Inicio » Nacionales, Regiones, Poder Popular, Alimentación

Finiquitan plan del eje norte costero como zona estratégica de desarrollo

Ángel Belisario: Faja pesquera acuícola impulsará el Motor Agroalimentario

19 febrero 2016

Entre el sábado 27 de febrero y hasta el 2 de abril del año se efectuarán las ferias socialistas del pescado en 220 puntos distribuidas en todo el país, en la que se expenderán más 7 mil toneladas, especificó el ministro

El sector pesquero y acuícola puede constituirse en un puntal para avanzar en el motor agroalimentario que forma parte del nuevo modelo productivo venezolano que impulsa el presidente Nicolás Maduro, manifestó el titular de la cartera del sector, almirante Ángel Belisario.

Uno de los factores que permitirá este impulso será el desarrollo de la faja pesquera acuícola en costas venezolanas que potenciará, reforzará y fortalecerá esta actividad que diversificaría la economía del país.

“Físicamente está relacionada al eje norte costero, la fachada caribeña y atlántica, pero no excluye las iniciativas que estén por fuera de esas poligonales. Hemos hecho un trabajo conjunto con el ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, para definir ese primer decreto de creación de la faja que será firmado por el Primer Mandatario en los próximos días”, adelantó el ministro del Poder Popular para Pesca y Acuicultura.

La faja pesquera acuícola es una zona estratégica de desarrollo nacional, en la que se van a definir una serie de estímulos e incentivos para impulsar esa actividad y sistematizar los esfuerzos, agregó el titular de la cartera.

Precisó que el país cuenta con más de 700.000 kilómetros cuadrados de espacios marítimos que permiten desarrollar el sector pesquero, del motor agroalimentario, para satisfacer la demanda nacional e incluso exportar pescado y frutos marinos,”para convertirse en una fuente generadora de divisas”.

ESLABONES PRODUCTIVOS

Todo este plan abarca todos los eslabones, desde la captura, la cría, el procesamiento, la distribución y comercialización. Además se está levantando un inventario físico de la infraestructura del Estado en el sector, que se realizó con inversiones públicas y que es necesario poner a producir.

Las estrategias que se están estructurando y aplicando están dirigidas a fortalecer el sector, por lo que se aplicará, además, un plan de adecuación y fortalecimiento de la capacidad productiva de más de 300 empresas recuperadas por el Estado, muchas de las cuales están vinculadas con el sector camaronero y el atún.

“Todo esta infraestructura y empresas dedicadas a la producción, en las que las que el Estado invirtió una importante cantidad de recursos, se van a recuperar para reactivar el sector. No solo en el eslabón primario, sino en la cadena de frío para el almacenaje”, aseveró.

En cuanto a las deficiencias en el suministro de materia prima a algunas empresas y materiales de envasado y empaque, Belisario dijo que se está trabajando con la Vicepresidencia de Economía con la finalidad de suplir los requerimientos.

“Estamos buscando alternativas, especialmente en el empacado al vacio, de manera de hacerlo atractivo para la población y solucionar los cuellos de botella que se generan con las latas”, señaló el ministro.

ALIANZAS EN EL PACÍFICO

Belisario indicó que Venezuela no tiene riberas en el océano Pacífico, pero cuenta con licencia para pescar en esas aguas. Esto es consecuencia de la inmensa flota que tenía el país, llegó a ser la cuarta en el mundo, por lo que el país hará efectiva esos convenios internacionales, para que las empresas pesqueras, fundamentalmente atuneras, mantengan y potencien esa actividad, explicó.

“Estamos emprendiendo la recuperación de flotas con bandera venezolana, para que esa pesca satisfaga los requerimientos de la población nacional, y produzca excedentes para la exportación. Para lograrlo hemos creado una serie de incentivos, como el precio del combustible”, planteó.

Respecto al tema de la importación del atún, observó que el país se acostumbró a importar lomo de ese pescado, lo que afectó la línea de subproductos que se generan con el procesamiento del pescado entero en las envasadoras, como son la harina de atún que sirve como alimento concentrado para animales.

En las cifras previas que maneja el ministro, aunque no definitivas, aclaró, se estima que en el país se capturan alrededor de 60 mil toneladas al año, pero se están evaluando y precisando las cifras de todo el sector.

SECTOR ARTESANAL

Otro de los flancos que atacarán, sin que con esto se considere que resolverá toda la problemática en el corto plazo, es el de potenciar la captura, arrime, procesamiento y distribución del atún en los oceános Pacífico y Atlántico, mediante convenios entre el sector pesquero artesanal e industrial, para que llegue a precios justos a la población.

La presentación del atún fresco en los establecimientos y ferias a cielo abierto y combatir la especulación bajo la concepción de un conglomerado de servicios acuícolas que contarán con centros de acopio en las comunidades pesqueras para evitar la acción de los intermediarios que comercializan los alimentos a precios especulativos.

También mencionó que el despacho de Pesca y Acuicultura impulsará acciones para reforzar la flota industrial y artesanal de las embarcaciones; mejorar el proceso de suministro de combustible, con la instalación de estaciones de servicio cerca de las comunidades pesqueras, y fortalecer el acompañamiento y formación del pescador artesanal.

El Gobierno trabaja, asimismo, en la la recuperación de la carpintería de rivera relacionada con la fabricación, mantenimiento, rehabilitación de embarcaciones tipo peñero. Se aprobaron recursos para recuperar 10 embarcaciones, con capacidad para embarcar hasta 12 toneladas de pescado, que se encontraban en un astillero de Cumaná, estado Sucre, y que serán entregadas a 10 consejos de pescadores.

El ministro resaltó la organización de las comunidades artesanales pesqueras que superan las 800 en el país. Además del frente nacional de pescadores que hacen vida con las comunidades también. Son instancias que tienen despliegue nacional, recalcó.

VEDA DE SARDINA

En cuanto a las inquietudes que se han expresado respecto a la sardina, Belisario dijo que se preparan nuevas regulaciones en torno al aprovechamiento sustentable de la sardina, y se determinará el cambio o permanencia del período de veda.

“Además de la veda, está el tamaño de la sardina. Está permitido que se capture entre 17 a 19 centímetros, considerando el tamaño de las cardúmenes. Son temas que se trataron en una actividad en la ciudad de Cumaná, a la que asistieron todos los sectores”, informó.

Las normas se fundamentarán en un estudio que efectúan científicos sobre el comportamiento y las características de las sardinas. Serán ellos los encargados de proponer los eventuales cambios en la regulación para la pesca de esa proteína, con el propósito de promover su aprovechamiento responsable, indicó el servidor público.

“Si nosotros queremos garantizar que la pesca se incorpore de manera positiva y contundente al nuevo modelo económico y productivo, ordenado por el presidente Nicolás Maduro, es necesario que la sardina sea explotada de forma razonable, sustentable y siguiendo los lineamientos que establece el Plan de la Patria”, indicó Belisario.

T/ Manuel López
F/ María Isabel Batista