Inicio » Avances, Nacionales, Comunicación y Cultura

Hace 199 años los patriotas entraron al país desde Nueva Granada

La Campaña Admirable le permitió a Bolívar liberar a Venezuela en solo cuatro meses

15 mayo 2012

El historiador Alejandro López destacó que el Libertador tenía todas las de perder, pero venció al enemigo a pesar de la gran diferencia de fuerzas

La hazaña militar que conocemos como Campaña Admirable realmente merece esa denominación, pues “en un lapso de apenas cuatro meses, logró liberar a Venezuela del imperio español”, afirmó Alejandro López, historiador e investigador del Centro Nacional de Historia. Además, destacó que esta gesta fue “un ejemplo de estrategia y signó el accionar futuro de Bolívar”.

CONTRA TODO PRONÓSTICO

López subrayó que para la campaña de cuyo inicio se cumplieron ayer 199 años, “Bolívar trazó por primera vez un plan de acción, una estrategia de invasión y de liberación del territorio venezolano que llevaba todas las de perder, porque empezó con un aproximado de 800 hombres y escasos pertrechos”. Con esos precarios medios el Libertador debía enfrentar al ejército realista acantonado en Venezuela, que tenía para ese entonces unos 10 mil soldados: “No fue una empresa fácil, porque había una relación de fuerzas muy dispar.”

A medida que el grupo incursor se adentraba en Venezuela desde Nueva Granada, se iban incorporando más patriotas que incrementaban las fuerzas de Bolívar, aunque en una proporción que seguía siendo pequeña en comparación con las fuerzas imperiales, agregó el investigador, quien señala que “en Mérida y Trujillo se incorporaron unos 500 hombres y mujeres”.

Aun así, el empuje de las tropas de Bolívar, apoyado por José Félix Ribas, Rafael Urdaneta, Antonio Ricaurte y Atanasio Girardot, fue abriendo la ruta hacia Caracas, objetivo final de la campaña que pasó de Los Andes a la región central del país, donde el ejército patriota batió a los realistas en varias ocasiones. Al respecto, López citó victorias como las de Niquitao y Los Horcones, recordó que “después de libertar a San Carlos, Bolívar derrota al enemigo en Taguanes; el 2 de agosto triunfa en Valencia y el 6, cuatro días después, entra triunfante a Caracas”.

“Ese fue un logro importante, pues esta ciudad era en ese momento centro del poder político y militar. Recordemos que durante todas las luchas de la Independencia, la gran conquista y el objetivo principal fue la toma de Caracas”, sentenció.

GUERRA A MUERTE

Alejandro López llamó la atención sobre “un hecho importantísimo de la Campaña Admirable”: el Decreto De Guerra a Muerte, dictado por Bolívar en Trujillo el 15 de junio de 1813: “Este suele ser un punto bastante álgido porque, Bolívar declara la guerra a muerte contra todos los españoles y canarios que no estén con la causa de la independencia”.

“Fue un llamado muy contundente que expresaba una visión de la Patria y los términos en que Bolívar quería dar la pelea entre la España imperialista, opresora y la Venezuela que buscaba liberarse. Muchos españoles fueron patriotas y muchos realistas eran venezolanos, por eso el decreto era una forma de saber y asegurar con quién se contaba en la lucha” dijo Torres.

TAMBIÉN EN ORIENTE

López enfatizó que cuando se inició la Campaña Admirable también se estaba librando la Campaña de Oriente, encabezada por Santiago Mariño. Esta acción fue “sumamente importante, porque liberó es otra parte del país, fundamental para el comercio exterior y el control de regiones portuarias estratégicas, que fueron puntos clave” para sostener la causa republicana.

“Después, en los años 1816 y 17, cuando se logró la conquista de Guayana, Bolívar potenció y logró aprovechar lo que representaba el oriente del país desde sus asentamiento en Angostura”, actual Ciudad Bolívar, y donde se asentó la capital de la república en ese momento.

BOLÍVAR INTRANQUILO

“El hecho previo a la campaña admirable fue el derrumbe de la Primera República, instaurada en Venezuela el 5 de julio de 1811”, señaló Alejandro López: “Una vez declarada la Independencia y establecidos los cimientos políticos y jurídicos de la nueva República, comenzó un enfrentamiento bélico que sumió en una crisis fiscal, económica, política y social a la naciente República e hizo imposible que ese primer ensayo republicano tuviese una efectiva concreción”.

El panorama era desolador, como lo ilustró López: “ El ejército estaba diezmado, desmoralizados hombres y mujeres, dispersas las fuerzas. Todo estaba en contra de la causa patriota. De la mayoría de los líderes republicanos, los que no murieron en batalla o no fueron encarcelados, se encontraban en el exilio, uno de ellos Bolívar, que encontró refugio en la Nueva Granada. Pero no se quedó tranquilo”.

En efecto, Bolívar de inmediato se alistó en los ejércitos de la Nueva Granada y logró liderar las fuerzas de combate que liberaron la región de Ocaña. “A partir de allí cobra prestigio militar para las autoridades de la Nueva Granada y comienza a reunir los hombres con los que realizará la Campaña Admirable”, relató el historiador.

LECCIÓN PARA HOY

“A la hora de recuperar la esencia, el valor, de la Campaña Admirable hay que saber que ante cualquier adversidad es posible una victoria, y una victoria contundente. La gran enseñanza es nunca bajar la guardia y siempre mantener la esperanza de que la recuperación de la Patria es posible, siempre y cuando se mantenga la motivación y las ansias en la lucha”, reflexionó Alejandro López, y agregó:

“Recordemos que después, en 1816, Bolívar invade Venezuela nuevamente desde Haití y recupera por segunda vez el poder. Recordemos que de inmediato comienza la Campaña del Sur, por la independencia de las cinco naciones hermanas que fueron liberadas por su espada”.

Texto/Mercedes Aguilar
Ilustración/Manuel Loayza
1 Comentario
Ing. Larris Silva dijo:

Realmente, me parecen muy acertados los comentarios y apreciaciones del Sr.: Alejandro López, tanto en el sentido histórico como en lo atinente al contexto socio político del país actual, dirigido especialmente a la población menor de 40 años de edad, que conforma esa gran masa social que asumirá los destinos futuros de Venezuela. El pueblo que no conoce su historia adolecerá siempre de convicciones para triunfar y aspirar a un mejor porvenir, parafraseando al Gral.: José Félix Ribas: «No podemos optar entre triunfar o fracasar, necesario es triunfar como sociedad civil». Asimismo, vale la reflexión para quienes, siendo venezolanos por nacimiento, han “hecho maletas” emigrando a otros lares, dejando atrás una realidad calamitosa que, donde se encuentren, siempre les tocará la puerta de su conciencia, exigiéndoles que regresen a pelear por una Patria amplia, libre y plural. Felicitaciones por tan buen artículo y gracias en nombre de todos los compatriotas que nos duele este gran país.