Inicio » Avances, Multipolaridad

Economía del país amenazada por los precios del petróleo

Caída en valor de crudo sigue como Espada de Damocles sobre Colombia

23 febrero 2016 | Haga un comentario

Por tercera vez desde principios del año pasado el gobierno de Juan Manuel Santos ha tenido que apretar el cinturón en las instituciones del Estado, con el fin de sortear este segundo año de baja en los ingresos nacionales, ya que el deprimido hidrocarburo ha continuado, no obstante, como líder en las exportaciones del país

La sostenida caída de los precios internacionales del petróleo se mantiene este martes como Espada de Damocles sobre la economía colombiana, que continúa amenazada desde que el barril de crudo comenzó su contracción al inicio del 2015.

Por tercera vez desde principios del año pasado el gobierno de Juan Manuel Santos ha tenido que apretar el cinturón en las instituciones del Estado, con el fin de sortear este segundo año de baja en los ingresos nacionales, ya que el deprimido hidrocarburo ha continuado, no obstante, como líder en las exportaciones del país.

El presupuesto del pasado año debió reformularse desde el propio arranque del 2015 y el del 2016 también debió ser ajustado ante de entrar en vigor, debido a que continuó a la baja el precio referencial del crudo colombiano en el mercado internacional.

De todas maneras, las cuentas siguen sin cuadrar y ahora el Consejo de Ministro determinó una nueva reducción de un tres por ciento al presupuesto, cuando no han transcurrido ni dos meses del actual año fiscal.

Un nuevo recorte equivalente a unos mil 800 millones afectará ahora por igual a todas las carteras de la administración Santos -excepto la defensa-, aunque con la indicación del propio presidente de priorizar las inversiones y focalizar éstas en áreas que sean dinamizadoras de la economía.

Vamos a cumplir con la meta de la Regla Fiscal: un déficit de 3,6 por ciento en el Producto Interno Bruto, para así poder mantener la confianza de los inversionistas, expresó el mandatario a la salida de la reunión del gobierno nacional.

La nueva reducción presupuestal está enfocada en disminuir en un 10 por ciento las partidas de gastos referidas al uso de vehículos oficiales, la telefonía móvil, papelería, viáticos para funcionarios, viajes y otros gastos generales, los cuales ya habían sido ajustados antes.

Es importante actuar con responsabilidad. Lo fácil sería continuar la fiesta y ver luego cómo todo se apaga, aseguró Santos, al recalcar que se tiene que seguir por la senda de la austeridad.

Como un paliativo para disminuir los efectos de la actual crisis, el inquilino de la Casa de Nariño informó que tiene previsto llevar al Congreso de la República, cuando inicie sus sesiones en marzo, un proyecto de ley de licores, el cual permita aumentar el recaudo de las administraciones regionales.

Explicó que el actual monopolio existente de los precios en ese sector productivo lo único que ha arrojado son problemas serios en la comercialización de licores y en el recaudo de impuestos. Ese régimen ha incentivado la adulteración, el contrabando y la informalidad, acotó.

Antes de comenzar esta etapa de crisis de la rama energética, Colombia tenía ingresos por unos ocho mil millones de dólares anuales, pero estos se redujeron ahora en un 50 por ciento, de acuerdo con datos aportados por la estatal Ecopetrol.

El país había previsto para el presupuesto de ingresos un precio base de 50 dólares el barril, no obstante éste se debió reducir ayer a 34 unidades del billete verde, aunque los pronósticos internacional siguen apuntando a que ese declive podría tocar fondo en 20 USD.

Para aplicar esta nueva vuelta de rosca, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, informó que se tuvieron en cuenta puntos de vistas de instituciones especializadas en análisis de riesgo, que señalan en su diagnóstico de estable a negativa la perspectiva de la economía colombiana.

No obstante las medidas de austeridad emprendidas por el gobierno con este nuevo recorte fiscal y sus esfuerzos por mantener la confianza en el capital foráneo, de todas maneras ocurrirán reducciones en las propias inversiones y también con la posposición de pago del servicio de la deuda externa, afirman expertos financieros del país.

Fuente/PL
Foto/Archivo

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000