Inicio » Avances, Multipolaridad

De no obtener los votos suficientes se podría hacer un llamado a nuevas elecciones

Partido Popular y Podemos rechazaron la investidura del socialista Sánchez

2 marzo 2016 | Haga un comentario

Las oportunidades de que el líder del Psoe se convierta en presidente de España se reducen significativamente

Las aspiraciones del líder del Psoe, Pedro Sánchez, se convirtieron en inviable luego que el Partido Popular (derecha) y Podemos (izquierda) rechazaran su investidura a pesar del mensaje de inclusión presentado en el seno del parlamento.

Después de la presentación del programa de gobierno de Sánchez a fin de alcanzar la confianza del Congreso, encontró una respuesta negativa a su candidatura, que se hará efectiva en la votación que tendrá lugar al final del día miércoles.

El Partido Popular y Podemos suman 192 votos contrarios y Sánchez sólo tendrá los escaños socialistas (90) y los de los liberales de Ciudadanos (40), sumando sólo 130, teniendo un déficit de 46 votos de apoyo para llegar a 176 que representa la mayoría absoluta del Parlamento español.

DESAPROBACIÓN DE TODAS LAS FACCIONES

El presidente del Gobierno en funciones y líder del PP,  Mariano Rajoy, acusó a Sánchez de no tener “ni programa ni pacto” y le dijo que lo único que pretende es “liquidar” lo que él ha hecho desde 2011.

Gestión que según Rajoy, sirvió para que España “no cayera en la situación de quiebra, empezara a crear empleo, mejorara la competitividad y creciera como nadie en Europa”.

Para el dirigente de centroderecha, un Ejecutivo dirigido por Sánchez “abriría la puerta de la desconfianza” y sembraría incertidumbre económica que frenaría iniciativas empresariales.

Por su parte, Pablo Iglesias fue más contundente, reiteró su oferta para un pacto de gobierno de izquierdas y garantizó a Sánchez lealtad si hay acuerdo, aunque para ello le pidió que abandone su cercanía a los “oligarcas” económicos y financieros.

Iglesias expresó su respeto por los votantes del Psoe, pero arremetió contra el pasado de este partido, al que vinculó con la gestión del expresidente Felipe González, “manchada de cal viva”, en una alusión a los casos de terrorismo de Estado que fueron investigados por los tribunales españoles.

La respuesta de Pedro Sánchez fue recordar que los partidos de izquierda en el Congreso español suman menos que los votos de PP y los liberales y advirtió de que no aceptará acuerdos con partidos que defienden la independencia de Cataluña, como los nacionalistas de ERC.

El único apoyo a Sánchez vino de Ciudadanos, con el que firmó un acuerdo la semana pasada con cerca de doscientas medidas para reformar parte de la legislación aprobada por el PP desde 2011.

T/CO con información ElPais.uy
F/Agencias

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000