Inicio » Avances, Nacionales

Forma parte de un convenio entre Pdvsa y el Ejecutivo regional

Empresa de obras públicas de Mérida procesará 600 toneladas de asfalto por día

26 abril 2013

Funcionará como campamento base para suministrar material a plantas satélites ubicadas en los pueblos del sur, valle del Mocotíes, zona panamericana y el páramo

El gobernador andino Alexis Ramírez mostró ayer una parte de las máquinas que forman la empresa de vialidad y obras públicas de Mérida, establecida por un convenio firmado hace dos meses entre Pdvsa y el Ejecutivo regional. La planta procesadora de asfalto generará en promedio 600 toneladas de este producto al día.

Además, contará con escarificadora, cargadores frontales, volteos y picadoras de piedra, anunció Ramírez. Si bien los primeros equipos se ubican en la sede de Construpatria 5, en la avenida Centenario de Ejido, municipio Campo Elías, la empresa funcionará en un terreno del sector Villas Libertad, de la misma jurisdicción.

“Será un campamento base con plantas satélites en Mucutuy (pueblos del sur), Tovar (valle del Mocotíes), donde tenemos una cantera; la zona panamericana y el páramo”, detalló.

Pdvsa suministrará el asfalto y el gobierno regional pondrá las canteras, el lugar “y la voluntad política”. Anunció que “Mérida tendrá las mejores vialidades del país”.

De los más de 1.200 kilómetros de carreteras rurales que tiene la entidad, se proyectará para los próximos dos años arreglar 500 kilómetros. “En vías urbanas e interurbanas tenemos unos 200 kilómetros, pero no todo está en mal estado, las vías del páramo están bien. Comenzaremos a trabajar la arteria vial que une Mérida y El Vigía”, señaló Ramírez.

Ya el Ministerio del Poder Popular para Transporte Terrestre aprobó recursos para hacer cajones de paso en la troncal 008, sectores Garibaldi y La Hamaca, donde se ubica la falla geológica que siempre ocasiona derrumbes cuando llueve, informó el gobernador.

AHORRO HASTA DE 60%

Según Ramírez, con esta empresa estadal se aspira a ahorrar hasta 60% de la inversión. Aclaró que esta iniciativa no significa que se dejen de contratar firmas privadas, sino que busca romper con la lógica de las contrataciones de la cuarta república, en la cual se paraban obras, se pedían reconsideraciones de presupuesto y “era un círculo vicioso, un dolor de cabeza”. Para este mandatario, “el Estado debe participar” en ese proceso, “¿qué más fortaleza que el pueblo y el gobierno juntos trabajando?”, se preguntó.

Explicó que con la empresa de vialidad y obras públicas se asfaltarán las calles de pueblos y barrios de Mérida, de la mano con el Poder Popular. “Tenemos solicitudes para asfaltar el Chama, de aquí saldrá todo”, anunció Ramírez.

El convenio con Pdvsa, recordó, asciende a más de 50 millones de bolívares en el área tecnológica y para crear empresas tanto de vivienda como de vialidad. “Planteamos la consolidación de vías agrícolas y rurales de los pueblos del sur, desde Canaguá, Mucuchachí hasta Chacantá. En Aricagua haremos inversión en el pavimento rígido”, expuso.

Por su parte, la cartera de Transporte Terrestre está invirtiendo 160 millones de bolívares para arreglar estas vialidades, a través de dos empresas privadas que trabajan desde Estanques hasta Canaguá y desde Zea, Tovar hasta Guaraque y la Y del sector El Molino.

20 EMPLEOS DIRECTOS

Según Nixon Mejías, ingeniero mecánico de Construpatria, la planta procesadora de asfalto posee tres tolvas de dosificación de 7.3 metros cúbicos cada una, donde se mete el material; luego se lleva a un tambor secador donde se logra 3% de humedad y el material se pasa al cajón mezclador, donde se recibe inyección de asfalto y se hace el mezclado. Después, se transporta a través del elevador y se lleva a los volteos. Se calcula que trabajarán 20 empleadas y empleados.

De acuerdo con Marilú Parra, gerente de la región andina de Construpatria, de Pdvsa-Industrial, con esta empresa mixta y estadal se logrará el desarrollo de la vialidad agrícola y urbana del territorio andino, así como la producción de agregados y concreto para impulsar la Gran Misión Vivienda Venezuela. Luego de formarlos, se prevé contratar a personal del mismo Poder Popular para operar esta empresa.

REORGANIZACIÓN VIAL

El gobernador de Mérida, Alexis Ramírez, dijo que la empresa de vialidad y obras públicas forma parte de sus promesas electorales. “En tres meses de gestión estamos cumpliendo”.

Este proyecto va de la mano con la reorganización vial. Se prevé, por ejemplo, quitar los policías acostados de la carretera Mérida-El Vigía para hacer pasarelas e instalar en estos pueblos mercados artesanales, idea que “estamos planificando con las comunidades”.

Para la reorganización de la vía panamericana se construirá el segundo puente sobre el río Chama, que unirá los municipios del Sur del Lago de Táchira, Mérida y Zulia, promesa electoral del presidente Nicolás Maduro. “Estamos en conversaciones”.

Además, se presentarán proyectos para descongestionar la capital andina con dos elevados en la avenida Las Américas y el sector Pie del Llano, “para evitar las colas de la zona sur”, y un viaducto desde el Cuartel Rivas Dávila (calle 5) hasta la Capilla del Carmen, para la zona norte, “es un proyecto que se tenía cuando Marcos Pérez Jiménez”, rememoró. También se harán los terminales del sur y del norte de líneas urbanas externas.

Para el 2013, recordó, se pondrá en período de prueba el Teleférico de Mérida, la planta termoeléctrica Don Luis Zambrano y el hospital tipo IV, en El Vigía. Abrirá pronto la emergencia, el comedor, la lavandería y la morgue del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes. “Conversé con el Ministerio del Poder Popular para la Salud con el fin de culminar el Cardiológico”, que lleva más de 10 años paralizado.

Ya está en papeleo, dijo, la conformación de la Empresa Andina de Desechos Sólidos (Andes) y “ya nos van a llegar las compactadoras para resolver el problema de la basura”.

GOBERNADOR NEGÓ PERSECUCIÓN LABORAL

El gobernador de Mérida, Alexis Ramírez, recalcó que la conducta de la fuerza revolucionaria no es arremeter contra las trabajadoras y los trabajadores que no votaron a favor del presidente Nicolás Maduro, sino “traerlos al campo de batalla, sumarlos”, afirmó.

Dijo que no se apuesta por una cacería de brujas: “No perseguimos a nadie, porque fuimos víctimas de la persecución” en gobierno anteriores. Aclaró que las revolucionarias y los revolucionarios no se afligen por el resultado electoral del 14 de abril, “no nos desmoralizamos, como decía Fidel Castro; quienes se desmoralizan son los burgueses”.

El triunfo tan estrecho de Maduro “nos permite revisarnos a fondo”, porque si hubiera sido holgado “a lo mejor nos hubiera dado un relajamiento. Esa alerta nos da señales y es la hora de profundizar para mejorar”.

Llamó a la unidad de las y los patriotas. Y a quienes no votaron por Maduro, quizá por confusión, los instó a reflexionar sobre la conducta de la derecha: “Vienen por los revolucionarios, vienen a terminar con los Centros de Diagnóstico Integral, Pdval y Mercal. Acabarán con la obra de la Revolución y lo demostraron de forma contundente (el 15 y 16 de abril). Ese es el rostro del fascismo: los nueve muertos, los cinco heridos de bala en Mérida”.

Negó las declaraciones de un sindicato, que afirmaba por la prensa regional que el Ejecutivo despediría a 1.500 empleadas y empleados públicos: “Voy a demandar, ¿tienen pruebas, donde están? Es una acción desestabilizadora, recurren a una política perversa de chantaje y violencia”.

Texto y Foto/ Annel Mejías Guiza