Este primero de mayo|Miles de trabajadores marchan para exigir mejores condiciones en Costa Rica

Miles de trabajadores marcharon este viernes en San José, Costa Rica para exigir mejores condiciones laborales, respeto a sus derechos y la implementación de una reforma procesal laboral a la cual se oponen grupos empresariales y políticos.

Con carteles que decían “Aquí se respira lucha”, “Por condiciones equitativas” y “Por mejores condiciones para los trabajadores de zonas rurales”, grupos sindicales y sociales celebraron la fiesta del Día del Trabajador este Primero de Mayo.

Con música, bandas y hasta una comparsa, los trabajadores caminaron por las principales calles y avenidas de San José para finalizar frente al Congreso.

“Más allá de la fiesta del Día del Trabajador, es un día muy importante para manifestarse ante los opositores de la clase trabajadora. Queremos aumentos de salarios justos, respeto a los derechos y que los intereses de los trabajadores no sean amenazados”, afirmó el presidente del Sindicato de Trabajadores de la Educación (SEC), Gilbert Díaz.

Por su parte, el secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), Albino Vargas, indicó que se “levanta la bandera” por la implementación de la reforma laboral procesal que brindará mejores condiciones a la clase trabajadora.

“Hay una creciente desigualdad laboral que se evidencia no solamente en la igualdad salarial, ocupamos la reforma procesal laboral porque nos permitirá menos arbitrariedades patronales y procesos judiciales en el menor plazo posible”, manifestó a Vargas, líder del principal sindicato del país.

La reforma procesal laboral fue aprobada de forma unánime en el Congreso en 2012, pero unas semanas después fue vetada por la entonces presidenta Laura Chinchilla (2010-2014), quien consideró que legaliza las huelgas en servicios esenciales como puertos, hospitales y seguridad, entre otros.

El presidente actual, Luis Guillermo Solís, levantó el veto existente e indicó que la ley, que entrará en vigor en mayo de 2016, contribuye a la paz social y la seguridad jurídica del país.

A la entrada en vigencia de esta reforma se oponen grupos empresariales y políticos de oposición.

Por su parte, la Sala Constitucional estudia una acción de inconstitucionalidad que pone en duda la potestad de un presidente para levantar el veto de otro mandatario.

“Esta es una gran fiesta nacional, pero también queremos pedirles a los señores magistrados que aprueben el levantamiento del veto del presidente Solís. Esta es la reforma más importante de los últimos 70 años en materia laboral”, expresó el dirigente del Sindicato de Trabajadores de Enfermería, Lenín Hernández.

Los grupos sindicales pidieron, por medio de una carta, a los 57 diputados del país una reforma constitucional para que el Primero de Mayo sea solo para los trabajadores y se “descontamine de la politiquería”.

En Costa Rica, por mandato constitucional, el Primero de Mayo se realiza la rendición anual de labores del presidente y la elección del directorio legislativo.

Fuente/EFE