Este martes|Ministros de la OTAN se reunirán en Bruselas

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) iniciarán martes en esta capital una reunión de dos días, confirmaron este lunes directivos del bloque.

Durante una conferencia de prensa previa al encuentro, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aseguró el apoyo del grupo militar a la coalición encabezada por Estados Unidos que enfrenta al grupo radical Estado Islámico.

Stoltenberg indicó que esa alianza, integrada esencialmente por miembros del pacto trasatlántico, ya muestra resultados.

El directivo también apuntó que la fuerza de respuesta rápida de la OTAN aprobada hace tres meses alcanzará el primer nivel de disposición para operaciones a inicios de 2015.

La organización militar internacional explicó durante una reunión de sus jefes de Estado o de Gobierno celebrada en septiembre último en Gales que ese destacamento ampliará considerablemente las posibilidades de reaccionar ante una crisis.

Sin embargo, la unidad respuesta rápida recibió fuertes críticas de miles de manifestantes reunidos en ese territorio británico para protestar contra la alianza.

En esa oportunidad, los congregados denunciaron a la OTAN por la militarización de Europa, la posesión de grandes arsenales nucleares y la violación constante de leyes internacionales para garantizar sus intereses mediante el uso del poder de las armas.

Stoltenberg no mencionó en la conferencia la cantidad de efectivos a disposición de la fuerza de reacción rápida, aunque diversas fuentes la sitúan en el orden de los cinco mil a 10 mil soldados, capaces de entrar en acción en menos de 48 horas en cualquier rincón del planeta.

El directivo aprovechó la oportunidad para lanzar nuevos ataques contra Rusia y recordó que la OTAN apoya las sanciones aplicadas por Occidente a Moscú a causa de su posición en el conflicto en Ucrania.

La nación euroasiática respalda el derecho de grupos sublevados en el sureste ucraniano a oponerse al gobierno ultraderechista instalado en Kiev luego de un golpe militar ejecutado en febrero de este año.