Inicio » Avances, Nacionales, Poder Popular, Salud Pública, Multipolaridad

Teresa Forcades aboga por la salud como derecho

Más de 50% del presupuesto de la OMS es financiado por el capital privado

21 agosto 2012

La médica y teólogo española denunció que las transnacionales farmacéuticas se aprovechan de su posición de dominio para traficar con la salud de la población

Más de 50% del presupuesto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es financiado por el capital privado, manifestó la médica y teóloga española Teresa Forcades.

“Tengo información de que la fundación del dueño de Microsoft, Bill Gates, es un importante aportante, por mencionar un ejemplo. Son datos escandalosos. Las corporaciones privadas está imponiendo su criterio en unas instituciones que deberían estar subvencionadas por organismos públicos”, alertó la hermana benedictina que visitó Venezuela para participar en el primer encuentro internacional sobre la espiritualidad liberadora y dictar varias conferencias a las comunidades en Caracas y el interior del país.

Cerca de 90% de los recursos que se invierten en investigación se destinan a 10% de las enfermedades que padecen la población mundial. En orden de prioridad, mencionó la disfunción eréctil, el insomnio y la obesidad. “Esto es inmoral y antiético”, sentenció.

“La gente debe abrirse a cosas que antes resultaban imposibles. Lucho por decir mi verdad abiertamente, no tengo miedo de expresarme libremente”, dijo la religiosa al participar el domingo 19 de agosto en el conversatorio sobre ética vs. capitalismo en la Fundación Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), en Caracas.

Forcades critica el capitalismo desde los presupuestos de la ética. Su ecuación es muy simple para calificar el capitalismo: ganar lo más posible con lo menos posible que cueste producir. Ante esta lógica, antepone la de Santo Tomás de Aquino: En caso de necesidad extrema, la propiedad privada no existe.

“Soy médica, teóloga y monja benedictina y he estudiado los crímenes de las grandes compañías farmacéuticas transnacionales. Esa fue mi primera aproximación de manera sistematizada y en profundidad a lo que significa pensar la actividad económica dentro de la lógica que tiene como prioridad la máxima utilidad posible y las consecuencias que tiene esa visión en el ámbito de la vida como la salud”, explicó Forcades.

“Creo que es fundamental que la salud sea un derecho, como en Venezuela, y no una mercancía que se compra y se vende”, enfatizó la madre al mencionar como ejemplo la pandemia de la gripe triple A. “Para combatir esa enfermedad se creó una vacuna a la que me opuse, porque tenía muchos problemas. Fue pensada como un negocio, pero como estábamos en una emergencia sanitaria mundial le dieron la patente a cuatro empresas en el mundo, cuando deberían estar produciéndola todos los laboratorios del mundo, por tratarse de una peste mundial”, sostuvo la religiosa.

Lo lógico y moralmente necesario no ocurrió, se lamentó Forcades. Las cuatro empresas mantuvieron el monopolio de la producción y cambiaron la composición de la vacuna para hacerla más barata y ganar más. “Eso le permitió producirlas de una manera más rápida, porque tenía menos antígeno y responder a la fuerte demanda”, denunció la médica española.

APOYO A LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA

Destacó que mientras en España se recortan los beneficios sociales, en Venezuela se aumentan

Forcades expresó su admiración por el presidente Chávez ante su decisión de enfrentar la explotación de las empresas transnacionales: “Es uno de los pocos gobernantes capaz de ofrecer una alternativa al capitalismo deshumanizado que opera hoy día en Occidente. Solo por este motivo merece ser tomado en consideración”.

Considera que en Venezuela se hacen esfuerzos por construir una sociedad con sensibilidad social. Eso es fundamental para una persona que sea cristiana y con conciencia. Contó que esa visión no es divulgada por los medios españoles, sino que se presenta con una connotación negativa. “Cuando me entrevistaban y me pronunciaba positivamente sobre el presidente Hugo Chávez, las declaraciones no eran reflejadas”, recordó.

Forcades dijo que en España se está desmantelando el Estado de bienestar: “Aunque esa prosperidad fue producto de la expoliación de los países del Sur, mi país ocupaba en el año 2000 el puesto siete de la ONU en el ranking de la salud. Ese se viene tirando por la borda, para poder pagar la deuda privada que representa 80% del total de las acreencias del país”.

Otro de los dramas de la sociedad española son los desahucios a la gente. Los sacan de sus apartamentos, explicó Forcades, porque están desempleados y no pueden pagar la renta o la hipoteca, lo que contrasta con la realidad venezolana, donde se están incrementando los beneficios que el Estado distribuye mediante las misiones (los programas sociales).

Conoce de primera mano el programa de salud pública venezolano Barrio Adentro, y notó cómo gracias a este proyecto los venezolanos que nunca habían tenido acceso a la asistencia sanitaria ahora tenían la oportunidad de contar con médicos muy cerca de sus casas. “También he oído hablar de un programa de suministro de medicamentos de manera más económica (Farmapatria), porque facilita el acceso a los medicamentos a bajo precio y de manera justa”, resaltó.

El nuevo reto de Venezuela es fortalecer su industria nacional de medicamentos, porque si no los fabrica, estará retroalimentado a esas corporaciones depredadoras, concluyó la hermana benedictina.

PARTIDARIA DE LA TEOLOGÍA DE LIBERACIÓN

La madre Teresa Forcades es conocida por sus posturas en favor de la solidaridad con los más desfavorecidos y las feministas. Ha enarbolado la teología de la liberación como “lo más original y fundamental del cristianismo. No se puede hablar de Dios sin hablar de la realidad de la justicia social”.

En 2007 visitó por primera vez Venezuela para conocer las transformaciones que se registrarán en el país. Al igual que la Revolución Bolivariana, la renovación de la Iglesia tiene que llegar desde las bases, porque desde arriba nunca ocurrirá.

Forcades estudió Medicina en la Universitat de Barcelona y en el año 1992 se trasladó a los Estados Unidos a completar sus estudios en los hospitales de la Universidad de Nueva York (Suny at Buffalo) y consiguió el título de especialista en Medicina Interna (1995). Tras obtener una beca de la Universidad de Harvard, se trasladó a Cambridge donde se graduó como Master Divinitas en 1997.

Después de profundizar sus estudios médicos, en 1997 ingresó a la Orden de San Benito, congregación religiosa que está regada por todo el mundo. “Me sorprendió descubrir en mis estudios que Carlos Marx había estudiado teología. El fetichismo de la mercancía y el dinero son términos que lo extrae el filósofo alemán del viejo testamento para proponer su teoría de la alienación”, reveló.

T/ Manuel López
F/ Loel Henríquez
1 Comentario
Elizabeth dijo:

Este articulo es muy importante que lo lean muchas personas, me parece magnifico.
Supe que estaba en Venezuela por la radio del sur, pero mucha gente ni se entero, creo que debe haber mas difucion.