Inicio » Avances, Nacionales, Política, Poder Popular, Judiciales y Seguridad

Más de 5 mil trabajadoras y trabajadores serán beneficiados

CVG-Alcasa comenzará a cancelar pasivos laborales esta semana

7 febrero 2011

“El control obrero está dándole respuestas efectivas a las solicitudes de la fuerza laboral”, recalcó el dirigente Dennys Sucre

A partir de esta semana la empresa estatal CVG-Alcasa iniciará el proceso de pago de los pasivos laborales que adeuda a la clase trabajadora, según explicaron las propias obreras y obreros de la industria. Alrededor de 3.600 trabajadoras y trabajadores directos y unos 1.400 indirectos (entre obreros y cooperativistas) serán beneficiados.

El miembro del Frente de Trabajadoras y Trabajadores de la productora de aluminio primario, Dennys Sucre, dijo que la decisión se acordó durante una reunión sostenida el pasado lunes en la ciudad de Caracas, junto al titular de Industrias Básicas y Minería, José Khan, y representantes del Partido Socialista Unido de Venezuela. Hasta la fecha, no han establecido cuánto será el dinero destinado para ello.

La intención, de acuerdo con Sucre, es pagar los tiques alimentación y honrar el compromiso con la Caja de Ahorros, entre otros beneficios laborales, de manera progresiva.

Indicó que “mientras un grupito de sindicalistas supuestamente revolucionarios tienen trancados los portones de la empresa desde hace 10 días, impidiendo el paso a las empleadas y los empleados a sus puestos de trabajo y afectando la estabilidad laboral, el control obrero está ejecutando acciones para cumplir las reivindicaciones laborales y acelerar los proyectos de adecuación tecnológica”, asentó.

Según Sucre, el presidente de la factoría, Elio Sayago, durante una asamblea extraordinaria realizada en la planta, ratificó a la masa laboral la cancelación de los salarios; esto, “demuestra que el control obrero está dándole respuestas efectivas a las solicitudes de la fuerza laboral, algo que jamás hizo el sindicato, el cual sólo vela por sus interés particulares”.

En cuanto a las protestas que se están escenificando en las instalaciones de la compañía, ratificó que responden a las políticas de las trasnacionales y de los sectores que estaban enquistados en las industrias del sector aluminio. “Nosotros estamos preparados y dispuestos a combatir las manifestaciones en el terreno que sea, ya que a la mayoría de la clase trabajadora si le importa a CVG-Alcasa”, acotó.

Aprovechó para instar a las obreras y los obreros a desmontar las mentiras y demagogias de las mafias que estaban apoderadas de las factorías de Guayana. “Unidas y unidos jamás seremos vencidos. Tenemos que contrarrestar las acciones antirrevolucionarias que buscan el cierre de la productora de aluminio debido a que no se están lucrando del sudor de las y los trabajadores”, dijo.

La única vía, a juicio de Sucre, para lograr el reconocimiento de los beneficios de la masa laboral, es el control obrero, un modelo que se está gestando no sólo para dignificar a la empleada y el empleado, sino también para recuperar progresivamente las empresas.

“Todas y todos participamos de manera protagónica y sin individualidades, con lo cual hemos logrado conocer la situación real de las plantas. Además, esto ha permitido erradicar los viejos vicios. Por tal razón, está siendo atacado ferozmente por los sectores mafiosos de Guayana”, aseguró.

CASTIGO

La fuerza laboral exhorta al presidente de la República, Hugo Chávez, a tomar acciones en contra de los sectores que mantienen cerrados los portones de CVG-Alcasa, situación que ha generado pérdidas millonarias. “Es mentira que las y los trabajadores están apoyando las manifestaciones”, dijo, a viva voz.

De igual modo, consideró que “deben castigar severamente tanto a los sindicalistas como a los diputados nacionales involucrados en estos hechos, pues están atentando contra la planta y la clase obrera al impedirle ingresar a su lugar de trabajo. Tienen secuestrada la empresa. Basta de impunidad, se está perjudicando un patrimonio del Estado venezolano”.

TyF/Scarlet Soto