Inicio » Nacionales, Política, Impacto, Economía

Vladimir Lazo afirma que los trabajadores deben protagonizar la industrialización del país

“El Estado perdió la guerra económica aunque ganó la guerra política”

17 mayo 2015 | 17 Comentarios

El filósofo señala que se ha emprendido “una estrategia de desesperación de la sociedad”, que ha enfurecido incluso al pueblo chavista. Considera que la clase obrera petrolera y de las empresas básicas de Guayana tiene un compromiso histórico que debe asumir

Los filósofos sueltan frases provocadoras, para despertar una respuesta o una reflexión, y se atienen a las consecuencias; la historia da larga cuenta de esas aseveraciones que son como piedras o como caricias, alimento para el pensamiento. El filósofo Vladimir Lazo, profesor de filosofía de la ciencia en la Escuela de Economía de la Universidad Central de Venezuela (UCV), también arroja la suya como revolucionario, como hombre comprometido con el proceso de cambios en el país, como hombre que apoyó a Hugo Chávez y apoya a Nicolás Maduro: “El Estado perdió la guerra económica, aunque ganó la guerra política”.

Lazo -en conversación con el Correo del Orinoco- asevera que en el país hay guerra económica, que a su juicio comenzó en el año 2011 cuando el presidente Hugo Chávez informó que tenía cáncer. “No se consiguen detergentes para platos, pero la misma compañía produce otros productos, que no son los que la gente necesita. No hay carne en los abastos, pero en los restaurantes hay la carne que quieras, No hay pollo, pero hay pollos en los restaurantes. En definitiva, no se surte a las familias”. Y los bienes escasos “son comprados al precio que sea”, grafica.

El Estado, por otra parte, “no puede controlar 60 mil puntos de venta en todo el país. Los controles, en ese sentido, son normalmente inútiles; deberías recorrer los locales todos los días, se te van los recursos en eso”. Lazo sostiene que si la burguesía hubiese podido responder a la demanda de la población con más producción “no habría habido este problema y la conspiración habría ido por otra parte”.

ESCASEZ ALTERNADA

Lazo no tiene ni un atisbo de duda. “Yo sí creo que estamos en guerra. Sus ejecutores en Venezuela son la burguesía venezolana, cuyo único objetivo en la vida es acumular capital. En lugar de expandir sus sistemas industriales, hace negocios con los dólares”, opina.

En su criterio, “otro mecanismo de la guerra es alternar la escasez, porque a veces está escasa la pasta de dientes, y otra veces escasea el papel. En la población se siembra el estrés de esta manera”. Está convencido de que, al menos una parte de la escasez, es planificada por algunos. Esos sectores “no pueden aducir que el Estado no les da dólares”, sostiene.

La describe como “una estrategia de desesperación de la sociedad”, que ha enfurecido incluso al pueblo chavista. “Pienso que el Estado perdió la guerra económica, aunque ganó la guerra política, porque el pueblo ha reconocido quiénes son los culpables de su situación. De lo contrario la población estaría protestando en Miraflores o frente a los ministerios”.

Los sucedido en los años 2002 y 2003, con el golpe de Estado del 11 de abril de 2002 y el paro de Pdvsa fue una enseñanza para el pueblo; especialmente, el sabotaje petrolero, durante el cual la gente “soportó la situación con una gran dignidad”, rememora. Por lo sucedido, el profesor piensa que las venezolanas y los venezolanos “saben quiénes son sus amigos y quiénes son sus enemigos”, y lo ha ido entendiendo con lo sucedido en El Caracazo (1989), con el proceso bolivariano.

“Pero la guerra política se puede perder por una razón: el pueblo puede entender que la burguesía trata de acabar con el Gobierno y que el Gobierno no se puede defender. Probablemente quienes están molestos votarían con dudas en las elecciones parlamentarias, o se abstendrán” de sufragar por el chavismo, alerta. “La gente piensa que no ganamos la guerra económica. Y la mejor guerra es la que ganas sin disparar un tiro”.

EL COMPROMISO DEL DESARROLLO

La clase obrera venezolana, especialmente la del Estado, “está preparada para sumir un compromiso, que es el del desarrollo. Si existe una parte de la población venezolana que puede asumir esa posibilidad” es ese sector, explica Lazo.

“Quienes están allí dirigen empresas de altísimo nivel y de complejidad tecnológica y técnica”, como Petróleos de Venezuela, las industrias de Guayana. Pueden, entonces, desarrollar ingeniería de precisión, imprescindible para la industrialización. “Pienso en la industria petrolera, en la industria minera”, acota.

Esas trabajadoras y esos trabajadores deben reconvertirse “en trabajadores que puedan desarrollar tecnología y técnicas”, apunta.

En su opinión, esta conversión puede ser rápida. “Estar listos no es solo un asunto técnico, sino político”; para ello es imprescindible “que tengan la conciencia de que pueden hacerlo, que entiendan su papel en la historia”, insiste. “En algunas épocas de la historia venezolana la clase trabajadora ha tenido conciencia de ello, pero en la Cuarta República eso se minimizó”. Mas en el proceso actual “la clase obrera tiene la obligación de hacerlo”.

La burguesía venezolana, acusa Lazo, “fracasó en el proceso de industrialización y desarrollo, y eso nos vuelve dependientes de la tecnología”. Lo atribuye a que el petróleo financia todo y a que la oligarquía no tuvo “un pulmón financiero propio para hacer inversiones serias en desarrollos industriales”.

Trae a colación lo sucedido en Europa, con la alianza entre científicos y capitalistas, que permitió el desarrollo industrial. Y lo compara con Venezuela, que “no tenía la cultura científica”. A esto se le sumó el factor petróleo, “una fuente de dinero muy grande”. Por ello “la burguesía, en lugar de inventar, trabajar, patentar” se dedicó a vivir del crudo, reprocha el filósofo.

DIANÓSTICOS

El Estado “lideró algunos intentos, con Marcos Pérez Jiménez (años 50), quien hizo las petroquímicas, hizo un plan ferroviario para el país. También hizo una siderúrgica”. Pero el plan fue dejado a un lado con el derrocamiento de Pérez Jiménez en 1959, en lo que Lazo no duda en calificar como incomprensión histórica. Aparte de ello, la estadounidense Alianza para el Progreso impuso otro patrón de producción, que no benefició al país.

En el Puntofijismo “se siguió profundizando la dependencia” porque el desarrollo industrial era “solo para sustituir importaciones”, que mantenía la misma dependencia estructural de los capitales extranjeros, lamenta. “Era una profundización de la dependencia, el subdesarrollo y la no industrialización relativamente independiente”.

En el VIII Plan de la Nación, a fines de los años 80, rememora Lazo, se admitió que la industrialización fracasó, pero se impuso la estrategia neoliberal de entregarles “todas las actividades que puedan producir acumulación de capital a los privados”. Además, el sistema político se descompuso, había manifestaciones casi a diario, se registraron las insurrecciones de 1992, recuerda.

A juicio del profesor ucevista, el presidente Chávez -una vez que comienza la Revolución Bolivariana- creyó que la burguesía se iba a reindustralizar, pero no fue así.

FALLAS DEL PRESENTE

Con algunas acciones asumidas por Chávez “se trató de desarrollar una industria agrícola importante, que produce pero no a la escala que necesita el país”, analiza. “Hubo esfuerzos válidos pero no dieron resultados. El Estado debió haber planificado también las fallas que podían ocurrir” en las empresas tomadas.

Hubo, de acuerdo con su visión, “falta de planificación de los planificadores y ejecutores de la política, que al no tener conciencia de lo que tenían en sus manos no lo hicieron bien”.

En cuanto a la industria minera y extractiva “hay muchas más perversiones”, con lo que dibuja como “insuficientes mecanismos de control y ejecución”.

Para el investigador, también habría una perversión en la industria petrolera. “La dirigencia sindical petrolera no ha entendido lo que tiene entre manos, porque piensa en tener cada vez más beneficios sacados de Pdvsa”, reclama. “Eso es no entender qué están haciendo, porque si se erosionan los ingresos de la sociedad venezolana porque quieren más, están lesionando los intereses populares”. No duda en afirmar que la dirigencia sindical petrolera es también responsable de que la industria petrolera no tenga la efectividad que se espera de ella.

TOMAR LAS RIENDAS

Ahora, el presidente Nicolás Maduro está “perfectamente claro en la exigencia de que la clase trabajadora petrolera, minera y agrícola venezolana tiene que tomar las riendas del desarrollo”, estima Lazo. La burguesía, como elemento adicional, “no tiene la capacidad institucional, científica ni tecnológica para hacerlo”.

Lazo argumenta que la dificultad no está en la preparación técnica, sino en la política: “La clase trabajadora venezolana piensa que la burguesía es la que puede y ella no, que es la burguesía la que sabe y la que manda”.

Descarta que la burguesía pueda participar en ese proceso de industrialización. “Para ello, tendría que tener tecnologías, patentes, desarrollo científico, y no lo tiene”, puntualiza.

El Estado, ratifica, no debería aceptar una alianza con la burguesía, aun cuando sí podría apoyar algunos emprendimientos.

T/ Vanessa Davies
F/ José Avelino Rodrigues
17 Comentarios
engels ramon rivero dijo:

muy interesante las opiniones del filosofo, pienso con el que esta crisis debe enseñarnos pero sobre la marcha y a la espera estamos de medidas radicales para enfrentar la guerra economica, para apoyarlas con todo. Desde luego que la dirigencia del PSUV y del gran polo patriotico deben ponerle el ojo al dia a dia, porque es gravisismo el estado de descontento que existe en la calle, y ojala, no pase a impotencia, porque la paciencia de la gente debe ir acompañada de la percepcion de que el gobierno puede salir triunfante. Por ejemplo seria un garrafal error crear un mintsreio para la agricultura urbana, como lo es el dolar viajero y otras medidas que desangran al pais.

Maria dijo:

Excelente trabajo y reflexion!!. Ojala los del gobierno y lo de los sindicatos lo lean. Venezuela tiene todo para aer una pitencia, lo q falta es voluntad y ganas de trabajar por un bien comun no personalista. Los gran des problemas son: 1. Los planificadores de la capital no consideran la experiencia de campo de los tecnicos (no de los jefes q tampoco saben nada). 2. La falta de seguimiento y supervision de los proyectos. 3. La corrupcion de los mismos enchufados oportunistas q se dicen chavistas y lo q quieren es robar.

COMENTANDO... dijo:

Hola, mientras desde Caracas envíen gente a dirigir las Empresas básicas y a PDVSA sin ninguna preparación adecuada al tipo de compromiso que adquieren, más recursos se van a desviar. Hago la apuesta que cuando el Gobierno se vea en más aprietos económicos, comenzarán atacar ciertos factores del mismo Gobierno (que crearon todo este sistema de cómplices y despelote) para generar la ilusión que ahora sin van hacer las cosas como desde tiempos atrás tenían que hacerlo…. Cuánto le cuesta al Presidente tomar las desiciones históricas para darles el rumbo económico, social y político que TODOS nos merecemos… Luchamos a diario por un mejor vivir de la población y me dicen luego que hay una “guerra económica”. Respeto al filósofo, pero le sacó las patas del barro a los políticos corruptos colocados desde Chávez y ahora Maduro en todas las empresas públicas. Ya es tiempo que que cada quien se ocupe de sus asuntos.

ugo dijo:

llLA guerra economica no ha sido vencida por ningun país en el mundo hasta ahora, pero el pueblo de Bolívar lo lograra si escucha al presidente en la idea de que unidos venceremos y con esfuerzo y trabajo para lograr el triunfo, manos a la obra o la burguesía no destrozara con su poder económico nacional e internacional

El critico dijo:

Es necesario crear 2 empresas estatales aparte de PDVSA que le den al país ingresos en dolares de manera adicional. Estas empresas deben apalancarse en PDVSA. Hablaríamos de una estatal agrícola y una que promueva el turismo. Igualmente fortalecer las empresas de Guayana, todas que se manejen con eficiencia y eficacia por el estado. Digo esto porque considero que el problema de Venezuela esta en la paridad dolar-bolivar, es decir en el régimen cambiario. Cabe destacar y recordar que para 1982 el dolar era libre, porque? porque había bastante y este se regia por la libre flotación alcanzando un precio de 4.30bs de los viejos hasta que se fugaron 8 mil millones de dolares de la reserva internacional conduciéndonos al famoso viernes negro. La reflexión que hago es que debemos sembrar el petroleo como dijo uslar pietri, actualmente esta cerca de los 60 $ el barril de petroleo, pero no podemos depender toda la vida de él, es necesario la inversion en otras areas.

jose.perez dijo:

mas nada, y muy de acuerdo con el profesor, a la oligarquia parasitaria ni agua, hay que darle es un mecate, para que se … la harian un gran beneficio al pais, ojo camaradas del gibierno no hay capitalista buenos, solo hay capitalistas depredadores… pilas pues!

El critico dijo:

otro punto es tratar de controlar el gasto social, de hacerlo eficiente y prioritario, estoy de acuerdo con las pensiones para los viejitos, para la madre del incapacitado,para la salud, para la educación, pero hay otras áreas y misiones que hay que revisar, hacer un estudio social. Entablar acuerdos con la empresa privada, no estoy de acuerdo que el estado este administrando supermercados, ni linea blanca, ni nada de eso, eso hay que dejarselo al sector privado, eso si a precio justo. Preparar el obrero calificado, apoyar la investigación científica para aprovechar nuestra materia prima y convertirla en producto terminado y así reducir las importaciones de productos tecnológicos. Lo que hacemos es importar e importar alimento teniendo nuestro pais grandes hectareas de terrenos que pueden ser aprovechables tanto para satisfacer el consumo interno como para exportar, de allí la idea que doy de una estatal agricola.

El critico dijo:

tomemos el ejemplo de uruguay que vive únicamente de la agricultura y la ganadería e igualmente dubay que vive del turismo y no toca su petroleo.

Luis dijo:

Excelente reflexión de mi profesor de Hegel en la Escuela de Filosofía de la UCV Vladimir Lazo. Debemos tomar nota y en serio este asunto porque estamos en la boca del lobo.

Andres Diaz dijo:

Llego la hora de la transformación social, donde el gobierno debe trabajar como reloj suizo y el que estorbe que se vaya, aquí no cabe medias tinta ni oportunista ya el comandante eterno no esta para guiar, brillaran con luz propia el pueblo premiaran a los mejores y castigaran a los peores EL PUEBLO ES SABIO Y PACIENTE (ALI PRIMERA) POR LEGADO DEL COMANDANTE CHAVEZ

RAFAEL COLMENARES dijo:

AQUI EN GUAYANA ,,,LOS CENTROS DE ABASTECIMIENTOS,,, FRIOSA— LA FUENTES QUE PASARON AL ESTADO VENEZOLANO NO FUNCIONAN BIEN—– HAY QUE ABASTECERLAS TOTAMENTE,,,ES DECIR COMO ESTABAN ANTES ,CON TODOS LOS PRODUCTOS DE PRIMERA NECESIDAD ,,,CLARO ES ASI COMO EL CONSUMIDOR LOGRARA COMPRAR TODOS LOS PRODUCTOS EN UN SOLO SUPERMERCADO Y ASI POR LOGICA DISMINUIRAN LAS COLAS

OJO{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{ESTO ES MUY IMPORTANTE HAY MUCCHO ESCUALIDO EN ESOS ABASTOS,,,HAY QUE PONER GENTE COMPROMETIDA CON LA REVOLUCION

jr dijo:

Este gobierno ha llegado a un punto tal que no permanencia democrítica en el poder no depende de sí mismo sino de las torpezas o aciertos de la oposición.
Hoy la gran mayoría de los venezolanos desea salir de este atolladero económico, sea como sea…
El gobierno se cierra a cualquier alternativa de izquierda y promete un paraiso socialista para el 2050.
El problema es que la gente no puede ayunar tanto tiempo, además de que “egoistamente” también quiere vivir bien.
Si la oposición fuese más inteligente, se pudieran contar con los dedos de una mano el resto de años del proceso bolivariano. Pero las torpezas insólitas de los opositores alargan ese tiempo.
O sea, si la alternativa no sale de la misma izquierda, cada día más electores buscarán salida por otros lados, es su libérrimo derecho.
Hay que decirlo, o este gobierno cambia o lo cambian.

lecocabe dijo:

Muy bien la reflexión del profesor.

pastor sosa dijo:

Muy interesante la reflexión del Filósofo, mis respetos; es verdad, por lo menos la sensación de la gente de la calle es esa, “Que el Gobierno perdió la guerra económica” y, una abstención del pueblo chavista es fatal para la revolución, así como lo plantea el Filósofo. La Economía es una disciplina como todas que tienen sus principios y sus leyes, con represión, controles y leyes que no se cumplen no vas a llegar a nada. También la moral cuenta, llevar por ejemplo, una nevera del puerto al negocio de un comerciante, tienes que pasar por varias alcabalas para la vacuna(corrupción pués) y esto no lo prevé la Ley de Precios Justos. ¿Cómo te va a decir una ley cuál es el precio justo en una sociedad sin moral ni ética?. Hay que sincerarse, por ejemplo: La Ley de Tránsito dice que la velocidad máxima es 80 KM por Hora, ¿Quién en este país maneja a esa velocidad máxima?, ¡igual pasa con todo! ¡puros papeles!.

José Zamora dijo:

Cuando el Pueblo-Estado-Gobierno comencemos a combatir el reformismo y el dogmatismo, habremos dado pasos agigantados hacia un verdadero modelo político, económico y social, aquí todo está escrito y aprobado por el Pueblo; ese escrito es nuestra Carta Magna, en la cual se establecen las atribuciones, obligaciones y facultades del Poder Constituyente originario art. 347 y el Poder constituido en sus diferentes ramas, así que mientras no convirtamos en letra viva la Constitución Bolivariana, todo será llover sobre mojado.

FJS dijo:

Con esta reflexión se han lavado o le ha lavado las manos a todos lo corruptos e ineptos que han pasado en estos 16 años. ¿van a esperar tener 50 años en el poder y seguir echandole la culpa a la cuarta? .. ¿por qué si la cuarta fue tan mala, la quinta no lo ha hecho tan bien como debería?, el gran problema es el “populismo” y las medidas absurdas que toman, que lo que hace realmente es aumentar la corrupción y el deteriorio de todo un país.

bufete de abogados venezuela dijo:

interesante

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000