Inicio » Avances, Multipolaridad

Organización de Naciones Unidas reporta

Casi 160 palestinos asesinados y 13 mil 600 heridos en 2015

31 diciembre 2015

En 2014, más de dos mil 300 palestinos murieron y 16 mil 600 sufrieron lesiones, víctimas en su mayoría atribuidas a la agresión de julio y agosto contra la Franja de Gaza, consistente en 51 días de bombardeos aéreos israelíes

La represión de Israel y la violencia desatada en Cisjordania y la Franja de Gaza dejaron este año 158 palestinos asesinados y 13 mil 589 heridos, advirtió la Organización de Naciones Unidas.

En su último reporte de 2015 sobre Protección de Civiles en los Territorios Palestinos Ocupados, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), precisó que la mayoría de las víctimas se produjeron en Cisjordania, incluyendo Jerusalén Oriental.

Los obstáculos de acceso impuestos por las tropas israelíes y las provocaciones de colonos judíos en sitios sagrados de la Ciudad Vieja de Jerusalén, como la mezquita de Al Aqsa, causaron en el último trimestre del año protestas, enfrentamientos y ataques responsables de decenas de muertos y miles de heridos, la inmensa mayoría del pueblo árabe.

Según el informe de la OCHA, del 15 al 28 de diciembre, 19 palestinos, entre ellos dos niños y una mujer, y dos israelíes perdieron la vida en incidentes en la Ribera Occidental y en Gaza.

Los ocupantes ejecutaron a varias personas e hirieron a centenares durante redadas, choques y alegadas respuestas a ataques palestinos, sobre todo apuñalamientos, señaló.

De acuerdo con la Oficina, las fuerzas de seguridad de Tel Aviv mantuvieron prácticas como disparar con munición real contra manifestantes, arrestos masivos y demoliciones de viviendas, las cuales generaron más desplazamientos humanos.

En 2014, más de dos mil 300 palestinos murieron y 16 mil 600 sufrieron lesiones, víctimas en su mayoría atribuidas a la agresión de julio y agosto contra la Franja de Gaza, consistente en 51 días de bombardeos aéreos israelíes.

Altos funcionarios de la ONU reconocieron este año que la prolongada ocupación, data de 1967, y la falta de esperanzas generan frustraciones en la población palestina.

Asimismo, alertaron que la situación de violencia imperante en sitios sagrados de Jerusalén amenaza con llevar el conflicto del terreno político al religioso, algo que representa un grave peligro.

Por su parte, líderes palestinos exigieron al Consejo de Seguridad actuar en sintonía con su mandato para poner fin a la ocupación y al sufrimiento del pueblo árabe.

En entrevista con Prensa Latina, el embajador Riyad Mansour afirmó que el 70 aniversario de la ONU, se cumplió en octubre, constituye una nueva oportunidad de comprometerse con la solución de un conflicto presente en la organización desde sus primeros años.

Mansour reiteró el llamado al Consejo a proteger a los civiles de la represión militar y las acciones violentas de colonos judíos en Cisjordania, incluyendo Jerusalén Oriental.

El Consejo debe encontrar la manera de detener la agresión, resguardar la vida de los inocentes, poner fin a la prolongada ocupación e impulsar negociaciones de paz, dijo.

De acuerdo con el embajador palestino aquí, si ese órgano no cumple los justos reclamos, “les habrá fallado a los palestinos y no estará a la altura de su responsabilidad ni de sus propias resoluciones”.

Urge que terminen la ocupación y los crímenes contra el pueblo palestino, el Consejo de Seguridad y la comunidad internacional tienen un papel que cumplir, subrayó.

T/PL
F/Archivo-Referencial