Señaló Cilia Flores|Mientras el Parlamento siga en desacato todos sus actos quedan sin validez jurídica

La actual Asamblea Nacional (AN) en desacato carece de eficiencia y eficacia jurídica hasta que no cumpla con la sentencia dictaminada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en la que solicitan la desincorporación de los tres candidatos a diputados por el estado Amazonas, investigados en las elecciones de 2015 señaló este jueves la diputada por el Bloque de la Patria, Cilia Flores.

“El saliente presidente de la Asamblea Nacional, el diputado Henry Ramos Allup, debe asumir como presidente (del Parlamento) y acatar la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). En plenaria con el quórum (…) él debe someter a votación la desincorporación de los señores que juramentaron como diputados por Amazonas, deben desjuramentarlo y es cuando ellos pueden conformar la nueva junta directiva”, explicó durante su programa Decisiones, transmitido por Radio Miraflores.

La recién elegida AN, con mayoría circunstancial de diputados de derecha, desconoció la sentencia del TSJ que ordenaba suspender la incorporación en plenaria de tres candidatos por el estado Amazonas, cuya proclamación fue suspendida hasta tanto culminaran investigaciones por fraude que pesan sobre su elección el 6 de diciembre de 2015.

El Parlamento, con el diputado Henry Ramos Allup como presidente, hizo caso omiso y juramentó a los tres candidatos. Con esta acción la junta directiva del Parlamento abrió las puertas para su propia nulidad como en efecto lo determinó el Poder Judicial meses más tarde.

Más adelante, en un juego de confusión a sus propios seguidores, la derecha parlamentaria hizo un acto en el que supuestamente desincorporó a estos tres candidatos ilegalmente juramentados, sin embargo, el acto parlamentario no se efectuó con el procedimiento legalmente correcto, por lo que la condición de desacato permaneció.

En enero de 2017, pese a la condición de nulidad que pesan sobre todos los actos emanados del Parlamento, la AN juramentó una nueva junta directiva, la cual actualmente realiza actos sin validez jurídica: desde aprobación y rechazo de leyes hasta acuerdos en materia internacional.

Para efectos legales, la directiva vigente es la juramentada el 5 de enero de 2016 antes de incurrir en desacato, es decir está conformada por Ramos Allup, Simón Calzadilla y Enrique Márquez. Esa misma directiva es la que debe desincorporar en sesión ordinaria y pública a los tres candidatos de Amazonas investigadores por el Poder Judicial.

Al respecto, Flores explicó el desacato coloca al Poder Legislativo viola el ordenamiento jurídico nacional. “Quienes están asumiendo como directivos actualmente están incurriendo en delitos porque están usurpando funciones y eso está tipificado en la ley”, destacó.

Señaló que ya han sido interpuestas acciones legales ante el Poder Judicial y la Contraloría General de la República por la usurpación que comete el diputado Julio Borges y la directiva ilegítima que lo acompaña.

Con un Parlamento en desacato, el TSJ ordenó que los informes de gestión 2016 del Poder Ejectivo se hiciera frente a los magistrados del Poder Judicial. Precisamente, este viernes el vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, en compañía del tren ministerial, consignará ante el TSJ, el informe sobre la gestión del Ejecutivo 2016.

T/AVN