Inicio » Avances, Multipolaridad

Como estrategia de ampliación de la oferta educativa

Ecuador tendrá 88 Escuelas del Milenio en 2015

21 noviembre 2012

La Revolución Ciudadana inició hace cuatro años la creación de estos complejos educacionales de primer nivel, con la finalidad de constituirse en referentes de calidad de la educación fiscal del país, a un costo aproximado de un millón de dólares cada una

El gobierno ecuatoriano trabaja por construir 88 Unidades Educativas del Milenio (UEM) hasta el próximo 2015, como estrategia de ampliación de la oferta educativa y atención a sectores vulnerables e históricamente excluidos, informaron este miércoles fuentes oficiales.

La Revolución Ciudadana inició hace cuatro años la creación de estos complejos educacionales de primer nivel, con la finalidad de constituirse en referentes de calidad de la educación fiscal del país, a un costo aproximado de un millón de dólares cada una.

Estas obras constituyen un cumplimiento de los principios y objetivos señalados en la Constitución de la República y en el Plan Nacional del Buen Vivir.

En la actualidad existen 18 UEM en funcionamiento, ubicadas en las provincias de Esmeraldas, Imbabura, Pichincha, Cotopaxi, Chimborazo, Napo, Manabí, Guayas, Santa Elena, Cañar, Santo Domingo de los Tsáchilas, El Oro y Loja.

Un total de ocho mil 542 estudiantes ecuatorianos se han beneficiado con estas instalaciones con características singulares y un modelo educativo inclusivo, para el servicio de niños, niñas y jóvenes, en los niveles de Educación Inicial, General Básica y Bachillerato.

Su infraestructura permitirá a un promedio de 500 estudiantes matriculados en cada una de ellas, acercarse a la realidad del siglo XXI, pues están equipadas con aulas tecnológicas, laboratorios, biblioteca, áreas administrativas, consultorio médico y de enfermería.

Además, tienen canchas deportivas, patio cívico, zonas de juegos y sus docentes tienen el compromiso de mantener la interculturalidad, defender las tradiciones diversas propias de Ecuador y conservar las lenguas ancestrales además del idioma español.

Fuente/PL