Inicio » Avances, Nacionales, Alimentación

Niñas y niños del Simoncito del Fuerte Tiuna aprenden sembrando en su casa de cultivo

25 febrero 2016 | Haga un comentario

Además de abastecer el comedor, la cosecha permitió disponer de excedentes que se expendieron entre los padres de los estudiantes y personas del desarrollo habitacional de la Gran Misión Vivienda Venezuela

El Centro Educativo Nacional Simoncito Fuerte Tiuna (CEIS) efectuó un operativo de distribución a los padres y representantes de las alumnas y alumnos y la comunidad aledaña de 120 kilos de pimentón cosechados en el huerto de la institución, en la que los infantes fueron protagonistas de la jornada.

La iniciativa de miembros de la comunidad y el apoyo técnico de la Fundación de Capacitación e Innovación para Apoyar la Revolución Agraria (Ciara) hicieron posible esta cosecha. “En el mes de mayo de 2015 comenzamos a trabajar en conjunto en la idea, se acondicionó la terraza del Simoncito y en noviembre se inició la primera siembra del pimentón”, indicó Danyela Castillo, directora de la institución de educación inicial.

Las niñas y niños de la institución participan del proceso como una actividad lúdica, pero a la vez de aprendizaje, mientras que el trabajo de siembra y cuidado del huerto corresponde a la brigada formada ellos mismos, personal del Simoncito, y los habitantes del desarrollo habitacional de la Gran Misión Vivienda Venezuela, con el acompañamiento del Ciara.

“Ellos crearon su semillero en recipientes desechables y recibieran charlas del Ciara, igual que los miembros de la brigada. Después que retoñaron las semillas se trasplantaron en la azotea en el huerto. Los escolares participaron en la actividad de siembra y en la de mantenimiento de las matas de manera que aprendan haciendo. Se hace en grupos pequeños para garantizar la seguridad de los infantes”, explicó Castillo.

El 15 de febrero se efectuó la primera cosecha para abastecer al comedor y al personal de la institución. El martes 23 se realizó la segunda cosecha y ayer se vendió. “Esto forma parte del programa de agricultura urbana, denominado casas de cultivo, que lleva adelante el Gobierno del presidente Nicolás Maduro. Nosotros le dimos el acceso en el Simoncito al personal del Ciara y ellos se montaron en la tarea de poner a funcionar el huerto”, contó la directora.

PRECIO SOCIALISTA

Ayer se efectuó una jornada de expendio en la mañana, en la que también participaron los infantes en el patio del Simoncito, en la que se vendió el pimentón al precio solidario de 400 bolívares por l kilo.

El Simoncito creó una brigada ecológica formada por los papás de los alumnos y el personal de la institución que está prestos a contribuir con trabajo voluntario a este “ejemplar “ proyecto. “Siempre estamos poniendo el granito de arena para mantener la casa de cultivo que abarca 250 metros cuadrados”, agregó Castillo.

Entre los planes está la de sembrar tomate, lechuga, ajo cubano, cilantro y otros. Para cumplir con este objetivo se ha dispuesto de un pequeño lote de terreno disponible en el Simoncito para llevar adelante el proyecto, explicó Grace Madriz, técnica del Ciara, asignada a este proyecto.

El huerto fue donado por el Fondo para el Desarrollo Agrario Socialista (Fondas) que instaló el vivero con mallas y el techo de fibra de plástico, además donó las plantas de pimentón. En un área de la terraza que abarca más de 250 metros cuadrados, en la que están en plena producción 1.296 matas de pimentón, detalló la facilitadora.

Madriz explicó que se ha logrado obtener un fruto de calidad porque disponen de buenas condiciones ambientales para obtener una buena cosecha. “Si se quiere productividad es necesario crear un ambiente propicio, por eso se instalaron las mallas para controlar el viento , las plagas, el techo para dosificar la energía solar y un adecuado mantenimiento”, indicó la técnico del Ciara.

Además se dispone de un sistema de riego por goteo que riega los materos en los que está sembrada cada planta. “Todo el sistema de la casa de cultivo fue provisto por le Fondas, de manera que los niños se familiaricen con la actividad agrícola. Hay mucho de trabajo de sensibilización con ellos”, aseveró Madriz.

El ciclo de pimentón, según la variedad y la técnica de manejo, está entre 90 y 120 días. Una vez cumplido ese período se comienza a cosechar, manifestó Madriz, orgullosa del trabajo realizado con los infantes y la comunidad educativa.

T/Manuel López
F/AVN

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000