Inicio » Avances, Multipolaridad

PIB niponés creció 3,9% frente al aplastante 10,3% Chino

China desplaza a Japón como segunda potencia económica mundial

14 febrero 2011

De mantener su ritmo actual de crecimiento, el gigante asiático podría arrebatarle a Estados Unidos el primer puesto como la economía más importantes del mundo en el plazo de una década

China supera a Japón y se consagra como la segunda potencia económica mundial

China se ubica en el puesto como segunda economía mundial, lugar que ocupó Japón por más de 40 años, después de que este lunes se publicarán las cifras oficiales sobre el crecimiento económico.

Japón dio a conocer este lunes las cifras del Producto Interno Bruto (PIB) correspondientes al año pasado. En todo 2010, el PIB nipón creció 3,9 por ciento, frente a un aplastante 10,3 por ciento de China.

La economía japonesa produjo el año pasado bienes y servicios por unos 5.5 billones de dólares, en cambio Pekín alcanzó 5.9 billones.

El pasado 20 de enero, el Gobierno chino informó que la economía había crecido más del 10 por ciento en 2010. Fue entonces cuando se comenzó a vislumbrar el fin de Japón como segunda potencia económica, posición que ocupaba desde 1968.

La agencia de noticias Kyodo, reseñó que la llegada de China a la segunda posición mundial confirma la importancia que tiene este gigante en la economía de los mercados emergentes.

Japón se ha visto golpeado económicamente por una caída en las exportaciones y la demanda de los consumidores, mientras que China goza de un auge en la fabricación de productos.

De acuerdo con estimaciones del Banco Mundial y analistas económicos, de mantener su ritmo actual de crecimiento, el gigante asiático podría arrebatarle a Estados Unidos (EE.UU.) el primer puesto en el listado de economías más importantes del mundo en el plazo de una década.

“Es realista decir que dentro de diez años, China tendrá más o menos el mismo tamaño que la economía de EE.UU.”, sostuvo Tom Miller, de GK Dragonomics, una consultora económica con sede en Pekín.

Pese a que existe un debate sobre el por qué Japón dejó de ser la segunda mayor economía del mundo, el director del Centro de Estudios sobre China contemporánea en Hong Kong, Jean-François Huchet, considera que es una situación normal.

Después de 30 años de reformas y crecimiento “es totalmente normal que un país tan poblado como China llegue a competir en términos absolutos con un país como Japón”, indicó Huchet.

Del mismo modo, sostuvo que lo mejor de la noticia es que “a principio de las reformas en 1978, China solamente pesaba 0,4 por ciento del comercio internacional”.

Una de las dudas que se suscita por la nueva posición de la economía china es que tiene un ingreso per cápita, casi 10 veces por debajo de Japón.

Huchet, sin embargo, plantea que “aunque la riqueza de algunas regiones se acerca a la de los países desarrollados, otras regiones sufren aún los problemas de los países en vías de desarrollo”.

Del mismo modo, el director admitió que China padece un fuerte retraso respecto a Japón en lo referente a desarrollo humano y acceso a la educación. El mencionado país asiático es el más poblado del mundo, con mil 300 millones de habitantes.

Que China escolte a Estados Unidos, es “una etapa simbólica, nadie había imaginado que las cosas irían tan rápido (…), ya que China es diferente tanto por su sistema político como económico”, subraya Chen Xingdong, economista de BNP Paribas en Pekín.

CAUSAS DEL CRECIMIENTO

De acuerdo con los especialistas, la mayor parte del crecimiento chino se debió a la inversión en la infraestructura y por la expansión de las industrias nacionales.

“Hubo un énfasis en la infraestructura”, aseguró Duncan Innes-Ker, de la consultora Economist Intelligence Unit (EIU), en Pekín.

Estaban construyendo muy por arriba de la demanda esperada. Y como la infraestructura estaba allí, las empresas fueron allí”, agregó.

A su juicio, las actividades llevaron a un aumento de las exportaciones y por ende, China se convirtió en un centro de producción para las marcas multinacionales.

“La clave fue el enorme desplazamiento hacia las ciudades de las personas que trabajaban en el campo”, señaló Tom Miller, de la consultora Dragonomics GK. “La urbanización es un cambio estructural clave en los últimos 30 años”.

Fuente/teleSUR
T/CO
Foto/Archivo