Inicio » Avances, Multipolaridad

Ley de Promoción de Alimentación Saludable

Presidente de Bolivia pone en vigencia ley sobre nutrición

9 enero 2016

La Ley de Promoción de Alimentación Saludable obliga a las empresas a identificar en los envases o etiquetas de sus productos datos nutricionales como contenido de sodio, azúcar y grasas

El presidente de Bolivia, Evo Morales, puso hoy en vigencia la Ley de Promoción de Alimentación Saludable, que busca promover hábitos sanos al consumir alimentos y contribuir a resolver problemas de desnutrición en el país sudamericano.

“Siento que esta ley es una de las más importantes para la vida de las familias y es importante aplicarla para bien de los bolivianos”, afirmó el mandatario en ceremonia realizada en el Palacio de Gobierno en la ciudad de La Paz.

Morales sostuvo que la normativa ayudará a educar a la población, de manera que cada persona sepa escoger el tipo de alimentos que debe consumir.

La Ley de Promoción de Alimentación Saludable obliga a las empresas a identificar en los envases o etiquetas de sus productos datos nutricionales como contenido de sodio, azúcar y grasas.

La Ley fue preparada por el Ministerio de Salud con un enfoque de promoción de la salud para prevenir enfermedades atribuidas a la mala alimentación y estilos de vida poco saludables.

El nuevo marco legislativo promociona hábitos alimenticios saludables, fomenta la actividad física, y regular la publicidad en alimentos y bebidas no alcohólicas.

Busca modificar hábitos relacionados con dietas no adecuadas que provocan obesidad, al consumir de manera desmedida alimentos procesados, ultraprocesados y comida “chatarra”.

Por su parte, la ministra de Salud Ariana Campero, pidió a medios y otras entidades coadyuvar con la difusión de la norma, para que la población conozca mejor la manera correcta de alimentarse.

La mala nutrición es un problema de salud pública en el país sudamericano, lo cual se manifiesta en padecimientos como sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión arterial, problemas cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

“La intención de la norma no es prohibir, pero sí buscar que la población consumidora, como un derecho, tenga acceso a información pertinente de qué está comiendo”, dijo.

Campero señaló que partir de ello, “la población irá tomando conciencia de la importancia de saber qué consume y a la vez definirá qué alimentos reducen los riesgos de contraer enfermedades crónicas no transmisibles”.

Recalcó que se trabajará en la regulación de la información que se proporciona a la población sobre los daños que ocasionan este tipo de agregados alimenticios, de manera que sea decisión propia y personal el seguir consumiéndolos.

T y F / Xinhua