Inicio » Avances, Multipolaridad, Memoria, Curiosidades

Recordó mantener el respeto por la dignidad de todas las personas

El Papa pide vencer el miedo y continuar acogiendo a los inmigrantes

11 enero 2016

Francisco reprochó que en muchas oportunidades los migrantes no pueden residir en algunas zonas porque prevalecen los acuerdo internacionales previos

El papa Francisco pidió hoy “vencer el miedo inevitable” que confronta el actual fenómeno migratorio, acoger a los inmigrantes y plantear soluciones, en un discurso a los embajadores acreditados ante la Santa Sede.

El pontífice recordó que el fenómeno de la inmigración no sólo afecta a Europa sino también a regiones de Asia, del norte y el centro de América, lo que hace necesario afrontar sus consecuencias.

“Quisiera detenerme a reflexionar con ustedes sobre la grave emergencia migratoria que estamos afrontando, para discernir sus causas, plantear soluciones, y vencer el miedo inevitable que acompaña un fenómeno tan consistente e imponente”, dijo.

Francisco también hizo referencia a las actuales situaciones de emergencia migratoria, la de “la frontera entre México y los Estados Unidos de América” al recordar que el próximo mes visitara Ciudad Juárez, pero sobre todo se detuvo en Europa.

Describió cómo la actual situación se debe a que a las miles de personas que sufren huyendo de guerras, persecuciones y de violaciones de los derechos humanos, así como de la inestabilidad política o social, que hace “imposible la vida en la propia patria”.

Sentenció que debido a los acuerdos internacionales frecuentemente estos migrantes no logran entrar en los sistemas de protección y es por ello que aún muchos de los problemas no se han resuelto.

“Gran parte de las causas que provocan la emigración se podían haber ya afrontado desde hace tiempo” para evitar así “sus consecuencias más crueles”.

Francisco instó a la “urgente” creación de planes a mediano y largo plazo para que esta emergencia no se quede sin respuesta y puedan favorecer a los países que acojan a estos inmigrantes.

“Deben servir, por una parte, para ayudar realmente a la integración de los emigrantes en los países de acogida y, al mismo tiempo, favorecer el desarrollo de los países de procedencia” explicó.

Sobre el fenómeno en Europa, se refirió a que “los desembarcos masivos en las costas del Viejo Continente parece que ponen en dificultad al sistema de acogida construido laboriosamente sobre las cenizas del segundo conflicto mundial, que sigue siendo un faro de humanidad al cual referirse”.

La magnitud de la llegada de inmigrantes, explicó el papa, ha hecho surgir “numerosos interrogantes acerca de las posibilidades reales de acogida y adaptación de las personas”.

Francisco hizo referencia a las numerosas interrogantes en la acogida y adaptación de las personas como las preocupaciones sobre la seguridad, y el sobresalto por el aumento de amenazas por parte del terrorismo internacional.

“No se pierdan los valores y los principios de humanidad, de respeto por la dignidad de toda persona, de subsidiariamente y solidaridad recíproca, a pesar de que puedan ser, en ciertos momentos de la historia, una carga difícil de soportar” recordó a los presentes.

Por último pidió se continúe apoyando a las diversas naciones que buscan formas de solucionar la crisis migratoria.

“Es importante que no se deje solas a las naciones que se encuentran en primera línea haciendo frente a la emergencia actual, y es igualmente indispensable que se inicie un diálogo franco y respetuoso entre todos los países implicados en el problema”, instó el Papa.

T/Redacción CO con información EFE
F/Archivo