Inicio » Avances, Nacionales, Judiciales y Seguridad

Contra el acaparamiento y la usura

Indepabis decomisa 70 sacos de cemento por venta especulativa

31 marzo 2011

El producto era vendido a un 400% por encima de su precio real. Por ello, al comercio se le aplicó el artículo 112 de la Ley para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios

Foto/Archivo

El Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis), decomisó 70 sacos de cemento en la ferretería La Mansión del Oeste, ubicada en la avenida Sucre de Catia, en Caracas, luego de detectar la venta de este producto tipo A a precios especulativos.

Durante una inspección, el organismo detectó el ilícito en los precios del cemento, que era vendido a un 400% por encima de su precio real.

En el citado comercio, se ponía en venta el producto a 35 bolívares cuando el precio justo es de 8,35 bolívares.

Por ello, se aplicó el artículo 112 de la Ley para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios y se le impuso una multa de 100 Unidades Tributarias.

Por su parte, el material decomisado será distribuido a los consejos comunales al precio establecido en Gaceta Oficial.

Asimismo, Augusto Montiel, presidente del Indepabis, señaló recientemente que los funcionarios del organismo supervisarán los establecimientos que distribuyen estos materiales para evitar el sobreprecio y el acaparamiento.

“El especulador es quien está acaparando y triplicando el precio de los productos como el cemento y cabillas. El Gobierno garantizará que los productos lleguen a los precios regulados”, sentenció Montiel.

Fuente/AVN
Texto/CO
1 Comentario
William dijo:

Al compatriota Augusto Montiel, no solo debe aplicar esos esfuerzos en caracas, tambien en el interior, especificamente ciudad Guayana, dese un paseo para que constate como especulan descaradamente las ferreterias en la ciudad y ROBAN al usuario y encima dicen que si no lño quieren se lo compremos a Chavez!!! Mano dura contra estos vagabundos especuladores y ladrones, ya que no se le puede aplicar otro adjetivo.