Inicio » Avances, Nacionales, Educación

Dicen que defenderán este instrumento

Fapuv sostiene que siguen vigentes las normas de homologación

10 junio 2013

Carlos Campos, asesor jurídico de la federación, aseguró que no están en discusión, y que las dos sentencias del TSJ no las derogaron

Lourdes Ramírez, presidenta de Fapuv

“Las normas de homologación mantienen su vigencia y es el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Educación Universitaria, el que se niega a aplicarlas en su artículo número 13”, aseguró la presidenta de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv), Lourdes Ramírez, en entrevista con Correo del Orinoco.

Ramírez explicó que aunque los presidentes de las Asociaciones de Profesores de La Universidad del Zulia y la Universidad De Oriente, núcleo Sucre, niegan la vigencia de este instrumento basándose en dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), la realidad es otra: “Las normas de homologación son un contrato con rango de ley entre las partes y no pueden revocarse sino por mutuo consentimiento”.

En este sentido, ratificó la decisión tomada el pasado 23 de mayo por la junta directiva de la Fapuv en cuanto “a que el instrumento de la contratación colectiva de los profesores universitarios son las normas de homologación, razón por la cual no participaremos en la discusión de proyecto de convención colectiva única”.

ARGUMENTOS JURÍDICOS

Carlos Pérez, abogado de la Fapuv, explicó que las normas de homologación son el instrumento que la antigua Corte Suprema de Justicia indicó como idóneo para los aumentos salariales de los profesores universitarios: “Las normas datan de 1982 y no solo han sido ratificadas, sino que son un convenio que sólo puede ser derogado por acuerdo de las partes o por disposición expresa de la ley”.

Carlos Campos, asesor jurídico de la Fapuv, aseguró que las normas de homologación no están en discusión, y que los dictamenes de las dos sentencias del TSJ en los años 2009 y 2010 tampoco las derogaron, ya que son la respuesta de una petición a través de recursos que la corte no consideró idóneos y los desestimó.

La última sentencia “dice que el ministerio sí nos ha cumplido las normas de homologación, pero por razones de carencia del Estado no lo ha hecho a cabalidad; entonces si dice que se están cumpliendo es porque las normas están en vigencia”, explicó Campos.

Recordó que existe un principio de derecho el cual sustenta “que nadie puede renunciar a su obligación”, y que por lo tanto el Estado no puede dimitir al cumplimiento de las normas de homologación.

Por otra parte, indicó que no es cierto de que la sindicalización sea el único mecanismo de las trabajadoras y trabajadores para defender sus derechos: “Es falso que tenemos que ser sindicatos. Basta que una masa de trabajadores pida la mejora de sus condiciones para que sus derechos sean reconocidos”.

El asesor jurídico de la Fapuv también acotó que la normativa laboral, mecanismo actualmente instalado para la discusión de la convención colectiva única del sector universitario, es posterior al contrato que tenía el Estado con los profesores.

Señaló además que aunque los beneficios de los trabajadores lo consiguen los sindicatos, una vez que son logrados pasan al patrimonio de cada uno y se convierten en un derecho adquirido: “Cada vez que hago una nueva negociación, significa que tengo que mejorar la anterior, porque en eso consiste la progresividad”.

ARGUMENTOS GREMIALES

La presidenta de la Fapuv recordó que en el año 1996 también realizaron un reclamo. “Todos los gobiernos han querido vulnerar las normas, ya que son un instrumento de indexación salarial y trabaja de acuerdo con el índice inflacionario. Cuando la inflación es muy baja, no hay problema, todo el mundo te lo quiere aplicar, pero cuando la inflación todos los años es demasiado elevada, y los aumentos que nos corresponden son del 67%, nadie las quiere aplicar”.

Asimismo, argumentó que Venezuela es firmante de los derechos de la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo y Seguimiento, la cual sostiene que “se deber asegurar a los trabajadores sin ninguna distinción y autorización previa, el derecho a constituir las organizaciones que estimen convenientes”.

Detalló que esta declaración también ampara “la garantía de abstenerse de toda intervención que tienda a limitar el ejercicio de esos derechos”; además, asegura que “la legislación nacional no menoscabará, ni será aplicada de modo que menoscabe las garantías previstas en los referidos convenios”.

Destacó la reciente decisión del Tribunal 24 de Control del Área Metropolitana de Caracas (03/06/13), que además de exigir el reinicio de clases en la Universidad Pedagógico Experimental Libertador, también desestimó la solicitud realizada por los estudiantes en cuanto al desconocimiento de las acciones conflictivas de Fapuv por no ser un sindicato.

“Nosotros creemos que el Gobierno pregona la inclusión pero no la cumple. Dos años y medio teníamos sin ser atendidos por un ministro; es decir, el mismo tiempo que estuvo Yadira Cordova, así que nosotros creemos que la inclusión es sentarte con todos los sectores a discutir”, expresó Ramírez.

Indicó que a partir del año 2004 en adelante el Gobierno Nacional comenzó a incumplir con las normas de homologación, con la toma de decisiones unilaterales o por decreto presidencial; esto, según la Fapuv, ha traído como consecuencia el deterioro del salario de los profesores universitarios en más de un 200%.

“La Constitución dice que el salario mínimo debe estar acorde con la canasta básica, ubicada según el Cendas en 9.800 bolívares; la situación actual es que un profesor instructor a tiempo completo devenga un salario de 2.600 bolívares, y un titular a dedicación exclusiva (máxima categoría) cobra 7.200 bolívares”, expuso Ramírez.

T/ Jeylú Pereda
F/ José Luis Díaz
3 Comentarios
carla dijo:

El mayor temor de la FAPUV es el tema de la democratización universitaria, que les quitaría el poder que tienen en las universidades al permitir a estudiantes, administrativos y obreros elegir sus autoridades mano a mano con los docentes.
Con la nueva Normativa Laboral del Sector Universitario se elevará el salario de los universitarios en un monto mayor a lo que ellos están ofreciendo con sus discrimitatorias normas de homologación.
La FAPUV ya no es una organización gremial, es un partido político de la IV República que teme perder sus privilegios.

NO AL PARO ILEGAL DE FAPUV

PATRIA dijo:

SERA QUE ESTOS RETROGRADOS PIENSAN QUE LA INSTITUCION ES PARA ELLOS ROBAR COBRAR SIN TRABAJAR ACUMULAR PRESTACIONES Y MARCHARSE A DISFRUTAR SU VEJENTUD VIENDO EL MIERDRO QUE ELLOS DURANTE 30 AÑOS DE SECUESTRO DE LA UNIVERSIDAD HAN CAUSADO?????????’

PATRIA dijo:

LA FAPUV ES EL MAXIMO CLAN ES EL CARTEL MAYOR DE LAS MAFIAS Y DEL SISTEMA QUE ESOS AMARILLOS TIENEN EN LA UNIVERSIDAD VENEZOLANA TODO UN SISTEMA Y SUBSISTEMA DE VCIOS Y CORRUPTELAS QUE FUNCIONAN A SU CONVENIENCIA.
A VECES ME PREGUNTO ¿QUE APORTE HAN DADO ESTAS PERSONAS EN SUS PSEUDOTRABAJOS Y QUE DE INVESTIGACION QUE NO SON MAS QUE TRABAJOS DE ASENSO PARA GANAR GANAR MAS COBRE NO IMPORTA QUE COÑO SEA LO QUE INVESTIGUEN. ENTONCES CABE PREGUNTAR SI TODO ESOS TRABAJOS DE ELLOS SON ESTIERCOL DE BUENA CALIDAD ¿QUE CARAJO ES LO QUE APORTA LA UNIVERSIDAD VENEZOLANA? ¿HA SOLUCIONADO PROBLEMAS ACTUALES EN EL PAIS?