Inicio » Avances, Judiciales y Seguridad

Ambas planearon la muerte

Esposa y suegra del dueño de la Clínica La Floresta fueron privadas de libertad

28 abril 2010

También fueron encarcelados un ex funcionario de la Disip por sicariato frustrado y un cómplice. Las mujeres se encuentran recluidas en el Internado Nacional de orientación Femenina, Inof . La determinación está fundamentada en los elementos de convicción presentados por el Ministerio Público

El Tribunal 35 de Control del AMC, dictó privativa de libertad a las ciudadanas Raquel Alicia Terán (39), y a su madre, Raquel Hunter de Terán (57), por ordenar la muerte de Oswaldo Karam Macía, de 48 años de edad, a través de sicarios contratados para tal fin, según reseña nota del MP.

Asímismo, fueron encarcelados los ciudadanos José Díaz, ex funcionario de la Dirección General de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) y Kenny Robert Figuera Daza. Díaz fue privado de libertad por la presunta comisión de los delitos de sicariato frustrado, robo agravado y asociación para delinquir, y Figuera Daza por los delitos de sicariato frustrado, en calidad de cómplice no necesario, y asociación para delinquir.

Las mujeres están recluidas en el Internado Nacional de Orientación Femenina, Inof, mientras que José Díaz se encuentra detenido en el Internado Judicial de Los Teques, ambos ubicados en el estado Miranda. Por su parte, Figuera Daza permanecerá en la Zona 7 de la Policía Metropolitana.

DESARROLLO DE LOS HECHOS

El 21 de marzo de 2010 Kleiber Jesús Malavé y Edgardo Antonio Torres, se trasladaron hasta Galerías Country, residencia de Karam Macía, y sometieron a una vecina de éste, para que los llevara hasta el apartamento del dueño de la Clínica La Floresta.

Sin embargo, cuando la vecina tocó la puerta del apartamento de Karma Macía, éste decidió no abrir, pues le pareció sospechoso que la señora tocara a su puerta a la 1:00 am para solicitar un vaso de agua.

Ante la frustración de no encontrar a Karam Macía, los delincuentes deciden regresar a la vivienda de la vecina, donde roban sus pertenencias, toman su vehículo, la someten y la secuestran. Posteriormente ambos captores comienzan a discutir delante de la secuestrada que no pudieron cometer el sicariato.

Luego ambos discuten y comienzan a dispararse resultando muertos los dos delincuentes. Días después se inicia la investigación por parte del MP, que lleva hasta las dos mujeres, su cómplice y el ex funcionario de la Disip.

Fuente/ MP
T/ Sandra Izarra