Minoría violenta de la oposición se aprovecha que las fuerzas del orden público en Venezuela no utilizan armas de fuego

El embajador de la República Bolivariana de Venezuela ante las Organización de las Naciones Unidas (ONU), Rafael Ramírez, explicó este miércoles que una minoría violenta de la oposición se aprovecha que en el país está prohibido que las fuerzas del orden público utilicen armas de fuego.

“Los manifestantes se están aprovechando de un hecho peculiar en nuestro país, las fuerzas del orden público no utiliza armas de fuego. Está prohibido. Es una disposición de nuestros mandos militares y la oposición abusa de esta disposición, para agredir y arremeter contra el resto de los ciudadanos”, detalló el diplomático bolivariano en la sede de las Naciones Unidas.

Sostuvo que el Estado garantiza la seguridad y la paz de toda la sociedad venezolana, por ello, “no puede permitir que estos grupos violentos y extremistas desestabilicen a toda la nación”.

“Nuestro país enfrenta una acción violenta de una minoría, no son manifestantes pacíficos como lo señala la embajadora estadounidense, Nikki Haley”, aseguró Ramírez.

Indicó que “la injerencia de los EEUU, en intentos como el de hoy en las Naciones Unidas (de poner, sin previo aviso, el tema Venezuela en la agenda del Consejo de Seguridad) lo que hace es estimular a la actuación de estos grupos violentos y la propaganda de los grandes medio de comunicación, que es sistemática y permanente contra nuestro país”.

“EEUU ha sido el gran promotor de la violencia y de las guerras en el mundo. Por acciones como estas, que son injerencistas, por este tipo de situaciones es que hemos tenido el origen de conflictos y tragedias como la que están sufriendo los pueblos de Libia, Siria e Irak”, apuntó.

Recordó que Estados Unidos fue el promotor del golpe de Estado del 2002 en Venezuela (el golpe de Estado más breve en la historia latinoamericana). “Hoy en día, los dirigentes de la oposición son los mismos que participaron en los hechos del 2002”, informó.

“Pero además – añadió- EEUU tiene, por otra parte, un triste historial de violencia, injerencia e intervención en nuestra región que ha obstaculizado el desarrollo de nuestras democracias”.

Resaltó el llamado constante del Gobierno Bolivariano al diálogo. “Contamos con la mediación de los ex presidentes, Leonel Fernández, Rodrigo Zapatero, y Martín Toriijos, y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), nuestro propio organismo regional y seguiremos insistiendo por el diálogo y el respeto a nuestras instituciones”, dijo.

Para finalizar, aseguró que el diálogo cuenta con el respaldo del Santo Padre, el Papa Francisco, el cual “ha sido víctima de la extrema derecha e innumerables señalamientos solo por haber llamado al diálogo” en Venezuela.

T/Ana Maneiro
F/@RRamirezVe