Inicio » Nacionales, Economía

El empresario indicó que la crisis es una oportunidad para invertir

Nelson Quijada: Gobierno debe darle continuidad a los anuncios

22 febrero 2016 | 1 Comentario

El Estado debe dirigir los subsidios a quien los necesita y quizás aumentarlos, porque en las actuales circunstancias se está perdiendo el esfuerzo estatal, consideró el presidente de Coposa

Los anuncios del presidente Nicolás Maduro en materia económica deben ser el inicio de un conjunto de acciones urgentes, a las que se le deben dar continuidad y concreción, de manera de ofrecer respuestas a la población, manifestó el presidente del Consorcio Oleaginoso Portuguesa (Coposa), ingeniero Nelson Quijada.

“Tenemos la esperanza de que estos anuncios sean el principio de un conjunto de acciones continuas, hasta lograr adecentar la economía. Aumentar la gasolina a seis bolívares y quedarse quieto otros 20 años, no tiene sentido. Tenemos que ir adecuándonos, porque las actuales tarifas todavía siguen siendo un negocio fabuloso para los contrabandistas”, apuntó el empresario venezolano.

Esto debe ir acompañado de un conjunto de políticas sociales dirigidas a la gente que no dispone de suficientes ingresos para hacer frente a la nueva escala de precios de los productos de la cesta básica. “El Estado debe atender a ese segmento importante de la población y garantizar que esas misiones lleguen a los menos favorecidos, no que se desvíen. Lo que está pasando es que ese esfuerzo gubernamental se están perdiendo”, aseveró el ingeniero venezolano.

Insistió en que las acciones deben considerarse como un inicio, pero no la solución para los problemas. Quijada ha participado en mesas sectoriales con los ministros de Alimentación y Agricultura Productiva y Tierras, con la finalidad de impulsar el aparato productivo y buscar la normalización de la actividad económica.

SITUACIÓN DE INVENTARIOS

Estimó que los volúmenes de inventarios de años pasados no se pueden alcanzar ante la actual disponibilidad de materias primas, pero los empresarios desean mantener las plantas operativas, aunque no se alcance la capacidad operativa normal en las líneas de producción.

La actual coyuntura tiene un conjunto de aristas, pero en lo que atañe a Coposa hace un esfuerzo productivo, como cree que lo están haciendo las empresas del país. Porque si se mantienen activas y siguen invirtiendo, a Quijada no le parece que no estén comprometidas con la nación.

Aseguró que el principal problema que afrontan las empresas es la comercialización, porque están produciendo para un mercado que no es normal, sino que está “desquiciado”. Eso según el industrial, se aprecia en las colas de la gente que se ven agolpada en los supermercados para adquirir productos de la cesta básica.

La idea es que se ataque el flanco de la distribución en los establecimientos, porque si persisten esas colas, por más que las empresas produzcan o se traigan productos de afuera, no hay ambiente para que la gente “actúe racionalmente”.

LA COMERCIALIZACIÓN

En su criterio, aunque el Gobierno ayude a tener las materias primas a tiempo, y se incremente la fabricación de productos, -lo cual ve posible si se materializa un acuerdo entre Gobierno y empresarios-, no se logrará normalizar el consumo, si lo que se despacha a los mercados populares y supermercado, no dura en los anaqueles cinco minutos.

“Eso es muy grave y el Gobierno tiene la mayor responsabilidad, para ir hacia una solución. Las compras compulsivas y el bachaqueo han contribuido con lo que está sucediendo”, puntualizó el ingeniero venezolano.

Consultado sobre la solución de esta problemática, indicó que son distorsiones que no se corrigen en un día, se requiere un tiempo. Una de las causas puntuales es el control de cambios, que no es nuevo en el país, pero en los actuales momentos ha causado un diferencial muy grande, con respecto a los precios en Colombia y países vecinos.

En años anteriores, cuando se aplicó el control de cambios, no solo en este siglo sino, en el siglo pasado, este desbalance se sentía en la frontera, pero ahora se ha generado una brecha mayor y se ha extendido a todo el país, explicó el empresario privado.

PRIORIZAR LO ECONÓMICO

Es necesario superar la barreras que pone lo político, para avanzar en lo económico. Se deben dejar de lado las diferencias, para que todos: oposición, Gobierno y los distintos sectores de la sociedad piensen en la economía. “Las soluciones son múltiples, variadas, pero si digo que eso no sirve y no presento propuestas, nos estancamos. Lo que no se puede hacer es hablar, hablar y hablar y no hacer nada”, cuestionó el presidente de Coposa.

En su criterio es necesario efectuar reuniones sectoriales de manera de tratar la problemática específica a cada rama productiva. Mezclar en una mesa a distintas áreas de la producción, difícilmente logrará un acuerdo, son problemáticas y prioridades diferentes.

En su criterio se deben evitar las reuniones multitudinarias, cuanto se trate de buscar propuestas. “Celebro las acciones del presidente y la franqueza en decir las cosas, pero no debemos quedarnos ahí. Se debe continuar con el tema económico y debe ser lo más importante en la actual coyuntura, como lo ha remarcado el Primer Mandatario”, apreció.

Aseguró que se sorprendió con las cifras que presentó al país el Jefe de Estado. Estimaba un ingreso de divisas por las exportaciones de petróleo bajo, pero nunca pensó que hubieran descendido tanto, para alcanzar solo a 77 millones de dólares en el mes de enero.

TEMA PRIORITARIO

Corresponde al Ejecutivo dirigir las acciones económicas, pero es necesario el concurso de todos los sectores de la sociedad, ratificó el empresario.

“A nadie le sorprende lo que está sucediendo en los establecimientos públicos, porque se sabe que ocurría hace muchos meses”, aunque acotó que no es solo exclusivo de los establecimientos del Estado.

“Este es un problema de seguridad nacional prioritario”, agregó y reiteró que no se soluciona solo con producción, aunque se trabaje al cien por ciento de la capacidad, es necesario corregir las distorsiones en la comercialización.

EL “FACILISMO”

Los desequilibrios en los precios es parte del problema, aunque no es el único. Los productos regulados son muy atractivos para la población, especialmente para la de menores recursos, pero eso está siendo aprovechado por un grupo de personas cada vez más numerosa, que convirtieron eso en un sistema de comercio ilegal.

“Cada vez es más difícil conseguir productos con precios regulados. Me parece que la mayoría de la gente los adquiere a otros costos. Es un negocio fabuloso para los que se lucran con ese negocio. Esa situación es necesario adecentarla, porque se puede hacer milagros en la producción, pero seguirán las colas y en eso el sector privado no puede hacer mucho, prácticamente nada”, apuntó el ingeniero.

Indicó que la gente que trabaja no puede hacer la cola, lo que se traduce en un “castigo “ para esas personas. “Se está creando una nueva clase social que vive del facilismo que genera el bachaqueo. Si se acreciente aún más, seguramente creará problemas, porque cuando se intente eliminar pudiera generarse reacciones desproporcionadas”, alertó el empresario.

A QUIÉN SE SUBSIDIA

Quijada sostuvo que esta distorsión tiene otras implicaciones, porque en las cafeterías no falta la leche, ni el café, como en las polleras no falta el pollo. “Estoy seguro que lo consiguen por los caminos verdes. Tampoco en los restaurantes deja de faltar la comida. Definitivamente hoy el que más tiene es el que más comida consigue”, asestó el empresario.

En su opinión, el abastecimiento de comida en los sectores de clase media hacia arriba no hay problema, las dificultades están en los sectores “de abajo”. “El problema de distribución de comida lo sufren la clase media baja y los pobres. Ahí es donde la olla está hirviendo”, alertó.

Los subsidios son buenos si van dirigidos a quien los necesita, pero si son indiscriminados como sucede actualmente en el país se generan desbalances. No se puede subsidiar al que vive en un barrio de Caracas, como el que vive en el Country Club, eso está pasando con el tipo de cambio, ejemplificó Quijada.

“Se deben dirigir los subsidios a quien los necesita y quizás aumentarlos. Es un trabajo enorme que tiene el Estado ahí, porque hay mucha contaminación, tanto en el sector público como en el sector privado”, apreció el titular de Coposa.

T/ Manuel López
F/ María Isabel Batista y Joel Aranguren
1 Comentario
RAFAEL COLMMENARES dijo:

AQUI EN GUAYANA HAY QUE REVISAR TODOS LOS CENTROS DE ABASTECIMIENTOS DE ALIMMENTOS

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000