Inicio » Nacionales, Economía, Alimentación

Ministra Lorena Freitas lanzó plan agroproductor urbano cívico-militar

Los cultivos urbanos constituyen cinturones de seguridad alimentaria

20 febrero 2016 | Haga un comentario

Es tarea estratégica tomar y proteger territorios para la siembra y el cultivo agrícola, la producción de alimentos y la cría de animales, a fin de lograr la autonomía

La Milicia Militar Bolivariana impulsa el plan agroproductor

La ministra del Poder Popular para la Agricultura Urbana, Lorena Freitas, precisó ayer que está proyectado que los cultivos urbanos pueden abastecer un 20% de los requerimientos de alimentos de las personas que viven en la ciudad, cifra que en el país se ubica en el 84% de la población, “la mayoría del pueblo de Venezuela”.

En términos numéricos, reconoció que no constituye la mayoría de los alimentos, “viene a ser una producción complementaria de una agricultura más extensa que se da en nuestros campos, que se desarrolla con el sector agroalimentario y agroindustrial”.

No obstante, en términos culturales, enfatizó que la agricultura urbana es un elemento decisivo en la transformación de las ciudades y en el ámbito político, es una actividad estrategia en varios sentidos para la Revolución Bolivariana.

Destacó la importancia de los cultivos urbanos porque constituyen cinturones de seguridad alimentaria para las ciudades del país.

En ese sentido, sostuvo que es una tarea estratégica tomar y proteger territorios para la siembra y el cultivo agrícola, la producción de alimentos y la cría de animales, a fin de lograr la autonomía alimentaria básica de las ciudades, que permita soportar cualquier situación, ante la profundización del proceso de la Revolución Bolivariana y del socialismo en Venezuela, que “está tocando intereses que a muchos en el mundo no les favorece”.

Fritas, ofreció su declaración en el Centro Organopónico Bolívar 1, ubicado en Parque Central, donde junto al comandante General de la Milicia Nacional Bolivariana, mayor general César Vega González y el profesor de la Fundación Equipo Técnico de la Agricultura Urbana y Periurbana, Manuel Lenín Velasquez, efectuó el lanzamiento del plan agroproductor urbano de unión cívico militar enmarcado en el motor agroalimentario.

El objetivo principal de la jornada fue reactivar los cultivos urbanos en las 99 Áreas de Defensa Integral (ADI) de la Milicia Nacional Bolivariana y en las áreas comunitarias de las principales ciudades del país. La finalidad de estas jornadas es garantizar la logística alimentaria requerida para la defensa de la patria, con la participación activa de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y el pueblo organizado, fortaleciendo en el proceso la unión cívico-militar.

La agricultura urbana a toda marcha

UNA NUEVA PERSONA URBANA

Una segunda estrategia de la agricultura urbana es generar una nueva mujer y un nuevo hombre, lo cual es un vértice fundamental de la Revolución Bolivariana, que consiste en la revolución cultural, ética, moral y de la conciencia. En este ámbito, explicó que el desafío es cómo a partir de la vinculación con la tierra, del encuentro con los conocimientos del campo, producir otro sujeto urbano que no solamente esté centrado en consumir bienes inútiles y alimentos dependiendo de otros.

La finalidad, afirmó Freitas, es lograr que el sujeto urbano cambie su nivel de prioridades o no sea solo un consumidor.

Sobre este particular, aseveró que las personas no cambian su conciencia solo asistiendo a charlas, “a veces con la palabra no basta, hay que ir a la practica. Es en la practica donde el sujeto cambia su manera de pensar, porque ve la utilidad de un oficio que le garantiza su propia supervivencia. Ve en la producción de alimentos la posibilidad de intercambiar, no solamente a través del dinero, sino por medio de alimentos con otros sujetos que viven en la ciudad y producen otras cosas”.

Por esa razón, apuntó que el comandante Hugo Chávez ubicó el Centro Organopónico Bolívar 1, en el centro de Caracas, con la finalidad de generar transformaciones profundas en la cultura de la ciudad, “en la ciudad no solamente hay cemento y gente que consume y produce residuos, sino que es posible una nueva vida en la ciudad”.

EL PLAN DE 100 DÍAS DE LA AGRICULTURA URBANA

Para generar dichos cambios e impulsar la seguridad alimentaria, Freitas señaló que se han articulado varias fuerzas como el Ministerio de Agricultura Urbana que está promoviendo el Plan de los 100 días de la agricultura urbana, que el Presidente Nicolás Maduro lanzará el 27 de febrero próximo.

Como se recordará, el 27 de febrero de 1989 aconteció la insurrección popular en Caracas y zonas circundantes, conocida popularmente como el Caracazo. “En un día donde nuestro pueblo se levantó justamente porque no tenía acceso a los alimentos. Hoy como pueblo organizado 27 años después, nosotros no vamos a esperar que nos traigan los alimentos, vamos a resolver la producción de nuestros alimentos. En ese sentido, será una rebelión popular por desarrollar un músculo de producción alimentaria propio”.

Para el próximo 27 de Febrero, la ministra indicó que se articularán varias fuerzas, como la Milicia Nacional Bolivariana que se suma al plan de los 100 días de la agricultura urbana con la producción de sus 99 Areas de Defensa Integral (ADI), el sector educativo representado en 400 liceos y escuelas en la labor de siembra.

También afirmó que participará el Frente Francisco de Miranda en los urbanismos, comunas y corredores de Barrio Nuevo Barrio Tricolor, así como los brigadistas de la Misión Árbol, que ya no solo desarrollarán especies forestales sino que abordarán la siembra de rubros para la alimentación. Asimismo la jornada contará con el apoyo del poder popular organizado, movimiento y ferias conuqueras.

Otro objetivo, Fritas señaló, es la construcción de las canteras que se ubicarán en cada uno de los techos de diversas edificaciones de la ciudad, “ese día empieza la siembra, comenzamos el primer ciclo de cultivo en bloque de la agricultura urbana, con ciclos cortos y a finales del mes de abril o principios del mes de mayo, podamos temer nuestra primera cosecha. Ese mismo día, se harán mercados, espacios de venta y distribución”.

La ministra Lorena Freitez inspeccionando la siembra

PROCESO DE CAPACITACIÓN

El comandante General de la Milicia Nacional Bolivariana, mayor general César Vega González, explicó que para fortalecer la atención de las 99 ADI se iniciará en lo inmediato un proceso de capacitación pedagógico educativo, mediante el cual se dictará una serie de talleres en el Centro Organopónico Bolívar 1.

Dichos talleres, precisó que estarán dirigidos en una primera etapa a los directores regionales de la milicia, quienes posteriormente se trasladarán a sus respectivos territorios para trabajar junto al poder popular organizado, tanto en consejos comunales como en comunas, en las urbanizaciones y los barrios, para “replicar esta experiencia”.

En torno a la producción agrícola, mencionó que en las ADI se pueden colocan hasta 10 canteros de 30 metros cada uno, en un espacio de 29.700 metros sembrados, y se podrá cosechar 415 mil 800 unidades de lechuga. Otro ejemplo, señaló, es la zanahoria, la cual en el mismo espacio se podrá producir 119 toneladas de este rubro. En apio se puede cosechar 159 toneladas, “todo depende del ciclo del rubro”.

“Si nosotros replicamos esto en los batallones territoriales y en los diferentes empleos de la milicia, empleo local, territorial y general, vamos a llevar cualquier cantidad de rubros listos y dispuestos para ser servidos en la mesa del glorioso pueblo bolivariano”, aseguró.

En plena preparación de las canteras

TRAMPA DE LA OLIGARQUÍA

El profesor de la Fundación Equipo Técnico de la Agricultura Urbana y Periurbana, Manuel Lenín Velasquez comentó que como educadores hace cuatro años “nos dimos cuenta de la trampa que nos tenía preparada la oligarquía venezolana”, por lo que decidió incursionar en la agricultura urbana.

El método de cultivo, explicó, consiste en “producir nuestras propias semillas, no apuntar al rubro, sino a la semilla”. Con este sistema, comentó que coincidió con las Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), “con hombres y mujeres preparados y dispuestos a sembrar”.

Recordó que fue el batallón O’Leary el primero que llegó al Centro Organopónico Bolívar 1, en el mes de diciembre del año 2014. Luego se incorporó a la experiencia la Aviación Militar Bolivariana. “El método también es de no ser una carga para el Estado en cuanto a los cultivos. En este momento histórico que tenemos el problema de abastecimiento y un reto, ese método (de las semillas) funciona. Es simple, si queremos nosotros sembrar hagamos el primer cantero, técnicamente desarrollado y sembremos. Cuando tenemos el primer cantero nos motivamos para el segundo. No hay que hacer un trabajo burócrata de un proyecto”, argumentó.

Para la capacitación, subrayó que por el centro han pasado integrantes de diversos movimientos populares, estudiantes de liceos y escuelas, “una inmensa cantidad de compañeros que han venido a formarse”.

T/Leida Medina
F/Héctor Lozano

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000