto aleve y degradante”, expresó Pastor Alape, uno de los comandantes de esa organización.

En tanto, el presidente Juan Manuel Santos responsabilizó al grupo blanco del bombardeo con la muerte de 11 efectivos del ejército en abril pasado en ese mismo departamento y con un ataque a la isla de Gorgona.

Adicionalmente, dijo que las ofensivas contra la agrupación insurgente continuarán hasta tanto se logre un acuerdo de paz.

Representantes gubernamentales y de las FARC-EP dialogan en Cuba desde 2012 con el objetivo de poner fin a la guerra interna, la cual ha causado la muerte a unos 230 mil ciudadanos en el transcurso de más de medio siglo.

Es un buen día para recordar la sabia advertencia de (Mahatma) Gandhi: Ojo por ojo, y todo el mundo acabará ciego, comentó el senador Iván Cepeda en uno de sus tweets.

“Las declaraciones amenazantes del gobierno, y que desconocen avances en meses de tregua de la guerrilla, no contribuyen en este difícil momento”, afirmó el congresista.

El parlamentario instó igualmente al silenciamiento de todos los fusiles para detener el horror que viven los colombianos.

A través de la misma plataforma, líderes campesinos y pobladores de El Cauca, alertaron sobre el peligro al que están expuestos debido a la persistencia de los bombardeos y a la espiral de violencia que castiga a esa zona, escenario de frecuentes enfrentamientos.

“Comienzan los desplazamientos o migraciones de los pobladores para alejarse de ese ambiente hostil”, advirtieron.

No obstante, los últimos episodios Gobierno y FARC-EP reanudarán sus pláticas en La Habana, sede de la mesa de concertación, pero ahora en medio nuevamente de combates.

La pausa bélica instaurada por la insurgencia posibilitó una reducción del conflicto armado, pese a la continuidad de los operativos militares ejecutados contra sus tropas.

Reelecto en 2014 bajo la promesa de construir un país de paz, el mandatario manifestó que insistiría en la búsqueda de esa meta, aunque persiste en la idea de dialogar en medio de la confrontación.

Tal opción es rechazada por líderes de organizaciones sociales y políticas, quienes abogan por el cese el fuego bilateral como vía para minimizar la victimización de la población civil y generar confianza en el proceso pacificador.

“Le diré al Santo Padre que nos ilumine y que le pida a Dios que me ayude a tomar las decisiones correctas en este momento difícil de la negociación”, adelantó Santos tras anunciar su visita al papa Francisco en junio venidero.

El ministerio de defensa confirmó la muerte de 10 guerrilleros de las FARC-EP durante otro bombardeo realizado ayer, pero en el departamento de Antioquia.

Texto/Prensa Latina
Foto/Archivo

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000