Me instaron a incurrir en «falsos positivos y perjudicar a las FARC»

“El coronel del Ejército colombiano, Álvaro Amórtegui Gallego, develó que en 2001 cuando estaba bajo el mando del general Mario Montoya, este le sugirió que hiciera pasar a unos paramilitares detenidos como “bajas en combate” de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC).

“Esto supondría que debía ejecutar a los detenidos para hacerlos pasar como combatientes guerrilleros”, afirmó Amórtegui al ser entrevistado por un medio colombiano, según reseñó RT.

Detalló el militar que capturó a 17 paramilitares en una operación que realizó en 2001, y recibió la llamada de Montoya, quien le indicó que enviaría brazaletes con las siglas de las FARC para colocarlos en los paramilitares, afirmación que guarda relación con las exhumaciones de 10 víctimas de ejecuciones extrajudiciales, entre ellas un niño de entre 7 y 10 años, hallado en fosas comunes en el Cementerio Católico Las Mercedes de Dabeiba, en el departamento Antioquia, al noreste del país suramericano, donde habría unos 50 cuerpos, según ha informado la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Quería que los matara

En la entrevista a la cadena Caracol, Amórtegui explicó que no recibió una orden directa “orden directa” de Montoya de asesinar a los detenidos, “pero se sobreentendía que quería que los ejecutara y les pusiera los brazaletes, usados en el antebrazo por los miembros de las extintas FARC”, como forma de identificarlos como miembros del grupo irregular.

Dijo que por el celular le envió el mensaje: Ya le mando los brazaletes. Y le digo: “No, no. Aquí no me mandan brazaletes, no me mandan a nadie. Esos manes (hombres) los capturé vivos, y vivos se quedan”, relató

Sobre la intención de la orden de los brazaletes, el militar aseveró que “quería que los matara, ¿qué más me estaba indicando?”, y comentó que al no cumplir sus órdenes, Montoya lo llamó cobarde y le lanzó un escupitazo, y luego le ordenó a que se retirara de su brigada.

La corrupción sigue en la actualidad

Lamentablemente los escándalos por los hechos de corrupción en las Fuerzas Armadas de Colombia no son cosa del pasado, sino que siguen vigentes y se han acentuado en la actualidad, lo cual se ha podido conocer recientemente a través de un video difundido en las redes, donde Amórtegui denunció presuntos casos de corrupción en inteligencia y contrainteligencia en las Fuerzas Militares, donde los altos mandos estarían usando recursos para intimidar a los uniformados que no se alineen a prácticas no contempladas en esa institución.

En la grabación, el coronel le pide al presidente Iván Duque y al ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, frenar estos supuestos actos de corrupción.

El general Mario Montoya, quien fue comandante del Ejército colombiano entre 2006 y 2008, durante el Gobierno de Álvaro Uribe, la semana pasada compareció ante JEP como parte de la investigación del “Caso 0032”, relacionado con las “Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate”, conocidas como “falsos positivos”.

Más de 6 mil asesinatos

Se calcula que bajo las órdenes del comandante del Ejército de Colombia, Mario Montoya, ocurrieron 6.500 muertes, de las cuales más de 2.400 corresponden a civiles. Según su defensa, no se le puede atribuir responsabilidad por acciones de subalternos y que el acusado no tenía conocimiento de estos asesinatos.

En el video, Amórtegui dijo que el año pasado se decidió a hablar con el comandante del Ejército, porque se incrementó la intimidación. “Cuando hablé con él le dije que estos eran los nuevos ‘falsos positivos’ al interior de la fuerza, poniéndole un ejemplo de la gravedad de la situación que estaba hablando”, afirmó el militar.

Al respecto señaló “No pasó nada. Él me dijo que iban a iniciar investigaciones y no paso nada… lo que pasó fue que le informaron a los oficiales que yo estaba solicitando investigar y se incrementaron estas persecuciones”, dijo.

Duque no respondió

Comentó que le escribió a Duque como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, “pero que no recibí respuesta porque no ‘era competencia de él’, pero que en el Ministerio de Defensa tampoco atendieron mis denuncias”, afirmó.

En el material audiovisual. El oficial pide que “se revise cómo se está empleando la inteligencia en el interior de la fuerza, de manera inadecuada por parte de algunos señores generales”. Denuncia Amórtegui que varios altos oficiales utilizan estos servicios “como una herramienta sistemática para intimidar a los oficiales que no nos alineamos con sus políticas diferentes y extrañas a las que no están escritas”, aseveró.

Solicité la intervención del Gobierno -dijo-, pues considero urgente que terminen contra mí todo acto de intimidación ordenados por algunos generales y que están cumpliendo algunos agentes de inteligencia que no son dignos de estar en la institución”, señaló.

El coronel denunció además, el uso indebido de agentes, que se supone deberían recopilar información para operaciones estratégicas dentro del ámbito castrenses, “y esto lo afirman varios oficiales y en el interior de la Fuerza Militar saben que es verdad”, agregó.

La denuncia de Amórtegui fue remitida por el comando general de las Fuerzas Militares a la Inspección del Ejército para que inicien la investigación correspondiente. Informaron que están realizando evaluaciones de los riegos pertinentes, con la finalidad de determinar si Álvaro Amórtegui corre algún tipo de peligro por sus denuncias formuladas.

T/ Redacción CO
F/ Cortesía
Caracas