Inicio » Avances, Nacionales, Opinión Libre, Opiniones

Por Aldemaro Barrios R.

La denuncia (Opinión)

7 marzo 2016 | 1 Comentario

La Comisión por la Justicia y la Verdad, con base en la Ley para Sancionar los Crímenes, Desapariciones, Torturas y Otras Violaciones de los Derechos Humanos por Razones Políticas en el Periodo 1958-1998, lanzará una cruzada para que las víctimas o familiares de víctimas de la acciones terroristas del Estado en ese periodo procedan a realizar la denuncia de sus casos en los organismos nacionales regionales o locales de la Fiscalía General de la República y la Defensoría del Pueblo en todo el territorio del país.

Para ello se han dispuesto diversos mecanismos de contacto entre otros el correo comisiónverdadvenezuela@gmail.com, los teléfonos 0800-887323, y el 02124087210, para quienes fueron afectados según lo indicado en la Ley, puedan hacer sus denuncias y de esta manera la Comisión remitir a la Fiscalía los recaudos a objeto de iniciar un proceso de investigación judicial y penal, como hasta ahora se ha hecho en centenares de casos que están en proceso de investigación y que algunos ya han concluido con sentencias firmas contra funcionarios que aplicaron operaciones y acciones contra ciudadanos fuera del Estado de derecho. El Tribunal Supremo de Justicia ( TSJ) tiene la palabra para acelerar esos procesos.

Los actos de justicia a través de los tribunales sabemos que son lentos pero debemos tener confianza en que por fin la probidad y la verdad tome los espacios de la impunidad que ha reinado por tanto años para que haya paz y que las familias víctimas reivindiquen y dignifiquen su condición moral.

En el mundo han existido comisiones de la verdad dedicadas a investigar violaciones a los derechos humanos, pero a la de Venezuela le ha tocado investigar el periodo más largo de acciones violatorias de los derechos humanos por parte del Estado (1958-1998); eso le confiere una inmensa responsabilidad a estos ciudadanos que han tenido que revisar sobre 40.000 mil expedientes, sin recibir sueldo, con recursos exiguos y en un tiempo reducido de tres años,

Sin embargo, las estrategias que implantó a la Comisión organizando equipos de apoyo regionales en todo el territorio nacional han dado como saldo satisfactorio un número cercano a 7.000 casos de violaciones a víctimas directas de habérseles violado sus DDHH revisados y certificados en expedientes de los cuerpos de seguridad y el Tribunal Militar, pero es necesario que los casos aun faltantes sean denunciados para que sean reconocidos y procesados con pruebas o testimonios ante el Ministerio Público y se pueda iniciar el procesamiento judicial respectivo.

El pueblo venezolano más que nunca hará respetar los derechos humanos como un tesoro de dignidad y de soberanía y no como una plataforma demagógica tal y como la derecha ha intentado utilizarlos contra la Patria.

venezuelared@gmail.com
1 Comentario
hugo fermin dijo:

En el caso de estos sucesos de los años 1958 a 1998, existe mayor probabilidad de que se logre la justicia. La misma por ser tendencia política. Pero, en casos de reciente data con alta tecnología científica de la cual dispone el Ministerio Publico y el CICPC, la misma es de carácter privilegiada. Los descalzos , los zarrapastrosos , desdentados , sin plata , campesinos y agricultores , etc, no somos dignos de esa relevante científica criminalistica, no, Esta esta se suscribe para ricos de cuna, empresarios , clase política y clase burguesa. Unos mercenarios dieron muerte en forma vil y a toda una familia de agricultores (incluyendo un niño) en el sonado caso LA MASACRE DE SAN CARLOS DE AREO EN EL MUNICIPIO CEDEÑO EN EL ESTADO MONAGAS. Este acto de lesa humanidad cumplirá dos años ahora en el mes de junio de 2016. Tenemos la hipótesis que esta horrenda masacre fue ejecutada por para policías o paramilitares con sello venezolano, al servicio de hombre conocido en la zona y en política.

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000