Inicio » Avances, Multipolaridad

Protestan contra endurecimiento de medidas de austeridad

Sindicatos paralizarán Grecia el próximo 20 de febrero

1 febrero 2013

La Confederación General de Trabajadores de Grecia, mayoritaria en el sector privado, y la Confederación de Empleados Públicos (Adedy) decidieron realizar una movilización unitaria ante el endurecimiento de las condiciones laborales y sociales que se vive en Grecia

Los dos principales sindicatos de Grecia anunciaron este viernes la convocatoria de una jornada de huelga general para el 20 de febrero, como protesta contra el endurecimiento de las medidas de austeridad por el gobierno.

La Confederación General de Trabajadores de Grecia (GSEE), mayoritaria en el sector privado, y la Confederación de Empleados Públicos (Adedy) decidieron realizar una movilización unitaria ante el endurecimiento de las condiciones laborales y sociales que se vive en Grecia.

La GSEE denunció en su comunicado las medidas “autoritarias y antisociales” del gobierno contra las protestas sindicales que desde distintos sectores se están llevando a cabo en las últimas semanas y la “brutal represión de los derechos laborales básicos y fundamentales”.

Esa organización sindical consideró que las políticas de austeridad están arrasando con todas las conquistas y por tal motivo exigió del gobierno el fin de las medidas represivas contra los trabajadores, la firma y aplicación de los convenios colectivos y la creación de un plan eficaz contra el desempleo.

Por su parte, todos los buques y ferris del país continuarán amarrados a puerto 48 horas más, pues la huelga convocada para jueves y viernes continuará durante el fin de semana, según comunicó la Federación Panhelénica Maritima.

Los trabajadores se reunirán el domingo para decidir sus próximas acciones una vez que las conversaciones con el ministro de Transporte, Kostis Jatzidakis, resultaron infructuosas.

Los marineros exigen la renovación del convenio colectivo y la implicación del ministerio para conseguir que las compañías navieras paguen a sus empleados los salarios que en muchos casos adeudan.

Además se oponen a la reforma del sector planteada por el gobierno pues consideran que aumentará el desempleo y conducirá al colapso de su fondo de pensiones.

Fuente/PL